52 Capítulo 52 - ¿Nunca has usado esto?

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Al sentir la mirada de Lin Wanting, Su Qianci se dio vuelta y la vio. Sin embargo, cuando vio lo que Lin Wanting llevaba, Su Qianci frunció el ceño un poco. Sin siquiera hablar, Su Qianci hizo evidente que Lin Wanting sintiera su aversión.

La cara de Lin Wanting comenzó a arder, sintiéndose como si fuera el patito feo, sin tener dónde esconderse frente a un cisne.

—¿Lin Wanting?

Su Qianci sonrió con dulzura, como si no despreciara a Lin Wanting.

Lin Wanting sonrió a regañadientes y dijo:

—Soy yo.

—¿Probarías esta crema para los ojos por míy me dirías si es buena? No creo que la haya usado alguna vez.

Al oír eso, Lin Wanting se sintió de repente encantada. Incluso si Su se caso bien, ella seguía siendo nadie.

—De ninguna manera, ¿nunca has usado esto?—expresó Lin sonando ruda.

Su Qianci lo había visto venir. Lin Wanting parecía ser amable, pero en realidad era incluso más mezquina que LiuAnan. Lin Wanting nunca dejaría pasar una sola oportunidad para acosar a Su Qianci.

Tomando la crema para los ojos de la mano de Su Qianci, Lin Wanting se sorprendió un poco. Esta era una crema para los ojos de una marca muy cara, y la que Su Qianci estaba revisando era su último producto.

Probando la crema para los ojos varias veces en el dorso de su mano, Lin Wanting no pudo evitar usar la mayor cantidad posible.

La dependiente de la tienda frunció el ceño y tomó el probador de nuevo, diciendo:

—Señorita, este es un producto muy caro.

Lin Wanting miró a la dependiente de la tienda y comentó:

—¿Caro? ¿No es eso un probador?

Su Qianci la detuvo rápido y dijo:

—Está bien.

Luego, Su Qianci se dirigió a la dependienta y le indicó:

—Compraré una de esta.

La dependiente de la tienda era obviamente más amable con Su Qianci.

—Por supuesto. Solo un segundo.

—Quiero una también. ¡No te atrevas a mirarme!—le solicitó Lin Wanting que estaba enojada.

Aunque sospechaba, ladependiente de la tienda envolvió dos potes de crema para los ojos. Lin Wanting actuó basándose en su instinto, pero se sorprendió por el precio. En secreto, contó los dígitos del precio y descubrió que la crema para los ojos costaba más de diez mil.

Sintiéndose nerviosa, Lin Wanting pensó en Su Qianci y luego se relajó de nuevo. Ella dijo:

—Qianci, ¿también pagarías el mío? No traje efectivo conmigo.

—Está bien. Aceptan tarjetas de crédito. También estoy usando una tarjeta.

Su Qianci sonrió y sacó la tarjeta negra que Li Sicheng le dio.

Lin Wanting se sintió aún peor al ver la tarjeta. En el pasado en la escuela secundaria, Su Qianci no tenía nada. En solo unos años, Su Qianci había ido mucho más lejos que ella.

La dependiente de la tienda tomó la tarjeta de Su Qianci, procesó el pago y le preguntó a Lin Wanting:

—Señorita, tiene una tarjeta con usted, ¿verdad?

Al escuchar estas palabras, Lin Wanting apretó los dientes y habló con desprecio:

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-52---%C2%BFnunca-has-usado-esto_36649477859232090 for visiting.

—Claro.

Luego, ella sacó su tarjeta de crédito de su bolso. Al ver deslizarse la tarjeta, Lin Wanting sintió que su corazón estaba sangrando.

Lin Wanting se sintió un repentino alivio. ¡Mejor quedar mal que perder dinero! ¡Esa cremaera su salariode los próximos cuatro meses! Cuando estaba a punto de decir que no la compraría, Su Qianci habló.

Next chapter