1 Capítulo N° 00001 - El Servidor que Barre

Comienza un nuevo día y Yang Kai despierta. Tomó la escoba que estaba en la esquina de la pequeña habitación y salió. De pie en la puerta principal, se estiró un poco. Levantó la vista, vio el amanecer en ese cielo gris y cerro sus ojos mientras respiraba profundamente. Disfrutó de ese breve momento de paz, antes de volver a abrir sus ojos para comenzar a barrer el piso.

Vestido con ropas simples, resaltaba su soledad y sus años de aislamiento. A pesar de realizar una tarea de menor rango, Yang Kai tenía una expresión meticulosa y su recta columna como una jabalina era prueba de ello. Barrió de forma tranquila, pero con cierto sentido de elegancia. Con solo una rotación de su muñeca, la escoba se movía sin esfuerzo y el polvo se elevaba a su alrededor, provocando un espectáculo casi mágico.

Sin embargo, Yang Kai estaba frustrado, los otros discípulos que habían entrado al mismo tiempo que él, lo superaban, alcanzando Etapas más altas. Todos habían entrado al edificio principal, presentando sus respetos con miras al futuro. Lograr solo la Tercera Etapa del Reino Cuerpo Templado en tres años no podía considerarse bueno o malo, simplemente era algo mediocre. Indefenso, Yang Kai solo puede continuar barriendo en el patio exterior, trabajando duro.

La competencia entre los discípulos de esta secta es despiadada. Los fuertes son lideres y los débiles son eliminados. Es la ley de la selva. Esta regla es seguida activamente por todos en el "Pabellón Cielo Alto". En otras sectas es posible competir amigablemente, crear lazos fraternos y trabajar junto con otros para conseguir el mismo objetivo. Pero en esta secta, los lazos son falsos. Los compañeros son utilizados. La única forma de hacerte más fuerte es pasar sobre los cuerpos de los demás.

Este estricto sistema es muy bien conocido por toda la Gran Dinastía Han. Aunque el Pabellón Cielo Alto no posee tantas tierras, la naturaleza brutal de sus discípulos les ha otorgado un poder insuperable. Esto se debe también a la habilidad que posee cada discípulo, son similares a un tigre; cuando están fuera de la secta, nadie se atreve a provocarlos.

Existe una regla en el Pabellón Cielo Alto: pueden entrar a la secta con catorce años, los primeros tres años son considerados la "fase de prueba". En estos tres años a todos los discípulos se les proporciona comida, ropas y refugio. Durante este periodo si son capaces de superar el Reino Cuerpo Templado, podrán ingresar a la corte interior para presentar sus respetos a los Ancianos y convertirse en sus discípulos. La regla no impone un maestro, el discípulo puede elegir practicar por su cuenta, aunque se entiende que es más fácil aprender de uno. En ese sentido, esta regla tiene cierta libertad y flexibilidad. Por otro lado, si no puede abrirse paso en este Reino, puede abandonar la secta o ser degradado a un "discípulo de prueba".

¡Yang Kai es un discípulo de prueba, y es conocido como la vergüenza del Pabellón Cielo Alto!

A diferencia de estar en la fase de prueba, a los discípulos degradados no se les proporcionan comida, ropas y refugio. La Secta no desperdicia sus recursos en basuras. En este estado, es casi imposible avanzar. La única forma de superar esto es aumentar el nivel de cultivo rápidamente. Solo entonces la secta les permitirá un intento de convertirse en un discípulo ordinario". El Pabellón Cielo Alto cuenta con tres mil discípulos. De ellos puedes contar con los dedos de tus manos la cantidad de discípulos de prueba. Aún así, Yang Kai cree que eventualmente podrá convertirse en un discípulo ordinario, aun no se da por vencido.

Intentar sobrevivir como discípulo de prueba en la secta, es similar a intentar alcanzar el cielo. Si tomamos de ejemplo a Yang Kai, podemos ver que la cabaña en la que vive actualmente, fue construida por él. Ni siquiera tiene tiempo para reparar los agujeros en el techo. Cuando llueve se filtra he inunda la habitación. Él debe comprar su propia ropa y recoger su propia comida. Él es el responsable de todas sus necesidades. Además su pequeña cabaña esta ubicada en el lugar más remoto y deshabitado de la secta. En general, con este sistema tan horrendo, es difícil de soportar. Esa es la razón de que existan tan pocos discípulos de prueba. La mayoría de los que fracasaron al intentar atravesar el Reino Cuerpo Templado, prefirieron irse. Yang Kai se quedó.

Unos meses antes, cuando fue nombrado discípulo de prueba aceptó un trabajo para mantenerse. Convirtiéndose en un pequeño sirviente de la secta. Pero simplemente barrer para ganarse la vida, es difícil. Muchas veces sintió frió o hambre, pero esté es el camino que había elegido. A pesar de todo no se rindió. Él había hecho un juramento, y debía cumplirlo. Eso es lo que un hombre hace. En su mente, había un concepto de dureza: "si no golpeas una pared de ladrillos, nunca entenderás lo que significa ser duro".

•••

El cielo comenzó a iluminarse mientras barría. Estaba empapado de sudor. Aunque barrer no requiere mucha energía, el no alimentarse bien y el constante movimiento lo tenía en un pobre estado físico. De cada tres comidas, dos quedaba con hambre.

Poco a poco, un grupo de discípulos lo rodeó. Estos se habían despertado temprano, no para cultivar, sino que para mirarlo. Tenían un gran interés en Yang Kai, como si mirasen una belleza desnuda. Un sabor dulce como el que produce el jugo de la carne parecía flotar frente a ellos. Había una atmósfera competitiva y tensa en quienes lo rodeaban. Mirándose con cautela, todos tenían una mirada hostil.

Alguien entre la multitud habló en voz baja: "Es mucha gente, ¿no es un poco excesivo?"

Fue en ese momento que alguien más respondió: "¿Crees que puedes caminar por este sendero? Nadie quiere que te quedes"

Esa declaración hizo que quien hablaba al principio se avergonzara. Ya que todos sabían por qué estaban aquí. Todos esperaban que llegara ese momento. La fecha limite estaba por llegar. Si pudieran conseguir fondos, esto también es cosechar. Yang Kai entendió naturalmente lo que pasaba, pero su expresión nunca cambió. Lo desafiaban cada cinco días, seis veces al mes. Él ya estaba acostumbrado, nada de que preocuparse. también notó que el número de personas frente a él había disminuido, probablemente el resto no llegaba aún.

•••

Mientras lo menospreciaban, él hizo la vista gorda y continuó barriendo. Después de un tiempo, la gente a su alrededor aumentó gradualmente, ahora habían entre treinta y cuarenta personas. Yang Kai se detuvo de repente, se sentó en el suelo. Lentamente respiró el aire y comenzó una breve meditación intentando recuperar resistencia física. Ante este movimiento, quienes estaban a su alrededor lo rodearon, dejando a Yang Kai en el centro. La atmósfera se tenso, dificultando la meditación. Nadie se miraba, todos estaban enfocados en él. Si alguien mirara desde afuera, pensaría que estaban contemplando a un experto, ¿por qué tantas personas rodearían así a otro? La verdad es que todos los que estaban a su alrededor eran más fuertes que él.

"Yang Kai. No hay necesidad de molestarte. ¿Por qué no solo te acuestas obedientemente en el suelo para que pueda golpearte y ahorrar algo de tiempo?" Al verlo así, uno le habló con desdén.

"¿Cuánta energía puedes restaurar en la Tercera Etapa del Reino Cuerpo Templado? De todos modos perderás, así que ¿para que sigues perdiendo el tiempo?"

"Escúchame Yang Kai, por favor, piensa también en los sentimientos de tus hermanos. No somos como tú, después de jugar contigo tenemos que ir a practicar"

Como Buda, Yang Kai hizo oídos sordos. El tiempo continuó pasando, de repente sonaron las melodiosas campanas de la Torre. Llegó a los oídos de los discípulos que le rodeaban, sorprendiéndolos. Las campanas sonaron nueve veces, y desde el este salió el sol. Comenzaba un nuevo día. La respiración de todos se tenso, impotentes hacia Yang Kai mientas se levantaba lentamente. Tomó su escoba y miró a todos quienes le rodeaban.

"¡Elígeme, hermano Yang!" Gritó una persona. "¡Yo golpeo ligero, no te causare dolor!"

"¡Basura! Elígeme, seré misericordioso. Terminaré contigo con un puñetazo y prometo que todos dejen de perder el tiempo contigo rápidamente"

"Elígeme..."

"Elígeme..."

Era muy clamoroso, al igual que en un mercado donde los vendedores intentan vender y compiten por quien tiene el producto más fresco.

"Yang Kai, recuerda que puede elegir a tu propio oponente" Gritó alguien.

Rápidamente, levantó su escoba y la lanzó hacia el cielo. Todos la miraron, llenos de expectación, mientras esperaban que cayera, oraban "elígeme, elígeme". La escoba giró varías veces en el aire y luego cayó al suelo con un fuerte estruendo, para no moverse más. La cabeza de la escoba señaló de la multitud a un adolescente corpulento. Esté se rió a carcajadas y se apresuro a decir: "Compañeros, este hermano ha ganado esta batalla hoy, espero que no me culpen"

"¡Maldito bastardo con suerte!" Dijo uno celosamente.

"¿Por qué no me has elegido? ¡He venido aquí todo el mes! Yang Kai, ¿haces esto a propósito?"

"¡Ni lo menciones, yo llevo tres meses viniendo y ni una sola vez fui elegido!"

"Vaya Hermano, eres mucho más miserable que yo"

"No soy miserable en absoluto, al menos podremos ver un buen espectáculo"

Ambos hermanos se miraron, sonriendo en secreto en sus corazones. En el patio, los otros discípulos se habían alejado, dándoles espació a Yang Kai y al otro corpulento adolescente, ambos se miraban.

"¡Discípulo de prueba Yang Kai, de la Tercera Etapa del Reino Cuerpo Templado!" Yang Kai se presentó a su oponente.

"¡Discípulo ordinario Zhou Ding Jun, de la Quinta Etapa del Reino Cuerpo Templado!" Se presentó el fornido adolescente.

En el Pabellón Cielo Alto, los discípulos son clasificados de acuerdo a sus aptitudes. De abajo hacia arriba están; los "discípulos ordinarios", "discípulo de inferior base", "discípulo de élite" y "discípulo central". Zhou Din Jun dijo ser un discípulo ordinario, lo que significa que tiene que presentar sus respetos a un maestro, pero aun no ha sido aceptado en el patio interior. Un discípulo del Reino Cuerpo Templado con un maestro, debería significar que estaría en la cima de los discípulos de interior base. Así mismo los discípulos de élite, son seleccionados de lo mejor de los de la inferior base. En cuando a los discípulos centrales, son tratados con la esperanza de ser el futuro del Pabellón Cielo Alto y por lo tanto, se cultivan en consecuencia.

Esta asombrosa jerarquía de la secta, aunque parece irracional, estimula a los discípulos más jóvenes a un feroz sentido de competencia, siendo la base fundamental de la secta. Está es la razón principal por la cual Yang Kai luchá contra innumerables personas. Está es otra regla del Pabellón Cielo Alto; "la regla del desafío".

Next chapter