66 Capítulo 66 – Muy asustada

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Zarandeada inesperadamente por el hombre, Su Qianci dejó escapar un sollozo y perdió el equilibrio. Trató de sostenerse con el techo del coche, pero él tiró de su mano hacia abajo. Su Qianci estuvo a punto de caerse sobre Li Sicheng. Su cara chocó contra su pecho mientras su mano tocaba algo caliente. De forma inconsciente, ella lo agarró. Se sentía suave y después duro. Asombrada, Su Qianci se dio cuenta enseguida de lo que era, lo soltó y miró hacia arriba rápido.

Enseguida se encontró con los ojos de él, incríblemente fríos y llameantes. No era ira ni deseo. Esa mirada misteriosa hizo que Su Qianci presintiera una crisis inmediata. Este hombre es terrorífico. El corazón de Su Qianci latía veloz. Quería levantarse, pero su cintura era empujada hacia abajo por un fuerte brazo. Su Qianci tenía el corazón lleno de miedo.

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-66-%E2%80%93-muy-asustada_36650544906945606 for visiting.

La mirada de él era desconfiada. Tenía exactamente la misma expresión que tenía cuando, en su anterior vida, ella le trataba de explicar que no había provocado el incendio. Sin embargo, además de indiferencia, había también ira y deseo.

Li Sicheng le agarró la barbilla.

—Por favor... —exclamó Su Qianci con voz temblorosa al sentir un dolor repentino.

Al ver cómo habían metido a Su Qianci en el coche, Lu Yihan estaba sobresaltado y salió corriendo. Acercándose, la oyó gritar, lo que le preocupó. Sin embargo, antes de que Lu Yihan pudiera tocarle el brazo, la puerta del Maybach se cerró de golpe y arrancaron el coche.

—¡Idiota! ¿Vas a golpear a una mujer? ¿Y tú te consideras un hombre? ¡Repugnante! —gritó Lu Yihan entrando en su coche y siguiendo el Maybach.

Era verano, pero Su Qianci sintió un escalofrío. Sujetando su barbilla, Li Sicheng pudo sentir el ligero temblor de su cuerpo. Sus ojos se oscurecieron aún más.

—¿Me tienes miedo?

Su Qianci apretó los puños al oír su pregunta. Asustada, por supuesto. Había visto a Li Sicheng en ese estado millones de veces en su anterior vida. Estaba muy enfadado. El silencio de Su Qianci hizo que Li Sicheng le agarrara la barbilla con más fuerza. Su Qianci frunció el ceño y sintió el calor de su mano.

 —Si tanto miedo me tienes, ¿por qué me eres infiel?

—¡No lo he hecho!

Su Qianci sacudió la cabeza, pero el dolor de su mejilla se hizo aún más intenso.

—Es solo mi compañero de escuela.

Li Sicheng miró hacia abajo y vio sus pechos contra él. Su profundo escote se movía ligeramente con su respiración. Solo una mirada le hizo volverse loco.

—¿Un vestido con escote para un compañero de escuela?

Su Qianci estaba avergonzada. Intentó levantarse, pero la volvió a forzar a que se sentara. Cara a cara, pecho contra pecho, ella pudo notar la presencia de su miembro ahí abajo.

Next chapter