Webnovel

1 Capítulo 1 – Una Diva Reencarnada

Xia Ling abrió sus ojos y la cara de una extraña apareció frente a ella.

La joven inclinada sobre ella, la miraba mientras se ponía un vestido de bailarina blanco. La joven la llamaba ansiosamente, pero sólo luego de algún tiempo, Xia Ling logró descifrar lo que trataba de decirle.

—¡Xingling! ¡Xingling!, ¿Estás bien? ¿Te sientes mal?

—¿… Xingling?

—¿Quién es Xingling?

No conocía aquel nombre, mucho menos ese rostro frente a ella y aquella voz. Xia Ling estaba aturdida. Estaba segura de que ella no era a quien llamaban "Xingling", tampoco conocía a la joven con cara de preocupación frente a ella.

Su cabeza daba vueltas.

Pensó que estaba muerta. Cuando cortaron la electricidad del escenario, alguien la empujó. Antes de poder reaccionar, cayó de lo alto del escenario sobre una barricada fría y dura de concreto. Una barra puntiaguda de acero punzo su cabeza al caer. Había sangre y residuos de cerebro salpicados por el piso.

¿Pero qué es esto frente a sus ojos?

La joven continuaba llamándola, sin embargo, Xia Ling, ya no quería escuchar. Volteó su cabeza para mirar a su alrededor.

Bajo la suave iluminación, seis u ocho lindas jóvenes hacían estiramientos, giraban y saltaban graciosamente o practicaban su rutina bajo la supervisión de un instructor. Esto era… un estudio de baile.

Mientras miraba a las bailarinas a medida que pasaban, vio su propio reflejo en el espejo.

Veía a una joven un tanto frágil de unos 15 o 16 años, acurrucada en una esquina de la habitación. Tenía un cabello largo, suave y sedoso, un rostro limpio y delicado, vestía el mismo traje blanco de bailarina como las otras jóvenes en la habitación. Era una extraña. Ciertamente, esta no era quien ella era antes. Xia Ling, la diva de la industria musical.

Xia Ling estaba en estado de conmoción.

Recordó haber leído algunas novelas de moda que estaban en la web, eran sobre resurrección.

¡¿Podría ser… que ella había resucitado? ¿Volvió a nacer en el cuerpo de una extraña?! ¿Qué es esto? 

A medida que internalizaba lo que le sucedía, la joven que estaba antes a su lado, llamó a alguien. Preocupadamente y dijo: —Entrenador, venga rápido a ver a Xingling. ¡No ha dicho una palabra desde que despertó! ¿Le sucede algo?

—¡Ah! ¿Qué podría sucederle? —El hombre a quien ella llamó entrenador, miró a Xia Ling con desdén— Oye, Ye Xingling ¿otra vez estás fingiendo estar mareada? No me puedes engañar. Levántate y continúa practicando tu rutina. En Skyart Entertainment no nos faltan aprendices. Estamos terminando los exámenes del mes. Si terminas en el último lugar otra vez, serás expulsada definitivamente.

Entonces, Ye Xingling es mi nombre —pensó Xia Ling.

Espera. Ese no es el punto. El punto es... ¿Ye Xingling es una aprendiz de Skyart Entertainment?

Xia Ling había escuchado sobre esta prestigiosa compañía. Puede que no sea tan reconocida como Imperial Entertainment, la compañía para la cual trabajó en su vida previa, era considerada como un establecimiento de primer nivel en la industria del entretenimiento. Skyart Entertainment, como muchas otras compañías, invertía en el cuidado de los aprendices, los sometían a estrictas sesiones de entrenamiento, exámenes y eliminatorias. Sólo los afortunados podrían debutar como artistas.

Y, ahora, Xia Ling era una de esos aprendices.

¿Cuándo fue la última vez que fue un aprendiz?

Xia Ling sintió un poco de amargura. Un pequeño dolor atravesó su cabeza, hizo que sus recuerdos se tornaran difusos. Aún recordaba los luminosos días de verano, hace años atrás, los enormes ventanales del estudio de baile del Imperial Entertainment, los rayos de sol mezclados con el aroma de las flores, y…

El hombre quien siempre le sonrió cálidamente y que la adoraba…

—¿Estás bien Xingling? ¡¿Xingling?! 

La preocupada voz de la joven, trajo de vuelta a la realidad a Xia Ling. Inclinando su cabeza, vio la cara de la misma joven que había estado previamente a su lado. La miraba sin parpadear, su cara estaba fruncida por la preocupación.

Luo Luo.

Sin darse cuenta, el nombre de la joven le vino a la mente a Xia Ling. Pronto los recuerdos compartidos entre Luo Luo y Ye Xingling, lentamente comenzaron a fluir en su mente. No obstante, antes de que pudiese descifrarlos, Luo Luo dijo con voz clara: —¿Xingling… te sientes mejor? ¡Di algo! ¡No me asustes!

Frotó su sien para aliviar el pequeño dolor de cabeza, diciendo: —Estoy bien, Luo Luo. Gracias.

—Siempre y cuando estés bien —Luo Luo sonrió felizmente. Inmediatamente corrió a un dispensador de agua cercano, llenó un vaso de papel con agua, y se lo dio a Xia Ling. —Ven, bebe un poco de agua. La próxima vez, no te excedas con la rutina ¡Sabía que no estabas actuando! ¡Casi me da un infarto cuando te desmayaste!

Su exagerado interés perturbaba a Xia Ling.

En su vida pasada había otra persona así de inocente y desprevenida. Esa persona era su hermana menor, Xia Yu. Xia Ling la había considerado como un tesoro precioso. Le había brindado toda su confianza y dedicación, pero al final, la traicionó completamente.

No quería vivir esa situación otra vez.

Por lo tanto, silenciosamente se distanció de Luo Luo y dijo: —Estaré bien luego de descansar. Primero ve a practicar tu rutina.

No obstante, Luo Luo movió testarudamente su cabeza, y firmemente dijo: —Debes cuidar tu cuerpo. ¡Esta es la tercera vez que te desmayas este mes! Sé que quieres pasar el examen, pero...

Se mordió el labio, dudando continuar.

Xia Ling sonrió. Sabía a dónde quería llegar Luo Luo. La dueña original de este cuerpo, Ye Xingling, había estado en el último lugar durante los exámenes por dos meses consecutivos. Si Ye Xingling no mejoraba su posición esta vez, tendría que hacer sus valijas y marcharse. Esta era la razón por la cual Ye Xingling estaba tan desesperada, practicando hasta desmayar una y otra vez, lo cual le preocupaba a Luo Luo.

¿Probablemente la dueña de este cuerpo murió de agotamiento?

Xia Ling se lamentó. ¿Qué pensará Luo Luo cuando se dé cuenta que Ye Xingling no era la dueña del cuerpo?

Aun así, el examen que trataba de pasar Ye Xingling era muy fácil para ella. El tiempo desde su muerte hasta su reencarnación era como un largo sueño. Los conmovedores movimientos de baile que previamente poseía estaban arraigados en su memoria. En su vida pasada, los había usado para fascinar al mundo. Usarlos en esta vida, para pasar un examen de aprendiz sería fácil.

Al mirar la cara de sufrimiento de Luo Luo, le brindó una sonrisa relajada y dijo: —No te preocupes, conozco mis límites, No bailaré hasta desmayarme, creo que ya logré dominar algunas de las técnicas claves. Esta vez, mostraré una mejoría en el examen.

—¿En serio?

—Si, en serio.

La expresión de preocupación de Luo Luo se acentuó mientras dijo: —Entonces, ve y descansa. Yo iré a practicar mi rutina.

Xia Ling miró como Luo Luo se unía al grupo de aprendices, y respiró con alivio. Hablar con alguien así de inocente le recordaba a su buena hermana Xia Yu. Y, también a aquel hombre.

Esos recuerdos eran cicatrices grabadas en su corazón.

Movió su cabeza, tratando de alejar esos dolorosos recuerdos. Descifrar los recuerdos de Ye Xingling en su mente era lo más importante ahora. Sin más preámbulos, silenciosamente se levantó y caminó hacia la salida.

Nadie trató de detenerla. Todos los aprendices estaban concentrados en su rutina. De vez en cuando uno o dos la miraban. Sin embargo, pretendían ignorarla o la miraban con desprecio. Un fracaso predestinado por eliminatoria, ¿quién le apostaría a ella, sólo la inocente Luo Luo?

A Xia Ling no le preocupaba su actitud. Los altos y bajos que experimentó en su previa vida la habían hecho acostumbrarse a la dura realidad de las relaciones humanas. Este pequeño desdén por parte de los aprendices era demasiado insignificante como para sacarla de su centro.

Buscó un lugar silencioso para sentarse y descifrar todo lo que tenía en su mente sobre Ye Xingling.

Next chapter