4 Nakama 2/2

Estaban en un café cercano al área de las pequeñas mazmorras, ese lugar en el que los puertas del anochecer eran varias se encontraba el segundo centro comercial de incursionistas más grande de EEUU, el centro comercial de la federación terrenal.

Era uno de los pocos lugares en los que se permitía ser abiertamente raro, teniendo gente con agallas u orejas de animal, cosas que deberían reprimir en la sociedad común aquí... bueno, al menos no te tirarían piedras.

Nuestros héroes se encontraban mirando una tarjeta de color negro sentada frente a cada uno, una para cada con la misma cantidad de dinero.

-Si les soy honesto, esta es la primera vez que consigo dinero en una mazmorra-. Henry lo dijo al tomar la tarjeta en su mano.

Irvin en cambio le tomó una foto mientras le preguntaba. -¿No que ya habías entrado con tu gremio?

-¿Qué parte de "pasante", no entendiste?

A diferencia de los 2 chicos, la católica castaña estaba sin ninguna reserva confundida, se quedo congelada mirando la tarjeta.

En lugar de preocuparse por ella él chico de la cámara le tiro una foto, eso sin embargo no la saco de su ensoñación.

Aburrido de mirarla así Henry la tomó de la oreja y le grito al oído. -¡Regresa con nosotros!

-¡Kiahhh!-. Miro a su alrededor aterrada y dijo. -¿Q-qué paso?

--Estabas perdida.

-¡Mentiras, mentiras y calumnias!

Cuando se calmaron pudieron conversar con calma.

Henry saco su teléfono y les dijo a sus 2 nuevos amigos. -Pásenme su WhatsApp, para hablar.

-Claro-. Irvin no tuvo problemas en dárselo, la que si tuvo fue Susan, pero por una razón muy distinta a la que esperaba.

-¿Wattsap?

Ambos chicos la miraron confundidos y no sabían que decir. Pero Irvin se recupero antes que el medio dragón.

-¿Al menos tienes teléfono, verdad?

-Obvio, no soy un animal-. Ella tomó su bolso y saco un Nokia.

--¡¡Ese es un pica hielo!!

La castaña se cubrió los oídos y se vio seriamente confundida por los gritos de sus compañeros de curso.

-¿No se porque se ven tan alterados? Me lo regalo mi papa hace mucho y no tiene golpes.

Él que le contesto fue Henry, y lo hizo con otra pregunta. -¿Tu padre esta muerta, en coma o te abandono?

-¡Por dios, no!

-Entonces no tienes excusas para tener algo tan viejo en este año, es un insulto al buen gusto-. Se paro de su asiento y dijo. -Vamos, hay una de claro cerca, te pagaré uno.

-No es necesario-. Ella trato de rechazarlo.

-No te estaba preguntando.

Esa fue la primera vez que Irvin y Susan se dieron cuenta del hecho de que era imposible rechazar a Henry.

Una sensación que sentirían de forma bastante frecuente.

--------------"Al Día Siguiente"--------------

El trío de protagonistas se encontraron de nuevo en su escuela, esta misma solo era la típica escuela secundaria gringa.

Era de hecho, bastante aburrida para los que habían probado la emoción de las mazmorras.

Y eso era algo que la normalmente pacífica Susan estaba experimentando.

-¿Cuando vamos a regresar a la mazmorra? He practicado mi pronunciación y vocalización, justo como dijiste.

Henry estaba escribiendo en su laptop mientras le respondía.

-Primero cálmate, estas sufriendo de lujuria del calabozo, el lugar tiene ese efecto en los que entran-. Antes de que ella pudiera preguntar él le mando un mensaje. -Hay un link para una investigación sobre esto, revísalo y usa alguno de los ejercicios para calmarte.

Ella hizo lo que le dijeron y no le prestó atención a las clases, ninguno lo hizo.

Desde que las raids a mazmorras se hicieron tan normales y los adolescentes con habilidades eran tan comunes las notas podían ser reemplazadas por una serie de puntos emitidos por la federación.

Con lo ganado del día anterior no necesitarían ni ir por una semana.

-¿Podemos faltar mañana? Todos sabemos que la escuela es inútil-. Henry termino de escribir mientras lo decía. -Ni mis padres creen que lo necesite, de hecho, solo vengo a la misma por presión social.

-Los míos... son algo cerrados, no creo que me dejen faltar solo porque si-. Susan estaba moviendo su mano derecha en círculos mientras trataba de escribir con la izquierda. -Esto es muy difícil...

Ambos chicos no escucharon a Irvin hablar así que se voltearon a verlo, y este estaba durmiendo. Y se dieron cuenta, que no era el único que se había dormido, era lo mismo con todos en el aula.

-Ok... esto no es normal, Susan saca tus implementos, yo llevaré a este idiota-. Henry tomo a Irvin y lo puso en sus brazos. -A mi espalda.

-Entendido-. Ella saco el libro de su mochila junto a la cruz y se subió en la espalda de su compañero. -Vamos.

-No te pongas sobrada, {Alas Fantasmales}.

De su espalda salieron alas purpureas etéreas, atravesaron a Susan y desaparecieron al momento siguiente, sin más fue a una ventana la pateo destrozando el metal y saliendo del aula.

Volaron por los cielos de la escuela y salieron del mismo, desde afuera se podía ver una barrera de color negro, pero Henry no dejo de ascender.

-¡Creo que ya es suficiente! ¡Ya estamos demasiado alto!-. Fue todo lo que podía gritar Susan por la velocidad a la que iban.

Él no le hizo caso mientras seguía. -Este tipo se abría despertado si ya lo hubiéramos hecho.

Unos segundos después el castaño despertó atontado.

-¿Hah, que pasa?

-Te desmayaste, junto a todo a kilómetros a la redonda y estamos a 30,000 pies del suelo, así que si alguno le tiene miedo a las alturas... pues se jodio-. El pelinegro se detuvo en su ascenso y vio como a pocos metros había otra barrera de color negro. -Y al parecer hay otro ataque de Evilus.

-¿Otra vez?

-Sip.

Susan tenía fuertemente cerrados los ojos mientras preguntaba. -¿Qué es Evilus?

--Ella no sale de su casa-. Lo dijeron ambos a la vez y el que le respondió fue Irvin.

-Son un grupo de personas con habilidades que hacen actos de terrorismo, en pocas palabras basura-. El saco su cámara y tiro algunas fotos a la barrera. -Lo raro es que cuando los cometen ni la policía ni los medios se enteran, y eso que es terrorismo a gran escala. Y aquí tenemos la razón, baja un poco.

Henry no tuvo problemas y descendió hasta que sus pies tocaron la barrera, como si fuera un Jesús blanco camino sobre la gran barrera.

-¿Se puede caminar encima?-. Irvin estaba por bajarse cuando Henry lo detuvo.

-No se puede, yo estoy aplicando Mp en las suelas de mis zapatos de forma constante para mantenerme sobre la misma, de lo contrario me hundiría en ella.

-Alguien vio mucho Naruto...

-Alguien caerá a 30,000 pies de altura si no sabe cerrar la boca.

Henry no tuvo problemas en seguir caminando por la barrera negra mientras discutía.

-Susan, en el libro que te di debe haber un hechizo de rastreó, úsalo en esta barrera, si damos información del paradero de los enemigos nos recompensarán.

La castaña asintió y sacó el libro, comenzando a recitar con calma.

-[Abre paso a la verdad, el que lo observa todo], {Laplace E'}.

Un mini mapa se desplegó frente a los 3 y se movió por varias áreas, eso duro unos segundos hasta que se confundieron.

Irvin, el único sin magia en el trío exclamó. -Creo que cometiste un error Sus'.

-¡No lo hice! … creo... aún no estoy muy segura de mi magia pero creo que lo hice bien...

-...-. Henry fue el único que no dijo nada, el sabia que el hechizo se hizo de forma espléndida, después de todo, "él" mismo lo escribió junto a la bruja más fuerte. -Vuelve a intentarlo, y sigue hasta que logres ubicarlas.

-¿Para que?

-Solo haz lo que te digo, ya lo entenderás.

Ella hizo lo mandado hasta que lo repitió, 12 veces.

Y ahí, todas las pantallas se normalizaron mostrando diferentes ubicaciones.

-Esto debe ser una broma...-. Irvin reviso la pantalla y fotografió cada una. -Todas son áreas de alta densidad poblacional, perfectas para ocultar cosas, debió costarles meses de preparación meticulosa armar una red tan compleja.

-Desde aquí no es nuestro problema, envíe la información a través de varios satélites en diferentes países para que no nos rastreen y ya tengo el dinero en una cuenta bancaria, larguémonos.

La única con problemas fue Susan. -¡Espera, ¿No deberíamos ayudar?!

-... duerme-. Sin más que decir Irvin y Susan cayeron en un profundo sueño. -No tengo idea de lo que "ellos" les ven de especiales, solo son corderos que siguen al líder.

Sin más se dejo caer en la barrera y fue a un hotel cercano rentando una habitación los dejo dormir.

Y en una silla él también se durmió.

Cuando despertaron, no estaban felices, sobre todo Susan.

-¡No puedo creer que nos noquearas y estés tan tranquilo con tu conciencia, eso no se le hace a los amigos!

-Soy tu amigo por eso lo hice, no deje que te involucrarás en una situación de extremo peligro, ni que enfrentarás a una organización de terroristas, soy tu amigo porque evité que hicieras una estupidez, es como si hubieras estado en una borrachera toda ida por el alcohol, como tu amigo evité que hicieras algo de lo que podrías arrepentirte.

El ni siquiera la miro mientras le contestaba.

Se paro de la silla y le dijo. -Vámonos, si quieres quejarte de mi hazlo, es una de las ventajas de estar vivo.

--------------"2 Días Después"--------------

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click www.webnovel.com/book/heretical-monster---alternate-saga_18731765005765205/nakama-2-2_50454672070199548 for visiting.

Eran las 8AM, y Henry estaba frente al edificio de principal de federación de incursionistas de Brooklyn. Dejo de mirar su teléfono cuando escucho a alguien gritar.

-¡Perdón! ¡Llegué muy tarde!-. Susan llego corriendo, y respiro exhausta.

-No te preocupes, mi madre me despertó temprano, así que llevo rato aquí, pero no te preocupes-. Susan solo pudo sudar nerviosa al oír la respuesta pasivo agresiva. -Como sea, Irvin esta tardando más que tu, ah, lindo look.

-Gracias, mi mamá y yo fuimos a comprarla.

-¿Compras ropa con tu madre?-. Susan comenzó a sudar nerviosa. -Yo también, aunque deberías comprar por ti misma, esta que tengo la compre yo solo.

-¿Que le paso a tu cabello? Debería ser purpura en las puntas...

-... estoy cerca de la maduración, es algo que pasa cuando eres un mestizo te pasa al llegar a los 18.

-Espera, ¡¿Hoy cumples años?!

-Sip, no es un gran día o una tontería así, eso es bastante exagerado, como la cuarta guerra terminando en el cumple de Naruto-. Saco su teléfono y le mostro una foto de un pastel de chocolate. -Cuando terminemos aquí este chico malo me estará esperando.

-Ya veo... pero, aun así, creo que es un día muy especial...

-Como dije no es la gran cosa, ya estamos en cuarto he iremos a la universidad, a partir de aquí la vida solo ira para abajo, no es algo que se deba celebrar, pero como hay pastel... estoy dispuesto a soportarlo.

-Lo dices como si nos hicieras un favor...

Antes de que siguieran hablando alguien más entro a la conversación.

-Si que son amigos, estoy algo celoso.

Henry le contesto bastante aburrido. -Para alguien que llega tarde tienes una gran boca.

-Eso dijo tu mama.

-¿Enserio? ¿Chistes de mama en 2020? Bro, eso es triste.

-No soy bueno con las respuestas, como sea, entremos.

-A ello entonces-. Antes de entrar miro al vacío. -Dejémoslo para el siguiente episodio.

Pero faltan cuatro paginas...

-He dicho que para el siguiente.

Bien... entonces en el siguiente episodio veremos el cuartel de la federación de incursionistas.

Maldito niño molesto...

Next chapter