10 Capítulo 10: Llamado por la belleza

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

—Dragón…¿Rey Dragón?—Hao Ren estaba impactado y lo miró con sospecha.

—Aún tienes clases a la tarde, ¿cierto? Regresa temprano. — Lu Qing se levantó y se despidió de Hao Ren.

Hao Ren pensó por un par de segundos, se levantó, y caminó afuera de la lujosa oficina. Entonces tomó solo el elevador para bajar.

Parado en el elevador y viendo los números descender, Hao Ren sintió como si estuviese soñando.

Llegó al primer piso. Cuando pasó junto a la recepcionista bonita, la belleza dedicó una sonrisa a Hao Ren. "Debe ser un invitado importante ya que es capaz de entrar a la oficina del CEO", pensó ella.

Tomó un taxi de regreso a la escuela. Viendo las vistas familiares, Hao Ren sintió que estaba de vuelta a la realidad.

Sacó su teléfono y llamó a Zhao Jiayi, —¿Dónde están ustedes chicos? —preguntó.

—Estamos en la Clase de Apreciación del Arte en el edificio A. ¿Estás bien? No nos atrevimos a llamarte, —dijo Zhao Jiayi.

—Estoy bien. Iré en un momento. —Hao Ren colgó el teléfono. La primera cosa que quería hacer ahora era encontrar a sus amigos. Después de la extraña serie de eventos, sentía como si ninguno de ellos fuera real.

Hao Ren corrió al edificio A y se escabulló dentro del aula por la puerta trasera.

—¿Cómo estuvo? ¿Qué paso? —Zhao Jiayi y los otros preguntaron preocupados a Hao Ren.

—Uf, no hablemos de eso —Hao Ren hizo un gesto con la mano y se sentó.

Xie Yujia, la Presidenta de la Clase que usualmente se sentaba al frente, se percató de que Hao Ren había regresado. Se dio vuelta y lo observó.

—Parece que Xie Yujia se preocupa mucho por ti últimamente —le dijo Cao Ronghua a Hao Ren cuando vio a Xie Yujia.

Hao Ren no estaba de humor para discutir este tema. Se calmó y preguntó, —Oye, ¿cuál es el nombre de nuestro director?

—Wu Senyu. ¿Ni siquiera sabías eso? —preguntó Zhou Liren, acercándose.

—¿Qué hay del vicedirector? —preguntó Hao Ren nuevamente.

—El nombre del vicedirector administrativo es Lu Qing. No sé el nombre de los otros —parecía que Zhou Liren quería hacer alarde de cuanto conocimiento tenía y respondió, —El vicedirector administrativo es la persona más poderosa de la escuela porque está justo debajo del director. Es por eso que también lo llaman el vicepresidente N°1.

Hao Ren pensó en la conversación y no dijo nada más.

—¿Por qué preguntas sobre esto? ¿Está relacionado con el director? —Zhou Liren preguntó a Hao Ren.

—Nada…—Hao Ren sostuvo la tarjeta de presentación en su mano y la apretó.

—Hao Ren, ¡levántate y responde la pregunta! —El profesor que se encontraba parado al frente del aula vio a Hao Ren hablando con otros. También recordó que Hao Ren se había escabullido dentro del aula antes y estaba molesto. Por eso, hizo que Hao Ren se levantara y respondiese a la pregunta.

Pobre Hao Ren. No estuvo presente en mitad de la clase. ¿Cómo podría responder alguna pregunta? Tendría que ser regañado por el profesor sin poder hacer nada al respecto.

La Presidenta de la Clase Xie Yujia giró la cabeza y miró a Hao Ren con lástima en sus ojos.

Al terminar la conferencia, Hao Ren, Zhao Jiayi, y los otros regresaron al dormitorio. Gu Jiadong y los demás se acercaron de inmediato y preguntaron acerca del incidente con el Mercedes Benz.

Hao Ren dijo que su pariente del extranjero había venido a buscarlo para una comida. Encubrió el asunto y no quiso hablar más al respecto.

—No has sido tú mismo últimamente. ¿Te rechazaron?

Cuando Hao Ren copiaba una tarea de noche, recibió un mensaje de texto de la Presidenta de la Clase Xie Yujia.

—No…Solo he estado ocupado en estos días. — le respondió Hao Ren, que no se esperaba que ella le enviase un texto.

Bip, bip… El teléfono que Hao Ren había colocado en el escritorio repicó súbitamente.

Era una llamada de Xie Yujia, así que debía atender.

—¿Qué ocurrió esta mañana? —preguntó Xie Yujia por el teléfono.

—Oh, un pariente mío regresó del exterior y me invitó a comer. Me dio una sorpresa, y es por eso que no sabía nada de antemano.

—¿Dónde estás? —preguntó Xie Yujia.

—Estoy en mi habitación —respondió Hao Ren.

El otro lado del teléfono quedó en silencio por unos segundos antes de que ella preguntase repentinamente, —¿Quieres dar un paseo? La luna está linda en este momento.

Hao Ren sintió mariposas en el estómago ya que no se esperaba una invitación como esta.

En su mente, la Presidenta de la Clase Xie Yujia era una chica muy popular. No solo muchos chicos de su clase gustaban de ella, sino que también muchos estudiantes de años superiores estaban detrás de ella.

Si Zhao Jiayi y los otros no hubiesen ido a espaldas de Hao Ren y confesado a Xie Yujia en su nombre, la relación entre Hao Ren y Xie Yujia no sería tan incómoda.

—No te preocupes. Estoy bien, en serio. Tengo mucha tarea que hacer. En otra oportunidad, —dijo Hao Ren con alguna dificultad.

—Mmm… Si tienes cualquier pregunta, pregúntame a mí—dijo Xie Yujia. Después de una breve pausa, continuó.— Sin importar qué, yo soy tu Presidenta de Clase. Debo ocuparme de ti. ¿No es así?

—Ja, ja, gracias por tu preocupación —Hao Ren no sabía qué decir.

—No te preocupes —Xie Yujia colgó el teléfono.

Hao Ren soltó su teléfono celular y se sintió un poco emocionado.

—¿Quién llamó? —Zhao Jiayi y los otros dos compañeros de dormitorio se apresuraron a través de la puerta con bocadillos de media noche en sus manos mientras le gritaban a Hao Ren.

—Nada —Hao Ren sonrió.

—Has estado misterioso últimamente. ¡No estoy seguro de en qué has andado! — Zhao Jiayi se acercó y dio un ligero golpe a Hao Ren con tono juguetón.

Hao Ren recibió el ataque de Zhao Jiayi y pensó, "Si alguien nos ve a la Presidenta de la Clase y a mí caminando juntos, no estoy seguro de que pensarían…¿No debería preocuparle esto a Xie Yujia?".

A mitad de la noche, Hao Ren se arrastró furtivamente de su litera superior cuando Zhao Jiayi y los otros estaban bien dormidos. Entonces, abrió la puerta y salió al balcón.

La luz de la luna era brillante.

Hao Ren sacó la tarjeta de presentación de Lu Qing y la miró por un momento antes de guardarla en su bolsillo.

—Bien puedo hacer el intento…

Luego de que la postura de Hao Ren se tornase estable, miró el cielo silencioso y pensó acerca de la técnica de cultivación en su mente.

Las escrituras doradas emergieron en la mente de Hao Ren, que intentó comprender el significado de la técnica palabra por palabra y se concentró en su meditación tal como le habían instruido.

Terminó un set completo, regresó a su habitación furtivamente, y se dio cuenta de que habían pasado dos horas.

En realidad había estado de pie afuera por dos horas… Hao Ren se sorprendió de sí mismo.

No sabía si se trataba del efecto psicológico o no. Después de la práctica, sintió que la parte inflamada de su brazo había vuelto a la normalidad.

"Como sea, ya hice mi parte. Hora de ir a la cama". Hao Ren suprimió todo otro pensamiento y se quedó dormido muy pronto.

En los próximos días, la vida se había tornado tan aburrida como el agua que fluye. La atención que todos habían prestado a un compañero de clase ordinario como Hao Ren había disminuido, pero Xie Yujia aún lanzaba miradas a Hao Ren mientras hablaba con la chica que se sentaba detrás de ella.

Hao Ren fue al balcón a "practicar" cada noche pero no descubrió ningún efecto refrescante. Incluso su fuerza había comenzado a disminuir de vuelta a lo normal, y nuevamente no era un contrincante para Zhou Liren en las pulseadas.

La tarjeta de presentación del vicedirector permaneció oculta por él. No era una sensación agradable tener la mirada atenta del vicedirector sobre él.

En un abrir y cerrar de ojos, ya era jueves. Era un día emocionante para todos los chicos que estudiaban Ingeniería Mecatrónica.

Era debido a una materia obligatoria para los del segundo año: Procesamiento de Señales Ópticas Débiles.

—¡Apúrate! ¡Apúrate! Ve y ocupa los asientos de la primera fila. —Saliendo del aula de Matemáticas Avanzadas, Zhou Liren arrastró a Hao Ren y corrió como loco en la dirección de otra gran aula.

—¡Zhou Liren, guarda dos asientos para nosotros! —gritaron Zhao Jiayi y Cao Ronghua desde el fondo.

Zhou Liren llegó al aula casi tan rápido como la velocidad de la luz, pero se decepcionó cuando descubrió que las primeras quince filas estaban ocupadas por otros chicos.

—¡Todavía somos muy lentos! —dijo molesto Zhou Liren. Eligió los asientos que estaban más cerca del medio, arrastró consigo a Hao Ren, y guardaron dos asientos para los otros dos chicos.

—¡Mi*rda! ¡Está tan lejos! —Zhao Jiayi y Cao Ronghua entraron corriendo sin aliento y no les gustó cuando vieron la ubicación de sus asientos.

—Esas personas se saltaron clases para conseguir esos asientos. ¿Qué puedo hacer yo? —dijo Zhou Liren inocentemente.

—¿No declaraste que debías casarte con ella? Ni siquiera tienes las agallas de saltarte clases…—se burló Cao Ronghua.

—Cierto. Estabas emocionado desde ayer por su clase de hoy —dijo Zhao Jiayi, siguiendo el juego.

—¿No lo estaban ustedes también? ¡Corren tan rápido! —replicó Zhou Liren.

Boom, boom…

En ese momento, otro grupo de chicos entró corriendo en la clase para buscar buenos asientos. Sin embargo, corrieron más lentamente que Hao Ren y solo encontraron asiento al fondo.

Poco después, las únicas chicas en la misma especialización entraron tarde y vieron los asientos del frente ocupados por chicos. No tuvieron otra opción que sentarse muy lejos en el fondo.

Xie Yujia era una de las únicas chicas. Hizo contacto visual con Hao Ren pero no dijo nada.

—Has estado teniendo mucho contacto visual con Xie Yujie últimamente. ¿Están saliendo en secreto? —preguntó Cao Ronghua a Hao Ren, con un presentimiento.

—He estado contigo todo el día. ¿En qué momento cabría la parte de citas? — Hao Ren entornó los ojos.

La clase se llenó de ruido. Además de la clase de Hao Ren, había otras cuatro clases en el lugar también. Todos hablaban, especialmente los chicos.

Ring, ring… sonó la campana.

Vieron entrar un par de agraciadas piernas vestidas en shorts de cintura alta.

Todos los hombres contuvieron el aliento.

Los shorts de jean azul claro cielo de cintura alta estaban decorados con botones al estilo militar. En la parte de arriba había una camisa con un cuello en V de encaje y un corte fluido. Una increíble belleza entró al aula con papeles bajo el brazo.

—Adorable y madura, madura y pura…—comentó Zhou Liren sacando la lengua.

Cuando los chicos contuvieron el aliento, Hao Ren no pudo evitar levantar la mirada y observar. Ciertamente, Su Han era aún tan deslumbrante, delicada y atractiva. Incluso cuando no utilizaba ropas reveladoras, podía aumentarle la temperatura de la sangre a cualquier hombre.

Su Han caminó al frente de la tarima lentamente en su zapatos de taco alto.

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-yerno-del-rey-drag%C3%B3n_12801631105390205/cap%C3%ADtulo-10-llamado-por-la-belleza_35957687745311796 for visiting.

Todos los ojos masculinos estaban firmemente fijos en ella. Incluso Hao Ren la miraba fijamente sin importar el hecho de que había estado practicando la Técnica de Cultivación de Concentración.

—Hoy vamos a hablar acerca del tercer módulo. Todos, abran sus libros de texto en la página número setenta y tres. —El tono angelical viajó desde el diminuto micrófono en el pecho de Su Han hasta todos los rincones del aula.

—Estoy en el cielo…—Zhou Liren estaba embriagado con su voz—, sería tan placentero tener este tipo de conferencias todos los días.

"Es muy bonita…", pensó Hao Ren al mirarla.

"La figura de su cuerpo, su apariencia, y maquillaje son todos impecables. ¿Qué tipo de novio buscaría una mujer como ella?", pensó para sus adentros Hao Ren.

Aun cuando todos habían tenido apenas unas cuantas conferencias desde el inicio del semestre, ella había conquistado los corazones de todos los hombres.

Además, las conferencias de Su Han eran claras, organizadas y fáciles de entender. Incluso las chicas de la clase tenían que admitirlo y admirarla por eso.

La conferencia de noventa minutos terminó. Todos los chicos seguían inmersos en la belleza de Su Han y no podían controlarse.

Sin embargo, todos sabían que esta fría belleza nunca hablaba acerca de nada que no estuviese relacionado con el curso, ni respondía ninguna pregunta de los estudiantes. Tampoco se quedaría ni un minuto después de la conferencia. En cuanto sonara la campana, terminaría su última frase, recogería sus apuntes, y saldría del aula al mismo tiempo.

—Si pudiese decirle una oración a una belleza de este tipo, moriría sin arrepentimientos. —Viendo que Su Han estaba a punto de marcharse, Zhou Liren arrastró del brazo a Hao Ren y suspiró.

—Aquel estudiante, ven a mi oficina —para sorpresa de todos, Su Han no había salido del aula cuando sonó la campana. Alzó su delicada mano y señaló a Zhou Liren al hablar.

—¿Yo? —Zhou Liren se levantó. Estaba sorprendido y casi se desmaya de la felicidad.

—No, el chico junto a ti —El dedo de Su Han se movió ligeramente a la derecha y señaló a Hao Ren.

Next chapter