62 Capítulo 62 – Engañado

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Después de enviar la foto y antes de que Li Weiya se moviera, Tang Mengqing le quitó el teléfono de la mano.

—¡Yo te ayudaré!

Tang Mengqing escribió deprisa en el teléfono de Li Weiya.

Cuando Li Weiya lo recuperó, vio que le había enviado un mensaje a Li Sicheng junto a la foto, que decía: "¡Vaya, primo! ¡Engañado tan rápido!".

A Li Weiya no le gustó lo que había enviado Tang Mengqing y le dijo:

—Creo que no tuviéramos que haber hecho eso. Mi primo Li Sicheng no tiene buen carácter. Si se enfada...

—Dios mío. ¿Qué hombre no se enfada cuando ve a su mujer engañándole? Eres muy ingenua.

Tang Mengqing le quitó el teléfono de nuevo y agregó:

—Tengo que enviarle una copia a mi hermana.

Li Weiya se puso nerviosa y recuperó rápido su teléfono.

—¿Por qué ibas a enviárselo a tu hermana?

—Li Weiya, ¿no era mi hermana la mejor amiga de Li Sicheng antes de que se casara con esta mujer? Todos pensábamos que ellos dos se casarían, ¿no es cierto? Esta mujer es una buscona desvergonzada. ¡Deberíamos hacer público lo que ha hecho! —replicó Tang Mengqing con determinación.

Sin embargo, Li Weiya sentía que algo no iba bien y tartamudeó:

—Pero mi abuelo quería que se casara con ella...

—Como sea, lo que tenemos que hacer es enviar una copia a mi hermana —comentó Tang Mengqing agarrando el teléfono de nuevo.

En ese momento, Tang Mengying estaba preparando la entrevista para la empresa de la familia Li del día siguiente. Con la intención de estar cerca de Li Sicheng, Tang Mengying había elegido el puesto de secretaria sin dudarlo. Ya se lo había notificado a la madre de Li Sicheng, así que el puesto sería suyo solo con presentarse a la entrevista.

De repente, Tang Mengying recibió un mensaje de Li Weiya que la alegró. En la foto, la mujer sonreía ampliamente y el hombre que se sentaba enfrente llevaba puestas unas gafas sin marco, lo que evidenciaba que era un chico cualquiera. Es obvio; ¡era un amante! Tang Mengying se alegró de inmediato al ver la foto. No pudo evitar reírse a carcajadas.

Entrando en la habitación de su hija, la señora Tang oyó a Tang Mengying reírse y le preguntó:

—¿Qué te hace tanta gracia?

—Mamá, ven a ver esto.

Tang Mengying le dio el teléfono a la señora Tang. Sus ojos se iluminaron al instante al ver la foto y se echó a reír.

—¡Esa pequeña zorra! Estaba preocupada de no tener nada en su contra. Ahora que se nos ha presentado la oportunidad, voy a hacer que su vida sea un infierno. Envíamela. Voy a enseñársela al abuelo de la familia Li para que vea el tipo de mujer que ha elegido para su nieto.

Tang Mengying ya estaba mucho más calmada. Con una sonrisa, dijo:

—No hay prisa. Con esa información tan valiosa en nuestras manos, tenemos que encargarnos de ella de una vez por todas. Es claro que ella está detrás del incidente con Liu Anan. Ahora podremos vengarnos.

—¿Qué quieres hacer?

La señora Tang estaba muy emocionada al pensar que esa pequeña zorra podía ser abandonada por la familia Li por esto.

Tang Mengying hizo una mueca.

—Hagamos esto...

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-62-%E2%80%93-enga%C3%B1ado_36650495783257105 for visiting.

En ese momento, Li Sicheng se encontraba haciendo una conferencia telefónica. Pasó más de media hora hasta que vio la foto.

Next chapter