1 Capítulo 1: Un hombre de alta calidad

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

La primavera se estaba acercando, así que era inevitable que estuviese un poco fresco. Tal vez debido a que el año nuevo estaba llegando, toda la ciudad Z estaba inmersa en un bullicioso entusiasmo, pero a pesar de que el frío viento atacaba la ciudad floreciente, no se apagaba el ánimo de nadie.

El cielo oscuro estaba brumoso cuando empezó a lloviznar. La alegre ciudad de pronto parecía tener también un indicio de indistinta tranquilidad.

Un volkswagen passat negro condujo lentamente afuera del estacionamiento subterráneo de un alto edificio en el distrito norte de la ciudad Z. Atravesó la larga y amplia carretera e hizo su camino derecho al centro de la ciudad.

Las calles parecían muy oscuras de noche, lo que se acentuaba a causa de la caída de la espesa llovizna, que hacía que las luces a ambos lados de la calle parecieran aún más tenues.

En el asiento del conductor, Xi Xiaye maniobraba el volante de manera constante con una mano, mientras que la otra estaba apoyada en la ventana abierta del auto. El viento gélido fluía continuamente a través de la ventana, alborotando su cabello hasta los hombros y dejándolo hecho un lío.

Usaba una blusa negra y unos pantalones negros por debajo. Por fuera, llevaba un cortaviento rosado brillante con unos tacones negros. Así era como Xi Xiaye usualmente se vestía, ya que no tenía mucha ropa. Además del aburrido traje negro profesional que usaba durante todo el año, no tenía muchas otras vestimentas.

El restaurante del centro de la ciudad Z estaba lleno de visitantes.

Xi Xiaye entró con pasos elegantes; su fría mirada examinó brevemente todo el restaurante. Entonces, finalmente, sus agudos ojos se situaron en cierto rincón donde había una mesa.

Xi Xiaye aceleró su pasó y caminó hacia allá. El hombre que estaba sentado allí, que había estado esperando por un buen rato, guardó su teléfono. Levantó la vista hacia Xi XIaye y, cuando la miró más de cerca, una intensa luz brilló rápidamente en sus ojos.

—¿Señor Wang Hong?

Su voz hostil y levemente ronca sonó, y la mirada inquebrantable de Xi Xiaye atravesó, indiferente, al hombre que tenía frente a ella.

El hombre lucía de aproximadamente 30 años. Llevaba puesto un traje y tenía una apariencia ordinaria. No se podría decir que era guapo. Cuando vio a Xi Xiaye, hubo una pequeña sonrisa en su rostro, pero Xi XIaye pensó que parecía un poco ostentoso.

El hombre asintió y, rápidamente, se levantó.

—Sí, soy Wang Hong. ¿Es usted la señorita Xi Xiaye?

Xi Xiaye lo confirmó, luego, sacó la silla frente a él y se sentó.

—Mis disculpas por hacerlo esperar.

Wang Hong también se sentó. Su voz sonaba un poco pomposa.

—No es nada. Es justo y apropiado que los hombres esperen a las mujeres, pero está bien, siempre y cuando no haya una próxima vez. Estoy seguro de que conoce mi situación, señorita Xi, pero no estoy muy seguro de su historia. Es mejor si pudiese presentarse primero.

Xi Xiaye asintió, indiferente.

—Ordenemos primero.

Luego, hizo un gesto a la camarera para que tomara sus órdenes.

—Soy Xi Xiaye. Trabajo en la Glory World Corporation y tengo 26 años.

Xi Xiaye se quitó los guantes negros de su mano y los tiró a un lado mientras hablaba despreocupadamente.

—Recuerdo que la tía Liu nos presentó antes. Escuché que usted fue a la academia de la armada y se graduó de la escuela de negocios militar —dijo Wang Hong y, de repente, recordó algo.

Se detuvo ahí, luego, miró de nuevo profundamente hacia Xi Xiaye, y continuó después de un tiempo:

—Para ser honesto, yo mismo estoy en el ejército, pero no quiero encontrar a alguien que comparta la misma identidad que yo, aunque estoy bastante contento con su ocupación actual; creo que las mujeres deberían llevar un buen hogar y ser buenas esposas, ¿no lo cree?

Cuando escuchó esto, los hermosos y brillantes ojos de Xi Xiaye de pronto revelaron una severa frialdad. Mientras que su expresión se mantenía invariable al mirar despiadadamente a este arrogante hombre frente a ella, permaneció en silencio.

—¿Cuántas veces ha estado en una relación antes de esto? ¿Sigue siendo virgen? —preguntó el hombre nuevamente, sin encontrarlo incómodo en lo absoluto.

Cuando Xi Xiaye lo escuchó, inmediatamente frunció el ceño y no pudo evitar comenzar a disgustarse.

—Por lo que parece, debería serlo. No salgo con chicas inocentes. Tienen muy pocas experiencias de vida y, generalmente, no saben lo que quieren. De hecho, usualmente son muy fáciles de tentar y les resulta difícil ser leales. En lugar de ser engañado después del matrimonio, preferiría encontrar una mujer experimentada —dijo Wang Hong sin dudarlo, como si quisiera demostrar que hubiera experimentado mucho.

—Soy un hombre que prioriza ser práctico. He pasado por demasiado. Se podría decir que he hecho todo lo que un hombre puede, y he pasado por todo lo que un hombre podría experimentar. Quiero encontrar una mujer con experiencia para que pase el resto de la vida conmigo. No estaré verdaderamente en contacto con mujeres inocentes como usted. No es que no me atreva, es que no seremos compatibles; la razón es que las mujeres simples son inestables —continuó Wang Hong cuando vio que Xi Xiaye se mantenía callada.

—¿Cómo puede uno estar tan seguro de que una mujer imperfecta tendría definitivamente mucha experiencia? ¿Y de dónde sacó esa teoría de que las mujeres inocentes no tienen experiencia y no podrán resistir la tentación? —preguntó Xi Xiaye.

Después de mucho tiempo, finalmente sonrió con frialdad y dijo hostilmente:

—¿No son sus puntos de vista un poco demasiado extremos?

—Entonces déjeme decirle que he tenido encuentros de una noche, todavía tengo una amante ahora. ¿Puede aceptar a un hombre como yo como su marido? —dijo Wang Hong, mirando arrogantemente a Xi Xiaye, como si tal cosa fuera para estar orgulloso.

—¿Qué es el matrimonio para usted? —preguntó Xi Xiaye por toda respuesta.

—Responsabilidad, lealtad y confianza.

—Entonces, ¿qué es lo que trata de insinuar en este momento? ¿Está tratando de presumir que es muy demandado? ¿Su supuesta "lealtad" y "confianza" le permiten ir a una cita a ciegas con otra mujer mientras tiene encuentros de una noche y una amante? Señor Wang, solo puedo decir que usted es realmente de la "mejor calidad del ejército". Más tarde, debería hacer que su oficial al mando le conceda una medalla y grabar estas alabanzas —dijo Xi Xiaye sin mucha emoción.

No obstante, su tono hostil era similar al hielo suelto en la superficie de un lago al principio de la primavera. Era de un frío penetrante.

—No estoy buscando mujeres simples. Este es mi requisito previo para el matrimonio. Son puras en la superficie, cuando, en realidad, no son estables en lo absoluto, así que encuentran difícil ser leales.

Wang Hong lucía decidido. Sus ojos parecían estar llenos de determinación mientras la miraba, pero Xiaye captó un destello de luz oculto en sus ojos.

—Entonces, puede continuar localizando lentamente a su mujer experimentada socialmente.

Xi Xiaye sonrió despreocupadamente.

En ese momento, la camarera ya había servido los platos. Xi Xiaye no se reservó en lo absoluto. Cogió sus palillos como si el hombre frente a ella no existiera.

—¿Está enojada, señorita Xi? No puedo negar que las cosas que dijo antes también tienen algún sentido, pero esto es solo el patrón universal. Mis experiencias de vida me dicen que muchas mujeres simples no son buenas.

—Señor Wang, creo que no tiene que explicarme estas cosas ahora mismo. Desde el segundo en el que me senté, he notado que no es a quien estoy buscando. El marido que quiero debe medir al menos 1,8 metros de altura. Si fuera un militar, su puesto debe estar por encima del nivel del regimiento y su rango debe ser al menos el de Teniente Coronel. Debe ser el clásico "señor perfecto": alto, rico y atractivo. Siento mucho que no haya estado a la altura de ninguno de mis estándares. Eso significa, señor Wang Hong, que sus calificaciones no se ajustan a mí, Xi Xiaye. Comiendo con gente como usted, siempre puedo ahorrar en comidas. He terminado aquí. ¡Disfrute su banquete!

Next chapter