3 Capítulo 3: ¿No Soy Una Buena Persona?

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Sin intención de revelar el extraño tatuaje en él, Hao Ren inmediatamente retiró su mano. De repente, la niña bonita estiró su mano nuevamente y la colocó sobre el estómago de Hao Ren como si intentase buscar algo.

—Estamos en público, ¿es realmente necesario que estés tocando mi estómago? —Golpeando su mano para que la retirara, Hao Ren se sintió indefenso. 

En ese momento, la multitud aún no se había dispersado por completo. Muchos seguían esperando a que algo pasara. El que una niña de esa edad usara medidas tan alarmantes para encontrar a alguien en una universidad hacía que los otros se imaginasen todo tipo de cosas.

—Ustedes dos, cualquiera que sea su problema, resuélvanlo en otro lugar —Ya que no era capaz de dispersar completamente la multitud, Zhao Jiayi intentaba encontrar otra manera de ayudar a Hao Ren.— Pequeña niña, ya encontraste a Hao Ren. Creo que debe haber algún malentendido entre ustedes dos. Él es Hao Ren, ¿cuál es tu nombre?

—Primero que nada, ¡no me llames niña pequeña! Y humph, ¿es él una buena persona? ¡No creo que luzca en absoluto como una buena persona! —Mirando fijamente a Hao Ren, la niña bonita exigió—: ¡No te irás de aquí hasta que me devuelvas lo que es mío!

(Recordatorio: la pronunciación de "Hao Ren" es muy similar a la pronunciación de "buena persona" en chino mandarín).

—¡Vale, vale! ¡Hablemos en otro lugar! —Hao Ren tomó a la niña bonita de la muñeca y se apresuró hacia el edificio académico.

Dado a que el entusiasmo e interés inicial se habían desvanecido, nadie intentó seguirlos. Tras un corto tiempo trotando, Hao Ren dejó ir la delicada y pequeña muñeca de la niña bonita y dijo: —Oh, por favor, ¿por qué tenías que causar una conmoción tan grande? Realmente no te he quitado nada.

—¿A quién quieres engañar? ¿Cómo explicas los patrones en tu muñeca entonces? —Con sus ojos fijos en Hao Ren, su expresión no mostró ninguna señal de querer rendirse.

—Esto tiene que ser lo que llaman la brecha generacional, tiene que serlo…—Observando a esta niña poco razonable que en apariencia era cuatro o cinco años más joven que él, Hao Ren sintió que no habría manera en que él la convenciera.— Primero, yo no tomé nada que fuera tuyo. Segundo, te salvé la vida ayer. No solo no fuiste agradecida, me golpeaste. Tercero, pusiste a toda la escuela en alerta y causaste un escándalo para encontrarme, ¿cómo se supone que viva aquí después de esto? —argumentó Hao Ren.

—Sólo devuélveme esa cosa y todo esto desaparecerá—continuó mirando fijamente a Hao Ren mientras repetía obstinadamente.

Su continua repetición de la misma exigencia había llevado a Hao Ren al borde de la locura.

—Ay… Como sea. Voy a comer —Abandonando a la niña, Hao Ren se dirigió hacia la Cafetería Clear Stream que era la más cercana al área académica.

Sin embargo, la niña bonita lo siguió de cerca y mantuvo su expresión facial de persistencia. Después de entrar en la cafetería, Hao Ren hizo la fila para comprar comida. La niña bonita todavía estaba adherida a él como goma de mascar, siguiendo cada uno de sus pasos. Incluso cuando Hao Ren sacó su tarjeta prepaga para café, ella tenía sus ojos adheridos a él.

—Realmente no sé qué hacer contigo…—Sacando nuevamente su Tarjeta Prepaga para Café, Hao Ren suspiró—: Chef, una orden adicional del combo de carne, por favor.

Mientras llevaba la bandeja con comida a la mesa, la niña bonita también llevó su bandeja y lo siguió de cerca. Al sentarse, ella se sentó justo enfrente de él. Ella copiaba ahora cada uno de sus movimientos. Tomaba un mordisco de su comida si él lo hacía; y cuando él dejaba de comer, también lo hacía ella.

—Hermana mayor… Te llamaré hermana mayor, ¿qué te parece eso? Yo realmente, realmente no te quite nada —Hao Ren no pudo evitar mirarla impotentemente. Ciertamente no se esperaba que semejante problema surgiese de su intento de salvar una vida.

—Tu tatuaje indica otra cosa. Es la mejor evidencia de lo que tomaste —La niña bonita insistió, negándose a quitar su mirada de Hao Ren incluso por un segundo.

—¿Por qué lo dices? —preguntó Hao Ren.

—Bueno, no puedo explicarte mi razonamiento… De cualquier manera, sé cómo un hecho que tú tienes mi cuenta. ¿En qué bolsillo la colocaste? Debería estar cerca de tu estómago, ¿cierto? Humph, más te vale que no me hagas requisarte —aseveró.

—¿Requisarme? ¿Cómo puede hablar tan autoritariamente una niña tan pequeña?... —Hao Ren le lanzó una mirada y siguió comiendo su comida.

También parecía que ella se había estado muriendo del hambre mientras esperaba a Hao Ren esta mañana, al ver como devoraba su comida a gran velocidad.

Aprovechando la oportunidad, Hao Ren alzó su cabeza y la observó en silencio. Se percató que la camisa blanca que estaba usando no era una camisa común. Aun cuando la camisa indicaba el espíritu vigoroso de una estudiante de secundaria, era más una camisa al estilo retro. El nudo en su pecho parecía una mariposa y adornaba su pequeño cuerpo perfectamente.

Igualmente, la parte inferior de su camisa estaba metida dentro de sus jeans, mostrando el agradable contorno de su delgada cintura. En conjunto con sus sandalias de madera al estilo idílico con patrón floral, Hao Ren se convenció de que esta chica tenía que provenir de un contexto extraordinario.

Particularmente, para alguien que estaba en el rango de edad de un estudiante de secundaria, el gesto casual de gastar quinientos Yuan tan despreocupadamente era definitivamente un gesto poco común entre los estudiantes de secundaria ordinarios.

En ese momento, la niña bonita levantó abruptamente su cabeza. Parecía haber notado que Hao Ren la estudiaba. Para ocultar su interés y sus pensamientos, Hao Ren bajó su cabeza rápidamente.

No hacía falta decir que la aparición de una niña tan adorable en la cafetería de una universidad había atraído la atención de muchos de los estudiantes de la misma.

—Ay, deben simplemente pensar que esta es mi hermanita…—Hao Ren se reconfortó a sí mismo.

—Es mejor que te vayas tan pronto como termines de comer. Ya qué recorriste todo el camino hasta acá por tu cuenta, tus padres deben estar preocupados —le dijo Hao Ren.

—Tan pronto me regreses lo que es mío, podré irme a casa sin ningún problema. Pero te advierto, si mis padres se enteran de lo que he perdido y deciden venir a ti a buscar eso ellos mismos, estarás en serios problemas —Repentinamente hablo de una manera calmada y relajada, con sus ojos fijos en Hao Ren. Sin embargo, sus palabras obviamente dejaban ver una amenaza subyacente.

Esta vez, sus comentarios casi causaron que Hao Ren se descompusiera. Honestamente él no tenía idea de lo que ella hablaba.

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-yerno-del-rey-drag%C3%B3n_12801631105390205/cap%C3%ADtulo-3-%C2%BFno-soy-una-buena-persona_35240366735155817 for visiting.

—Los niños de esa edad, frente a cualquier pequeño problema que consiguen siempre quieren involucrar a sus padres y así convenientemente poder esconderse detrás de ellos. Dicho eso, si sus padres llegan a involucrarse, esto se convertirá en un asunto muy engorroso para mí—Los pensamientos corrían rampantes en su cabeza.

Aun así, Hao Ren aún no creía haber tomado nada que fuese de ella. Salió sin llevar nada en él ayer. Después de su encuentro con ella, todo lo que había traído de regreso al dormitorio habían sido los dos mazos de cartas.

En cuanto a la cuenta de la que ella seguía parloteando, Hao Ren estaba utilizando un pijama sin bolsillos y un par de pantuflas en ese momento. ¿Cómo habría sido posible para él traer algo consigo? Debe habérsele caído en algún otro lugar.

Y en cuanto a los patrones verdes en su piel, de acuerdo con el doctor, eran una reacción alérgica causada por su consumo masivo de comida marina hace un tiempo atrás.

Sin embargo, a juzgar por su personalidad obstinada, temía que la familia de ella también creería que él le había quitado algo. Para ese entonces, ya no habría manera de explicarse. Pensando en esto, Hao Ren sintió que estaba desarrollando un ligero dolor de cabeza gracias al problema en el que se había metido al intentar salvar a alguien.

—Deja de seguirme. He dicho que no te he quitado nada, y eso significa que no te he quitado nada. Incluso si tus padres vinieran contigo, yo aún seguiría diciendo la misma cosa —declaró Hao Ren mientras se levantaba y tomaba su bandeja.

Luego de eso, devolvió la bandeja y salió de la cafetería. Aun así, al volver la cabeza se dio cuenta de que la pequeña niña todavía lo seguía.

Hao Ren decidió dejar de prestarle atención y caminó directo al edificio de la biblioteca mientras sacaba su identificación estudiantil.

Bip… El lector de tarjetas aprobó la verificación y la entrada al pasillo se abrió.

Ella quiso seguirlo al interior del edificio pero se le negó el acceso al cerrarse rápidamente la entrada.

Parado en el otro lado, Hao Ren hizo una pequeña despedida con su mano y caminó hacia el lobby de la biblioteca sin pensarlo dos veces. Estaba aliviado de haberse librado finalmente de ella.

—Vendrás a mí por tu cuenta —afirmó con confianza la niña bonita, parada desde el exterior del pasillo.

*En muchas culturas orientales se utilizan títulos familiares como una forma de referirse a las personas y mostrar el grado de respeto que se les tiene. Se pueden utilizar libremente sin necesidad de lazos sanguíneos reales. "Hermana mayor"índica que la considera como alguien de respeto o incluso superior a él mismo.

Next chapter