1 El Comienzo

Soy Ainhoa o también conocida como Noa, de pelo negro y ojos grises, alta, delgada, de cuerpo esbelto y con 16 años para 17, dentro de unos meses.

Estudio en un instituto público a sólo 5 minutos de mi casa, tengo pocos amigos ya que no soy muy popular y mis calificaciones son muy buenas. Todo en mi vida es un poco caótico, mis padres murieron en un accidente de avión y ahora es mi tía la que me cuida, si se puede llamar así, lo único que le interesa son mis notas y escuchar un excelente por parte de mis profesores. No es ninguna tía ejemplar pero me da comida y techo además de muchísimo espacio. Puedo salir a todas las horas y volver cuando yo quiera, le puedo decir que estoy en casa de una amiga y me quedo a dormir y ella no se molesta en absoluto y eso a mi edad es la libertad hecha persona.

Pero no he venido aquí a hablar de como mi tía Isabel me cuida, lo que yo os voy a contar es lo que marcó mi vida por completo...

Era un 29 de Septiembre y llevaba pocas semanas en 1 de Bachillerato, me había tocado una clase ejemplar y de muy pocas personas, con las cuales me llevaba bien con todas y cada una de ellas, estaba tan tranquila en mi pupitre hablando con mis amigas.

-¿No es raro que el profesor no aparezca ya?

-Shhh María no lo invoques.

-Oh vamos chicas es nuestra tercera clase con este profesor, no creo que falte ya.

Entonces un profesor desconocido para nosotros entro a la clase y se sento en su silla dejando muchísimos papeles en la mesa.

-Disculpen alumnos pero el profesor Javier Frínn no ha podido venir.

En ese momento me quedé mirando a Maria y Paula las cuales se reían mientras me señalaban.

-Shh el profesor esta intentando hablar.

-Como bien sabéis, al ser las primeras semanas no hay nada de tarea asignada así que esta hora será libre, no armeis mucho escándalo por favor.

El profesor se sento y empezó a garabatear en la pila de papeles, guarde el libro y mi archivador junto a mi estuche en la mochila, me gire hacia Paula y sonreí.

-¿Y que hacemos?

-A ver chicas contadme todo.

Me gire hacia atrás y allí estaban Miguel y Jorge.

-Ye te contamos todo el otro día Miguel no seas pesado.

Nos empezamos a reír y si estos eran mis 4 mejores amigos.

Somos como los invisibles en el instituto.

-Hey ayer probé un juego nuevo online, es de lo mejor tenéis que probarlo.

-¿Como se llama?

-League of Legends.

-Se busca por google y se instala ¿No?

-Si, es sencillo y rápido tiene unos gráficos aceptables pero lo mejor es que son partidas de 5 personas contra otras 5.

-Hmmm muy interesante, ya me conecto a Discord esta tarde y me explicas como va.

-Yo también me pongo.

Sonreí a Jorge y volví a hablar con las chicas.

(...)(...)(...)

Tire la mochila al suelo de mi habitación y cogí el plato de macarrones con nata que me había dejado mi tía antes de irse a trabajar, tengo toda la tarde libre y la casa sola, me senté frente al ordenador y me puse a ver una película mientras comía, al terminar mientras metía el plato y el vaso al lavavajillas escuche la típica melodía de llamada de Discord.

-¡Ya voy!

En realidad no se por que grito si no me escuchan, corro de nuevo hacia mi habitación y me pongo mis cascos mientras conecto el micro.

-Hola.

-Al fin me coges la llamada, ya estamos todos conectados date prisa en descargarte el programa.

-Si si ya voy.

Tecleo el nombre del juego rápidamente en google y me sorprende ver la cantidad de imágenes de campeones, todos ellos preciosos a su manera, mientras descargo el programa me dedico a ver imágenes.

-¿Puedo elegir el campeón que quiera?

-Justo antes de empezar la primera de tus partidas te ponen delante a los 200 campeones y escoges uno, se queda para siempre contigo los demás puedes comprarlos por Pi o Rp.

-¿El que yo quiera?

-Si.

Estaba ante la imagen de un ave de hielo con diferentes grabados en sus plumas, parecía tener magia.

-El ave, como se llama el ave de hielo.

-Te refieres a la crio fénix, es Anivia.

-La quiero.

Se hizo un silencio entre los tres, Miguel y Jorge parecía que no habían aceptado muy bien el hecho de que Anivia era para mi.

-Deberías empezar por alguno más fácil, por lo que tengo entendido Anivia es una mid laner difícil de usar.

-Aprenderé lo más rápido.

Cuando la instalación ya estaba finalizada mire el icono en el escritorio y le di doble click, enseguida empezó a ejecutarse el programa y la música se mezclo con las voces de mis dos amigos, ahora venía el nombre de invocadora con el cual todo el mundo me conocería.

-Saphira00

-¿Sa que?

-Saphira00, Jorge es el nombre de mi yegua con mi número favorito doble.

-Okay ye te hemos agregado,¿preparada para tu primera partida?

-Claro.

Nos metimos los tres a una misma sala dejando bien claro quien iba en cada línea escribiéndolo por chat, al buscar y encontrar partida solo copiamos y pegamos lo más rápido posible, sí había conseguido ser mid y ya tenía las caras de 200 campeones pero no me costó nada encontrar a mi pequeña CrioFenix.

Le di a fijar y un escalofrío me recorrió cuando escuche su voz por mis auriculares "sobre mis alas" fue lo único que dijo, pero tenía una voz aterciopelada y muy suave.

-¿Te gusta mi campeona Vero?

-¿Es una sirena?

-Se llama Nami, es una support bastante buena y me encanta su modo de juego.

-Es muy bonita Miguel, aún que se nota muy agresiva para ser un support, por lo que me habéis contado ellos mueren por sus adcs.

-Y ella o más bien nosotros lo hacemos.

-Ahh.

-El mio es un Nasus, enorme verdad.

-Es un dios egipcio ¿no? Es muy bonito y parece muy fiero.

-Solo espérate al Late y verás la magia.

Mire la pantalla de carga mientras los enemigos salían encima de nuestros cuadrados de invocador, por lo que Miguel y Jorge me iban diciendo mi primera partida era contra una orianna, solo tenia que tener cuidado con su bola y lo demás venía solo...

Cada partida tenía una duración diferente, depende del nivel y lo que sabes en línea, por suerte el juego salió ayer en la madrugada a Internet y nadie sabe controlar perfectamente a su campeón.

Los controles van directos al teclado Q,W,E,R son los mandos para atacar, luego tienes números para hacer tu propia build y comprar cosas en la tienda, la Q de Anivia era una bola de hielo, la cual la tiraba hacia delante y si impactaba contra un campeón enemigo lo aturdida, la W era más bien de defensa Anivia construía un muro de hielo que no dejaba pasar a ningún campeón, su E era como una flecha de hielo que hacía daño y su R era un círculo el cual tenía una tormenta de nieve y hielo dentro de el y hacia mucho daño.

-¿Me ayudáis a tirar la segunda torre?

-Date prisa no creo que quiera encontrarme a ese Jax.

-Si, si tranquilo.

La partida paso entre risas y varias jugadas buenas, a los 30 minutos habíamos destrozado todas sus torres e íbamos a por el nexo, en dos segundos todo había acabado me alegre al saber que había ganado mi primera partida con Anivia.

-¿Otra?

-Va dale.

Me fascinaba el conocerla un poco más en cada partida, ya no a mi campeona si no sus formas de atacar, la rapidez de sus ataques y su movilidad depende que objetos.

Poco a poco la tarde se nos fue, me alegraba de que mis amigos hubiesen contado conmigo para este juego...