Webnovel

2 Capítulo 2: La Chica Bonita Pero Arrogante.

Justo mientras Zhao Jiayi y los otros en el dormitorio estaban haciendo predicciones de cómo ninguna chica le prestaría atención a Hao Ren en los próximos tres años, Hao Ren se había retirado de la escuela frenéticamente. Le hizo señas a un taxi y ya estaba de camino al hospital que tenía el mejor departamento de dermatología: el Hospital Huaxi.

Allí, Hao Ren se sometió a una serie de incómodos procesos administrativos y extenuantes chequeos. Luego, mientras manejaba una pila de reportes provenientes de los equipos, el experto dermatólogo le dijo a Hao Ren con determinación que las rayas en su brazo fueron causadas por algún tipo de tinte, como al descolorarse unas sábanas de mala calidad.

De acuerdo con los reportes, no había rastros de mutación en las células de su cuerpo. Todos los resultados de los diversos exámenes indicaban que no había ninguna anormalidad. Más aún, el color verde no era el resultado de la pigmentación. En cuanto a los patrones parecidos a escamas, era meramente accidental, el color simplemente se esparció en un patrón relativamente regular. Lo más importante de todo era que definitivamente no era contagioso.

Aunque poco convincente, esta explicación fue suficiente para reasegurar a Hao Ren y calmarlo temporalmente. Al recibir los reportes, Hao Ren dejó el hospital y volvió a la escuela.

Cuando comenzó a frotar con fuerza su brazo con jabón, notó que el color parecía aligerarse un poco. Después de haberse asustado y extenuado a sí mismo por medio día sin razón, reemplazó la sabana de su cama con una limpia y se quedó dormido.

El sol de la tarde de sábado brilló a través de las cortinas y aterrizó sobre el trasero de Hao Ren.

—¡Ren! ¡Ren!

En ese momento, alguien golpeó fuertemente la puerta de la habitación.

—¡Diablos! ¿Quién es? —Zhao Jiayi, quien era el ocupante de la litera inferior, tomó una almohada y la lanzó contra la puerta.

—¡Ren, hay una chica bonita esperando por ti! —Del otro lado de la puerta salió la voz de Gu Jiadong, quien vivía en la habitación 301, justo enfrente de la de ellos.

—¿Chica bonita? ¿¡Chica bonita!? —Tan confundido y desorientado como estaba, Zhou Liren se despertó abruptamente de su sueño y se levantó a una posición erguida. Desde el momento en que Zhou Liren fue rechazado por la chica más popular de la universidad, había perdido el coraje para buscar una relación. Sin embargo, se las arregló para mantener su pasión por admirar a chicas bonitas.

—¡Ren, levántate de una vez! Cao Ronghua me dijo que viniera a buscarte. ¡Gracias a la linda chica que está esperándote allí se ha reunido muchísima gente alrededor de la entrada de la Cafetería Green Hill! ¡Tienes público! —continuó gritando Gu Jiadong desde el otro lado de la puerta.

—¿De qué demonios estás hablando? —Mientras frotaba suavemente su ligeramente adolorido estómago, Hao Ren pensó en algo. Al levantar su brazo, el rastro de ondulantes marcas verdes saltó a la vista. No se había desvanecido, pero no se había expandido tampoco. Se sintió un poco aliviado.

¡Knock, knock, knock! El golpeteo persistió.

—¡Ya voy! ¡Ya voy! —Hao Ren saltó de la cama y fue a abrir la puerta.

Para ese momento, Zhao Jiayi, quien estaba en la litera inferior, no pudo dormir más y se levantó refunfuñando de su cama. Por otro lado, tras escuchar las palabras "chica bonita", Zhou Liren ya había comenzado a vestirse emocionado.

—Tanta gente ha rodeado la entrada de la Cafetería Green Hill. Cao Ronghua y yo habíamos ido a buscar comida y pensamos que había ocurrido algún incidente. Nos acercamos a ver qué pasaba y nos encontramos con que se trataba de una chica linda esperando por alguien —Viendo que Hao Ren había abierto la puerta finalmente, Gu Jiadong explicó febrilmente.

—J*der, eso no quiere decir necesariamente que me está esperando a mí, ¿o sí? Este tipo de juegos es más apropiado para Zhou Liren. No estoy interesado —Hao Ren miró fijamente a Gu Jiadong, molesto. Había tenido muchos problemas estomacales ayer y no logró conciliar el sueño hasta la medianoche. Ahora, siendo despertado por esta conmoción sin sentido se había irritado aún más.

—¡Déjame terminar! —Gu Jiadong agarró a Hao Ren.— La chica bonita tenía un retrato en sus manos, ¡y definitivamente eres tú! ¡Dijo que quién fuere que te llevara hasta ella seria recompensado con quinientos Yuan!

—¿A mí? —Hao Ren parecía perdido. Entonces cruzó la mirada con Gu Jiadong.— Estas aquí por los quinientos Yuan, ¿cierto?

—Jeje…—La sonrisa de Gu Jiadong era un poco demasiado brillante.

En ese momento, un creciente escándalo se acercaba a las afueras del edificio del dormitorio. Hao Ren caminó al balcón y vio un gran grupo de estudiantes masculinos con los que ya era familiar, corriendo salvajemente hacia su habitación. Por lo tanto, rápidamente se puso unas ropas y zapatos y siguió a Gu Jiadong escaleras abajo.

Como capitán del dormitorio, Zhao Jiayi se preocupaba por cualquier percance inesperado. Por esa razón, de buena gana renunció a la comodidad del sueño, se vistió, y acompañó a Hao Ren a donde fuera que se dirigieran. Zhao Jiayi era el más cercano a Hao Ren. Incluso cuando usualmente era maleducado y le encantaba molestar a Hao Ren, también era el que más se preocupaba por Hao Ren. Y en cuanto a Zhou Liren, nunca se perdería la oportunidad de conocer a chicas guapas.

El edificio de dormitorio del sur estaba ubicado fuera del campus. Mientras los cuatro caminaban a lo largo de la entrada sureña y entraban al campus, vieron muchos tableros de anuncios en el camino, grandes y pequeños. Estaban todos llenos de avisos de "se busca" con retratos a lápiz de Hao Ren en ellos. Debajo de los retratos, escritos en una letra llamativamente grande, decía: "¡500 Yuan de recompensa por traerme a la persona de arriba! ¡Ven a reclamar tu recompensa en la entrada de la cafetería!"

A juzgar por el número de tableros de avisos que había en la escuela, tenían que haber al menos unos cuantos cientos de estos afiches. ¡Esto era nada menos que una cacería a nivel nacional!

—¿¡Qué le hiciste a esa chica para hacerla recorrer todo el camino hasta nuestra escuela y convertirte en un hombre buscado!? —Zhou Liren preguntó curioso a Hao Ren mientras se anticipaba entusiasmado.

—¿Cómo se supone que lo sepa? ¡Ni siquiera sé quién es ella! —respondió impacientemente Hao Ren.

Escoltado por la inmensa multitud, Hao Ren camino renuente hacia la cafetería. En una situación como esta, simplemente no había otra opción para él.

—Ahí viene. ¡Ahí viene! —Viendo que la persona buscada había aparecido, algunos estudiantes comenzaron a anunciarlo provocadoramente.

Como resultado, la previamente abarrotada multitud se había dividido en dos automáticamente para abrir camino a Hao Ren.

Bajo la mirada de algunos cientos de personas, Hao Ren caminó incómodamente hacia la puerta de la cafetería, y… vio a la chica bonita de ayer.

Ella vestía con una camiseta blanca y un par de jeans desteñidos. Era un atuendo muy común; aun así, se veía sobresaliente en ella. Hebras de su cabello flotaban en el viento. Sin embargo, bajo el ondulante cabello, había un rostro enojado.

—Ohhh… Ohhh…

Alguien comenzó a burlarse.

—Qué niña tan hermosa —Zhao Jiayi, quien aseguraba haber tenido innumerables novias, susurró al oído de Hao Ren.

—¿Cuándo conociste a una chica tan bella? ¡Preséntanos! —Zhou Liren se volvió y guiñó un ojo a Hao Ren mientras decía esas palabras. Estaba desesperado por tener otra oportunidad con una chica hermosa.

Viendo que Hao Ren había aparecido finalmente, la chica bonita frunció los labios.

Suprimiendo la incomodidad que sintió, se acercó y preguntó bajo las muchas miradas penetrantes: —¿Escuché que estabas buscándome?

—¿Tomaste algo mío ayer? —Mirando directamente a los ojos de Hao Ren, la niña bonita preguntó firmemente.

—¿Qué? ¿Qué cosa? —Hao Ren no se esperaba esto de ella. Se sintió sorprendido y confundido.

Ahora que habían iniciado su conversación, Gu Jiadong se aproximó rápidamente y los interrumpió. Frotando sus manos, dijo: —Bueno…

La chica linda lo miró y sacó su monedero. Tomó quinientos Yuan de su cartera y se los entregó a Gu Jiadong. Los estudiantes en la multitud se asombraron con esto. No creían realmente que esta pequeña niña fuera a cumplir con la recompensa. Además de estar sorprendidos, también se arrepentían de haber perdido tal oportunidad.

Gu Jiadong se aferró con fuerza el dinero y felizmente se abrió camino fuera de la multitud. No tenía intención de ser parte de esta conmoción por más tiempo ya que temía que la chica bonita se arrepintiera de su decisión de darle el dinero.

—¡Qué niña tan generosa y rica! No me extraña que sea tan arrogante…—pensó en secreto Hao Ren para sí mismo.

—¡Tú! ¿Me quitaste algo ayer? —La niña bonita continúo interrogando a Hao Ren.

—¿Qué cosa? —Hao Ren la miró fijamente con ojos llenos de pesimismo. Sabía que, con la conmoción que ella había causado, se había hecho "famoso" en la escuela.

—Era una cuenta, una cuenta azul —respondió ella.

—No la vi. Debes haberla perdido en otro lugar —respondió Hao Ren sin pensarlo dos veces.

La audiencia estaba algo decepcionada de su conversación. Ellos habían pensado que la niña linda había sido hostigada de alguna manera y que había venido a buscar venganza. El hecho de que solo estuviese intentando recuperar un artículo perdido difícilmente les resultaba entretenido.

—Esa cuenta es suave y rebota —añadió la niña bonita—. Te daré dos minutos más, piensa cuidadosamente.

—¿Podemos hablar en otro lugar? —Paseando la mirada sobre los atentos ojos que les rodeaban, Hao Ren no pudo evitar dejar escapar un suspiro.

—¡Sólo devuélvele lo que sea que le hayas quitado! ¡Qué tan sinvergüenza eres para robarle algo a una pequeña niña bonita! —Buscando caos y problemas, algunos estudiantes masculinos empezaron a gritar a Hao Ren.

—¡Cállense! ¡Esto no les incumbe! —La niña bonita se enfureció inmediatamente por sus palabras.

Los estudiantes masculinos se quedaron en blanco por un segundo. Aunque molestos, no les pareció apropiado perder el temperamento aquí.

—¡Se acabó el espectáculo, chicos! Retírense de una vez…¡Largo! —Zhao Jiayi evaluó la disputa y se imaginó que sería pequeña. Con la ayuda de Zhou Liren y algunos otros amigos, comenzaron a dispersar la multitud.

Sin importarle las acciones de los demás, la niña bonita se enfocó solamente en Hao Ren.

—Esa cosa es sumamente importante para mí, así que espero que puedas devolvérmela.

—Pero yo no sé de qué estás hablando…—Antes de que pudiera terminar, la pequeña niña extendió su mano y cubrió su boca.

—Puedo sentirla aquí, justo donde tú estas —Al terminar, arrugó la frente y parecía como si estuviese escuchando atentamente a algo.

Repentinamente, su mano intentó alcanzar el estómago de Hao Ren.

Mientras Hao Ren intentaba apartar su barriga de su alcance, la pequeña niña bonita en su lugar se aferró abruptamente a su muñeca y le arremangó la manga. ¡El tatuaje verde que recordaba a un dragón quedó revelado!

Next chapter