70 Capítulo 70 – Momento de enseñar las cartas

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Li Sicheng le echó una mirada y se alisó la camisa. Su comportamiento era tan frío que Su Qianci no se había dado cuenta de su erección. Cuando se sentó, Su Qianci pudo ver el bulto en sus pantalones. Ella se sonrojó de repente. Se levantó y dejó el teléfono en el sofá. Dio un paso atrás para poner algo de distancia entre ellos.

—Yo no he hecho eso. Nunca haría algo así.

Ella se escondía de él. ¿Tenía miedo de que la tocara? Li Sicheng notó lo que Su Qianci estaba intentando hacer, lo que le disgustó un poco. Se acercó a ella y le agarró el brazo. Su Qianci miró a otro lado, evitando el contacto visual. Li Sicheng la miró como si le preguntara: "Si no lo has hecho, ¿por qué me tienes miedo?

Sin embargo, antes de que Su Qianci hablara, Li Sicheng expresó:

—Qué sucia.

Subió deprisa las escaleras. Su Qianci sintió como si un puñal le atravesara el corazón. ¿Sucia? ¿Le había llamado "sucia"? Ella no había hecho nada.

Volviendo a su habitación medio aturdida, Su Qianci vio el reflejo de una mujer triste en el espejo e apretó los puños de inmediato. Él siempre estaba juzgándola y humillándola de la manera más condescendiente posible. Después de una ducha, se cambió y recuperó el contrato que había sido sellado por el bufete de Sheng Ximing.

Parecía que era el momento de enseñar sus cartas.

Li Sicheng nunca había perdido el control como lo había hecho ese día. Además, no podía explicar por qué no se había acostado con una mujer antes. Ni siquiera con Tang Mengying desnuda frente a él hubiera sentido algo. ¿Por qué de repente había tenido tal reacción fuerte con esta mujer? Una voz dentro de él le gritaba sin parar: "¡Tienes que poseerla!".

Sin embargo, al pensar en la asquerosa foto que había recibido, no podía permitirse hacer eso. ¡Qué sucia! Pensar que esa mujer podía estar con otro hombre le repugnaba. Después de darse una ducha, Li Sicheng sintió que recuperaba el control y salió del baño.

Al momento de abrir la puerta, vio una figura delgada sentada en su cama. La silueta de su perfil era suave. Con la tenue luz iluminando su cara, estaba bellísima. Al oír el ruido, Su Qianci lo miró. Sus ojos estaban algo enrojecidos por las recientes lágrimas. Sin embargo, su mirada le había reavivado el deseo que había intentado reprimir. Li Sicheng trató de disimular y apretó los puños. Con las venas azules destacando en sus sienes, él tenía un aspecto aterrador.

El corazón de Su Qianci latía con fuerza mientras pensaba en abandonar la idea. Otra vez la misma sensación.

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-70-%E2%80%93-momento-de-ense%C3%B1ar-las-cartas_36650582487909483 for visiting.

Definitivamente él está reprimiendo las ganas de hacer algo. ¿Estaba tratando de no golpearla?

Li Sicheng solo llevaba puesta una toalla. Su cuerpo en muy buena forma goteaba mientras se acercaba a ella despacio.

Aunque ella sabía que su educación le impedía golpear a una mujer, no pudo evitar echarse hacia atrás y decirle:

—Señor Li, tenemos que hablar.

Next chapter