71 Capítulo 71 - Vamos a divorciarnos

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Li Sicheng miró su forzada fortaleza y se sintió un poco conmovido. Sin embargo, cuando vio el papeleo en su mano, sus ojos se entrecerraron.

—¿Que es eso?

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-71---vamos-a-divorciarnos_37183500939482669 for visiting.

Su Qianci notó su mirada y, de forma inconsciente, quiso ocultarlo. Sin embargo, rápidamente se detuvo y sintió que sus palmas sudaban y su corazón se aceleraba. Estaba muy nerviosa. Li Sicheng no tenía el mejor temperamento. Si ella le contaba todo, es probable que él perdiera el control. ¿La estrangularía? Sin embargo, ella necesitaba este documento para protegerse. De lo contrario, estaría muerta de miedo si el incidente de hoy se repitiera.

Pensándolo de nuevo, Su Qianci igual le presentó el contrato y dijo:

—Creo que tenemos que hablar.

Mirando a su cuerpo casi perfecto, ella se levantó y continuó:

—Primero ponte algo. Te esperaré en la sala de estar.

Antes de que Li Sicheng dijera algo, Su Qianci se había ido. Al verla huir, Li Sicheng sintió que fue un poco divertido. Con mejor humor, se puso el pijama y bajó las escaleras. En el momento en que Li Sicheng la vio, se dio cuenta de lo incómoda que estaba. Ella se puso de pie de inmediato al verlo.

La mirada de Li Sicheng se volvió más suave. ¿Por qué esta mujer estaba tan miedosa? Pensando en la forma en que lo había estado mirando desde que se casaron, sintió que ella siempre estaba asustada. Aunque no tenía idea de por qué le tenía miedo, el miedo era cien por ciento real. ¡Qué mujer, y él casi creyó que lo engañaría!

Lamentándose haber sido tan rudo con ella, Li Sicheng expresó en voz baja:

—¿Qué es?

Su Qianci escuchó su voz y lo miró de manera cobarde. Ella se dio cuenta que él estaba de mejor humor que hace un momento. Tragando, se sentó y le entregó la pluma que había preparado. Li Sicheng miró los documentos, vio el título y se detuvo por un segundo.

Su Qianci enseguida se dio cuenta de que se veía aún más peligroso en este punto. No mostraba mucho en su rostro, pero la temperatura a su alrededor disminuyó de inmediato. Casi incapaz de respirar, Su Qianci tartamudeó:

—Creo que no somos compatibles.

—¿Así que quieres un divorcio? —habló Li Sicheng; su voz era baja, con emociones ocultas.

El corazón de Su Qianci estaba casi en su garganta. Enfrentado sus fríos ojos, ella estaba tan asustada. Sin embargo, asintió y susurró:

—Sé que me odias. Sin embargo, no hay forma de que puedas desobedecer el deseo de tu abuelo. Por lo tanto, preferiría esperar un año antes de que nos divorciemos. En ese momento, podríamos simplemente decir que no puedo quedar embarazada y hacer que se vea natural. En ese momento, el abuelo no tendría razón para culparte.

—¿Lo has pensado bien?

La voz de Li Sicheng aún era baja. Su Qianci no pudo adivinar lo que estaba pensando. Era como si fuera una máquina. Su Qianci se preparó para asentir y levantó la vista con una fuerza increíble en sus ojos.

—Sí.

Next chapter