Webnovel

349 Un juego peligroso.

_Por que no dices nada? pregunto Onmali a Elisa mientras jugaba con su cabello.

_Creó que debería irme pronto. Lo miró a los ojos y después le dijo.

_Solo será un beso y listo.

El sonrió con malicia.

_Si ami amor solo uno, que piensas de mi propuesta? no crees que deberías de pensarla sólo un poquito?

El se acerco a ella que su nariz estaba pegada a la de ella.

Elisa sentía que queria besarlo, no negaba que los labios de Ommali eran realmente seductores eran carnosos podría morderlo sin remordimiento. Lee tenia los labios delgados se comenzaba a confundir ella misma pero por que Estaba pasando esto?

Ommali tomo la iniciativa pego sus labios con los de ella, y ella se dejo, mientras el comenzaba a morderle la boca con delicadeza ella comenzaba abrió su boca, un pequeño beso se convirtió en un beso apasionado, la respiración de ambos se comenzaba agitar, y el comenzaba acariciar las piernas de ella, llevaba un vestido arriba de la rodilla algo colgado color negro con blanco de tirantes, Ommali no desaprovechó la oportunidad de acariciar el cuerpo de ella menos cuando ella ya no decía nada, Elisa comenzaba a disfrutar esa sensación de peligro y adrenalina, fue hasta que en su mente vino la palabra psicología. y se dio cuenta que por culpa de las palabras de Lee estaba siendo manipulada. Se aparto rápido de Ommali se paro de sus piernas y luego lo cacheteó.

_Bien ya tienes lo que querías.

_Eso dolió, como te atreves hacerme esto?

Ella se dio la vuelta, y el la abrazo por detrás. diciéndole así oído.

_Vamos mi amor se que también quieres estar conmigo, aun sentía esa extraña sensación de seducción en ella y si queria estar con él, pero tenia fuerza de voluntad.

_No olvidado y sueltame que te puede pasar lo de la ultima vez.

El la soltó y se relajo, estaba excitado su miembro lo delataba, ella lo miro y no disimuló lo que miraba.

_Te gusta? seria mucho mejor adentro y disfrutarlo no sabes cuanto placer recibirias.

_Estas enfermo, me voy por que ya me canse de ti.

Elisa camino rápido y Lee iba saliendo de la casa solo de lejos saludo a los padres de Ommali, y fue cuando la señora se le acerco y la saludo.

_Hola querida, como estas? oye Lee que hermosa es tu amiga.

Elisa lo miró algo desconcertada y dijo.

_Amiga? ok, mucho gusto señora, mi Nombre es Elisa Whitte y si, soy amiga de su hijo.

_Cuantos años tienes? si no es indiscreción?

_Ah... no se preocupe tengo la edad suficiente 28 años claro.

_Que bien, una edad muy buena, Ommali aun es soltero por si te intereza...

_Madre que haces! que estas diciendo!! le grito Ommali a ella ya con una bata de baño, puesta.

Elisa al verlo recordaba el beso que se dieron se sentía como una maldita por que Lee ya Estaba asu lado, pero se sentía más furiosa al saber que Lee engaño a la señora diciéndole que era su amiga.

_No hay problema la señorita es soltera, Lee nos dijo que son amigos, ustedes 3.

Ommali estaba algo confundido, pero solo sonrió.

_Claro somo amigos, no es así querida? Elisa queria matarlos a los dos y enterrarlos juntos ya este jueguito la estaba cansando.

_Podría ser, si por que no! la señora tiene razón, ya le conseguiremos una novia así hijo no se preocupe, bueno espero que le gusten las mujeres.

Todos comenzaron a reír más el padre de Ommali que dijo.

_Mira nada más, escuchaste eso Martha? no soy el único que piensa que el es Gay.

Ommali se molesto mucho, más cuando la mujer de sus sueños decía eso de él.

_No me haz dado la oportunidad de demostrarte lo contrario dijo él.

_Veo que hay algo más aqui dijo Lee.

Elisa miró a Lee con fuego en los ojos.

Lee cuando vio eso sabia que, tenían que ir se, si no ella comenzaría a delatarlos a los dos y esto no acabaría bien.

_Bueno nos vamos fue gusto conocerlos, dijo ella.

_Puedes venir cuando quieran, eres hermosa en serio. Disculpa mi nombre es Martha y el de mi esposo es Warrer.

_Un gusto.

_Nos vamos dijo Lee, hasta pronto los vemos Ommali cuidate luego hablamos.

_Si adiós les veo luego, se dio la vuelta y se metió a su casa. Ommali con una sonrisa picara sin que nadie se diera cuanta le guiño el ojo a Elisa.

Ella ya estaba en su punto de no retorno ya con ganas de matar a alguien. Y comenzó a caminar Lee la siguió y le abrió la puerta del auto y cuando se subió el sintió la mala vibra, en el camino el silenció era descomunal.

_Mi amor se que estad furiosa pero piensa lo... sabes... ella lo interrumpió diciéndole.

_No tengo nada que pensar...vete al demonio tu y tus juegos.

_Elisa sabes que jo es por gusto, que paso contigo y Ommali? te dijo algo?

Ella pensó en cada palabra que le dijo pero no dijo más.

_Nada que importé.

_Ok. Bien me llamaron mientras estaba ahí, me dijo el asistente de Kim Cho que su misma hija le consiguió el tratamiento, para que esa maldita rata viva un poco más, dijo que lo hace para pasar más tiempo con él.

_Eso es una estupidez, ella solo quiere la herencia de él, lo sé además ella es igual a él, ambiciosa la investigué bien, no creas que es u ángel, más bien es un demonio.

_Ya sabes caras vemos corazones no sabemos. Nimodo tendremos que jugar con esto, por eso te pido que lo hagas.

_No haré nada, ya deja de decirme eso, me molesta que me tires a otro hombre como si fuera la única solución. También puedo ser una mujer sola lo fui hace años no creas que fui como tu, dándole rienda suelta amis deseos.

_Ok, ok mejor paró aqui que se , que el único que fallo más fui yo lo acepto ok.

_Bien!! ya no hables me duele la cebeza.

Lee solo dejo de hablar y manejo en silencio, Elisa se durmió pensando en los besos de su futuro amante.

Next chapter