Webnovel

1 Capítulo 1: Tres Años Después Del Divorcio

—Disculpe, pero no contratamos a mujeres mayores de treinta años aquí—le dijo impacientemente el gerente del restaurante a Xia Xinghe mientras la echaba.

Mientras Xia Xinghe se alejaba con indiferencia, escuchó al gerente murmurar: —¿Quién querría patrocinar mi negocio si tengo una mesera vieja y fea?

Xinghe frunció el ceño ligeramente. ¡Tenía pensado darse la vuelta y decirle al gerente que solo tenía veinticinco años!

Sin embargo, se detuvo cuando vio su reflejo en la ventana a su lado.

Su rostro había perdido juventud, y el brillo que adornaban sus ojos hacía mucho que se había apagado. La figura demacrada, el cabello seco, la cara arrugada y la ropa anticuada le habían agregado, al menos, diez años a su apariencia.

Se dio cuenta que se había convertido en una mujer vieja en los últimos años, ¡a pesar de que realmente tenía solo veinticinco!

Xinghe sonrió amargamente cuando las dificultades de los últimos años invadieron su mente. Mientras arrastraba su cuerpo cansado lejos del lugar, notó que un automóvil se detenía detrás de ella.

La llegada del lujoso Maybach no pasó desapercibida por el gerente del restaurante.

—¡Señor Xi, bienvenido, bienvenido! —dijo el gerente servicialmente.

Xinghe detuvo abruptamente sus pasos.

 —Mubai, ¿puedes acompañarme a comprar ropa después de esto? Hoy es la llegada de lo nuevo de Chanel —dijo Chu Tianxin con recelo mientras descendían del auto.

Sus manos estaban entrelazadas alrededor del brazo de Xi Mubai.

Mubai la miró y respondió con un breve: —¡Eh!

¡Solo esa sílaba petrificó a Xinghe en seco! Antes de que pudiera detenerse, giró lentamente la cabeza. ¡Y sus ojos se fijaron en el hermoso rostro de Mubai! Tenía que ser él…

Xinghe no podía haber previsto que se iban a encontrar así tres años después de su divorcio. Estaba tan demacrada, tan abatida por su mala suerte.

Él todavía era el mismo, muy por encima del resto. Tianxin, a su lado, también era tan elegante y digna, como lo era hacía 3 años. Los dos, finalmente, habían terminado juntos.

Incluso ahora, sin ella en el panorama, ¿era realmente eso una sorpresa?

—¿Xia Xinghe? —dijo Mubai cuando la vio.

La incredulidad se notaba claramente en sus ojos. La expresión de Tianxin cambió ligeramente y se quedó sin aliento.

—¡Oh por Dios! ¿Eres realmente tú, Xia Xianghe? ¿Qué te pasó?

Xinghe salió de su ensimismamiento, giró rápidamente la cabeza y murmuró: —Te has equivocado de persona.

Se dio la vuelta para escapar apresuradamente.

No había manera que los enfrentara hoy a los dos. Ninguna mujer estaría dispuesta a enfrentar a su ex esposo millonario y a su hermosa ex rival en tan despreciable estado. ¡Especialmente, no después de que los encontrara a los dos juntos!

La comparación entre el ganador y el perdedor era simplemente demasiado obvia.

Mubai alcanzó a Xinghe y gritó: —¡Xia Xinghe, detente ahí mismo!

En el momento en que su mano le agarró el brazo, ella gritó, como si la hubiesen pinchado.

—¡Déjame ir! ¡No soy Xia Xinghe, realmente no lo soy!

Estaba totalmente concentrada tratando de escapar de Mubai, por lo que no notó que un auto estaba acelerando por la calle. Finalmente, se libró y atravesó la calzada.

—¡Xinghe, ten cuidado! —gritó Mubai, pero ya era demasiado tarde.

El auto se estrelló contra Xinghe. Xinghe aterrizó de cabeza e, instantáneamente, quedó noqueada.

Cayó en un largo sueño…

Next chapter