Webnovel

358 Juegos de azar mujeres y vino.

Una botella de vino frío llevo Lee a la habitación una cama enorme con sabanas negras de seda, estaba en medio de la gran habitación y donde Elisa estaba acostada sin ropa, habían tenido un momento de intimidad, pero eso no era suficiente para Lee.

_Me imagino que esto aun no acaba, le dijo Elisa a Lee mirándolo con un brillo especial en sus ojos.

_Ya sabes que apenas vamos comenzando con nuestra noche, por eso traje de este vino dulce para ti, y ya sabes seco para mí.

_Bien quieres que las cosas sean más intensas aún? acaso usted quiere que...Lee se acerco a ella y quedo pegada casi en su boca y comenzó a decirle de una manera seductora y excitante.

_Si eso quiero, quiero que me dejes sin aliento y que al rato ni pueda levantarme, que me domes como sabes hacerlo, que controles está fiera que esta apuntó de salir, recompensame como solo tu sabes hacerlo mi amor.

_Entonces, dame más vino quieres?

Cuando terminaron de brindar comenzaron su acción, En su ultima ronda ya un poco cansados, Elisa estaba encima de Lee, el disfrutaba sus enormes pechos naturales dotados aun más por la maternidad, cada envestida era aun mas intensa y Lee comenzó a decirle en medio de su excitación.

_Eli, Eli, Ah... si sigues así acabaré muy pronto baja vamos dale a tu hombre un momento de respiro, ella bajo su velocidad y comenzó a besar su cuello el acariciaba sus piernas y su espalda y la jalaba más adentro de él, Elisa mordió a Lee en el cuello el disfrutó de esa mordida que le provocó dolor y placer a la vez, mordía también el lóbulo de su oreja le decía de manera dulce.

_Correte de una vez, que quiero todo de ti mi amor. Empezó sus movimientos más intensos Lee ya gemía estaba en su punto de quiebre.

_Joder me corro, que rico me llevas al limite de mí... más sigue mi amor ya casi dios... ya!!! Elisa arqueo su cuerpo hacia atrás mientras el se venia en ella, también ella se corrió se acerco asu boca y lo mordio ese dolor le encantaba a Lee, sentía en todo su cuerpo la tensión de un orgasmo largo y lleno de placer, luego ella recorría cuello en besos y mordidas y jugaba con su manzana, Lee sonreía ante eso, aun no ácababa su corrida en ella, ella metió su pecho en la boca de él, que él recibió con deleite la apretó más sus caderas hacia él, y con poco aliento le dijo.

_Muevete un poco suave, aun no acabó bien.

_Lo se sigues como un mástil querido, dame todo de ti.

_Si dejame sin nada llevatelo todo.

Sus movientos suaves pero intensos comenzaron de nuevo a tomar más ritmo.

_Si, así vamos más, más mi amor ah.. sii ah... Lee miraba el cielo.

_Ya ah... que rico Lee te siento todo mi amor.

_Ah... Ah... mmmm siii... Lee ahogó su gemido en los pechos de Elisa, y ella lo jalo del cabello sentía otro orgasmo su cuerpo se tensaba más, y fue ahí donde sentía que el miembro de Lee dejaba de tener fuerza. Paso su lengua por los labios de Lee y luego lo beso apasionadamente, unos minutos después que recobraron el aliento ella preguntó.

_Te gusto mi señor?

Lee seguía con los ojos cerrados, y una sonrisa apareció en su boca, con sus labios inchados y que le dolía por las mordidas.

_Eres la única mujer que me lleva al ci ielo y me baja al infierno, te disfrutó tanto, el sexo contigo es matavilloso mi amor. Estoy más que complacido estoy totalmente satisfecho.

_Bien que bueno, estabas muy desatado alguien tenia que domarte, duerme que no podrás levantarte por la mañana.

_Te amo Eli, la abrazo y se quedaron dormidos.

Por la mañana era un escandalo la prensa saco fotografías de Lee con otra mujer en una playa, habían artículos que decían la infidelidad de él y de Elisa con otro hombre, todo era un caos. Los medios solo hablaban de eso.

11am Elisa abrió los ojos cansada, se dirigió a ducharse, se sentía mas viva, Lee seguía durmiendo profundamente, ella sabia que el se levantaría muy tarde.

como no llevo ropa se puso una camiseta blanca larga que le cubría un poco el trasero, y un bóxer negro que le quedaba ajustado.

Camino a la cocina y comenzó a preparar el desayuno, ya estaba listo cuando alguien toco la puerta, ella no queria abrir, pero seguían tocando el timbré, se arriesgo y miro por la pantalla de la cámara.

Una mujer de cabello pelirrojo estaba ahí, no era fea, era bonita, Elisa la observó y vió mucho su insistencia y decidió abrir la puerta cuando la abrió la chica se quedo mirándola con asombró. La chica hablo y preguntó.

_ Disculpe buenos días, aqui vive el joven Lu?

Elisa la miraba aunque se veía bonita era un cero a la izquierda para ella.

_Quien lo busca?

_Soy Ángela, necesito hablar con él.

_Mmm sobre qué? dijo Elisa.

La chica se sentía algo intimidada, jamás pensó que una mujer hermosa le abriría la puerta, y menos con tan poca ropa, se veía atractiva y desafiante a la vez, sensual y sexy y no llevaba maquillaje.

_Sabe yo... yo dormí con él... dijo valientemente la chica.

Esas palabras no pasaron desapercibidas ante Elisa, el humor de Elisa cambió ante tal declaración.

Next chapter