8 Capítulo 8 - Muy Diferente

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Siempre había sido huérfana. A medida que crecía, lo único que le iba quedando era su nombre. Cuando tenía dieciocho años, fue acogida por su tío. Solo entonces sintió que pertenecía a una familia importante en Kingstown.

Su madre, Su Han, se quedó embarazada fuera del matrimonio y desapareció hacía dieciocho años sin dejar rastro. Nadie sabía si seguía viva. Eso no le gustaba a la señora Li, que observaba a Su Qianci fríamente.

Su Qianci sabía que no le gustaba a la señora Li, así que no respondió. Su Qianci solo sonrió a las mujeres que hablaban de ella. Con cuidado, se dirigió a la señora Li y la llamó "Madre".

La señora Li no quería ser amable con la chica, pero estaban en público. Reprimió su descontento y asintió, inexpresiva.

—¡Feliz cumpleaños, tía!

Era la voz de Tang Mengying.

Todos pudieron ver a Tang Mengying, que se acercaba sujetando una caja grande, con una enorme sonrisa en su cara. Tang Mengying era guapísima. Sus cejas eran delicadas y sus ojos, enormes. Con su pequeña nariz y una afilada barbilla, parecía una muñeca con labios rojos y ojos risueños.

Al ver a Tang Mengying, la señora Li, inexpresiva desde hacía unos segundos, inmediatamente sonrió y dijo:

—¿Por qué has llegado tan temprano? Volviste de Australia hace solo unos días. Deberías haber dormido por el jet lag.

Tang Mengying sacó la lengua, divertida, y dijo:

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-8---muy-diferente_35941382170401712 for visiting.

—Ya llevo aquí un par de días. Si es el cumpleaños de mi tía, ¿cómo iba a quedarme en la cama? —respondió sonriendo, y se dirigió a la señora Li dejando la caja en la mesa, donde estaban las mujeres.

—¿Qué es esto?

—Admiro que Mengying te regale algo todos los años. Nosotras también somos vecinas, pero a nosotras nunca nos ha prestado tanta atención.

—Es verdad, pero yo pensaba que Tang Mengying se convertiría en tu nuera. Sin embargo...

Antes de que la señora Zhang terminara su frase, la señora Mo le golpeó en la mano. La sonrisa de la señora Zhang desapareció de repente. Miró a Tang Mengying con incomodidad, y ésta se sonrojó; parecía muy avergonzada.

A continuación, todos los ojos se posaron en Su Qianci. Como si no hubiera oído nada, Su Qianci las miró a todas, sonrió y dijo:

—Déjenme les preparo algo de fruta. Por favor, siéntense.

—No pasa nada, el servicio se encargará—la señora Li borró su sonrisa y continuó—. Siéntense, no quiero que nadie piense que abuso de mi nuera.

Incluso un idiota se daría cuenta de que algo no iba bien.

Sí, Su Qianci era una hija ilegítima cuyo padre era desconocido. ¿Cómo había conseguido casarse con una familia de la importancia de los Li?

Si no hubiera sido por la insistencia e incluso las amenazas del abuelo de Li Sicheng, el Capitán Li, nadie en la familia Li habría accedido al matrimonio. A ojos de la señora Li, no había nada en Su Qianci —ni su educación ni su familia— que fuera adecuado para su hijo.

Su Qianci encontró cuidadosamente un lugar alejado donde sentarse, con intención de estar lejos de la señora Li.

En su anterior vida, lo había dado por supuesto y se había sentado al lado de la señora Li. Sin embargo, le habían dicho que se alejara bruscamente, siendo avergonzada y ridiculizada por Tang Mengying.

Viendo que Su Qianci sabía cuál era su lugar, la señora Li se tranquilizó. Desvió rápidamente la mirada y miró la caja que había traído Tang Mengying, sonriendo con felicidad.

—¿Qué me has preparado esta vez, Tang Mengying? Siempre te esfuerzas mucho en tus regalos.

Next chapter