75 Capítulo 75 - ¿Hay otro hombre?

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Después que Ou Ming la alzara en brazos de repente, Yu Lili no pudo evitar colocar sus brazos alrededor de su cuello. Ou Ming entró deprisa en el dormitorio y la tiró sobre la cama. Saltando sobre el suave colchón, Yu Lili sintió su cuerpo encima de ella de inmediato. Cubriendo su boca, Ou Ming era tan brusco como siempre. Destrozó rápido su ropa interior de seda y le acarició los pechos.

Yu Lili no pudo evitar gemir, pero pronto se detuvo. Ella jadeó y gritó:

—¡Ou Ming, hoy no!

—¿Por qué?

—Acaba de llegar mi periodo.

Ou Ming se calmó y se puso de pie, buscando un cigarrillo en su bolsillo.

Yu Lili se frotó el estómago y frunció el ceño.

—Acabas de empeorar mis dolores menstruales. ¿Por qué estás tan caliente?

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-75---%C2%BFhay-otro-hombre_37183929110809649 for visiting.

Al oír eso, Ou Ming se arrojó encima de ella con el cigarrillo entre los dedos, le echó un poco de humo en la cara y contestó:

—Siempre estoy caliente por ti, y solo por ti.

Oliendo el fuerte perfume en su cuerpo, Yu Lili sonrió con desprecio.

—¿No me crees?

—Sí, te creo.

Yu Lili sabía que si decía que no, Ou Ming probablemente ignoraría que estaba con su periodo y haría lo que quisiera.

—Genial. Necesitas saber que mientras esté vivo, me perteneces.

Ou Ming se puso de pie y le preguntó con media sonrisa:

—¿Conoces a la esposa de Li Sicheng?

—¿Es eso tu maldito asunto?

—¿Qué?

Ou Ming levantó una ceja, apagó el cigarrillo y se acercó a ella de nuevo.

—De hecho, es mi maldito asunto. Siéntelo. Duele.

Yu Lili apretó su erección y expresó con calma:

—Está bastante rígido.

—¿Así que?

—Te lo mereces.

Yu Lili no estaba siendo amable.

Ou Ming estaba tan enojado que sonrió. Pero este era el tipo de mujer que le gustaba. Si Yu Lili fuera algo diferente, no estaría interesado en ella.

—Sin embargo, ¿le diste esa estúpida idea?

—¿Qué idea?

Ou Ming la miró con sospecha y respondió:

—Ella quiere divorciarse de Li Sicheng.

Yu Lili se sorprendió un poco, luego sintió que era comprensible. Ella negó con la cabeza y dijo:

—No fui yo.

—Genial. Será mejor que te mantengas alejada de ella. De lo contrario, Li Sicheng dirá que mi señora es una mala influencia para su esposa.

—¿Te preocupa eso?

—En realidad no. Lo único que me preocupa es que huyas con otro tipo.

Al escuchar eso, Yu Lili sintió que su corazón había saltado un latido. Ella se puso nerviosa por alguna razón. Estaba muy cerca del cuerpo de Ou Ming, por lo que él notó de inmediato su reacción. Ou Ming solo estaba bromeando, pero de repente se sintió alarmado por la reacción de Yu Lili.

—¿Realmente hay alguien? —preguntó con un tono que sonaba peligroso.

Yu Lili esquivó el contacto visual y se apresuró a contestar:

—¿Qué otro tipo podría haber a parte de ti?

Ou Ming sonrió con superioridad y se fue a bañar. Lo que Yu Lili no vio fue lo serio que se veía su rostro.

Next chapter