Webnovel

1 Capítulo 1 — ¡No trates de romper tu promesa! (1)

Era el final del verano y el sol era agradable mientras un BMW rojo pasaba volando a toda velocidad por la carretera.

Dentro del coche, la voz de regaño de Qiao Mu sonó.

—An Xiaxia, ¿cuántos años tienes y sigues persiguiendo celebridades? ¿Puedes dejar de ser una tonta enamorada? Oye, ¿puedes oír lo que te estoy diciendo?

—Mmm... Espera un segundo, ¡estoy en medio de una guerra! Déjame terminar de pelear y luego hablaremos, jaja —respondió una voz dulce y suave.

Qiao Mu la miró con una hermosa pero despreciativa mirada antes de girar ferozmente el volante y estacionar su coche a un lado de la carretera. Entonces ella instruyó:

—Voy a ir a mi compañía a hacer algo. Sé buena y espérame aquí, no huyas por ahí.

An Xiaxia ni siquiera levantó la cabeza, pero contestó con "mmm" varias veces y continuó luchando con algunas personas en Weibo mientras insultaba y atacaba a los fans del enemigo, el grupo ídolo Noche Estrellada.

Sus delgados dedos volaron durante mucho tiempo hasta que ella soltó un respiro como si se hubiera librado de una pesada carga.

Jum, si ese era el llamado grupo de ídolos más popular, ¿por qué el nivel de poder de sus fans sólo era de 5?

Sin embargo, sólo se alegró durante unos dos segundos cuando, de repente, el coche tembló de forma dramática y violenta. La pequeña cara de An Xiaxia, mientras observaba con sus propios ojos cómo el coche se movía hacia atrás, estaba conmocionada. En el espejo retrovisor, An Xiaxia prácticamente quería llorar ante la escena, pero no tenía lágrimas.

Qiao Mu era en todo caso su prima, con quien había tenido una relación de amor-odio durante muchos años. Todavía podía soportar que a su prima le encantara conducir a gran velocidad incluso cuando sus habilidades de conducción eran malas, pero estacionar su coche en una pendiente lo estaba llevando a otro nivel. Debido a la inercia, el coche se deslizaba por la pendiente. La mirada aguda de An Xiaxia notó que detrás del coche había un Porsche brillante...

¡Pac!

An Xiaxia sólo podía ver horrorizada cómo los dos coches chocaban entre sí. En ese instante, An Xiaxia sintió que el mundo se había vuelto silencioso. Unos segundos más tarde, abrió torpemente la puerta del coche y salió para darse cuenta de la situación.

Por pura suerte, el coche sólo había rozado ligeramente el parachoques del otro coche, dejando una pequeña marca, mientras que el coche de su prima mayor definitivamente no había recibido ningún daño.

An Xiaxia echó un vistazo al Porsche. Las ventanas del coche eran de color negro, así que no podía ver nada en su interior. Sin embargo, nadie salió del coche, así que An Xiaxia dedujo que no había nadie en él...

Ella corrió rápidamente y usó su mano para frotar la marca.

«¿Ah? ¿No puede borrarse?»

An Xiaxia miró a su alrededor y vio que no había nadie cerca, así que se atrevió a levantarse la falda para frotarla. Sin embargo, aun así no pudo ser borrada...

«Se acabó...» Parecía que tendrían que pagar por los daños.

Después de dar el dinero, Qiao Mu probablemente no la invitaría a hacer una barbacoa hoy. Una vez que pensó en la triste vida en la que no podía comer carne, An Xiaxia arañó furiosamente las ventanas de cristal del Porsche.

En ese momento, la ventana negra comenzó a bajar y una voz baja y fría sonó.

—Señorita, ¿está segura de que no está loca?

An Xiaxia se congeló. «¡¿Había alguien dentro del coche?!»

Echó una mirada lateral al interior del coche y pudo ver a un joven sentado en el asiento trasero. Estaba vestido casualmente todo de negro y llevaba un gran par de gafas de sol negras.

An Xiaxia se sintió incómoda y dijo con un tartamudeo:

—Siento las molestias... Pero, ¿podría esperar a que llegue mi prima mayor? Ella discutirá la compensación con usted.

El joven se rio fríamente. El arco de sus delgados labios era inesperadamente atractivo cuando dijo:

—¿Eh? ¿Cómo piensas compensarme?

An Xiaxia sonrió avergonzada.

—Sólo rozó un poco... ¡¿Qué le parece doscientos?!

El joven la miró sin expresión alguna. An Xiaxia encontró su comportamiento desconcertante, así que le preguntó:

—¿Está descontento con algo?

—Acabo de confirmar mi primera impresión de usted. Señorita, está loca de verdad.

An Xiaxia se mordió el labio y no pudo resistirse a contestar:

—¡Usted es el loco, toda su familia está loca! Si la compensación con dinero no es suficiente, ¿qué más quiere? ¿Es posible que quiera que le pague en carne y hueso?

Next chapter