46 Capítulo 46 –Legalmente casados

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Un pecho tonificado, abultados músculos abdominales, la toalla alrededor de su cintura, gotas de agua deslizándose sobre su bronceada piel...

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-46-%E2%80%93legalmente-casados_36649374511581426 for visiting.

A medida que se acercaba a ella, a Su Qianci le pareció que la habitación se calentaba, haciendo que se le secara la boca. De forma inconsciente, dio un paso atrás y se aclaró la garganta.

—Aunque estemos casados, solo nos hemos visto dos veces antes de la boda. Creo que aún no nos conocemos muy bien. Mantengamos la distancia por ahora.

Viendo su comportamiento, a Li Sicheng se le iluminó la mirada y luego se calmó de nuevo.

El silencio de él le puso a Su Qianci algo nerviosa. Ella continuó:

—Así que creo que es mejor que durmamos separados. Tú también lo prefieres, ¿verdad?

Li Sicheng asintió. El pelo aún le goteaba. ¡Estaba muy sexy! Su Qianci se sonrojó, pero se relajó al ver que él asentía. Tenía miedo de que él se negara. Después de todo, muchas cosas habían cambiado desde su vida anterior. Si ese misterioso hombre estaba de mal humor y se lo negaba, no había nada que ella pudiera hacer. Después de todo, estaban legalmente casados. Por suerte, él aún era esa persona. No importaba el comportamiento extraño que tuviera, ella sabía que él la odiaba después de todo. Con ese pensamiento, Su Qianci se relajó y siguió llevándose sus cosas.

Después de algo más de media hora, Su Qianci había terminado. Se dio un baño y ya eran las ocho cuando acabó. Vio tres llamadas perdidas en su teléfono móvil. Eran de Nanny Rong.

Nanny Rong era la sirvienta enviada de la casa antigua. Vino a casa de Li Sicheng para encargarse de los cuidados diarios. Como Nanny Rong tenía su propia familia, se iba a casa a las siete.

Su Qianci le devolvió la llamada y oyó la voz preocupada de Nanny Rong:

—Señora, ¿ha comido el señor?

—No lo sé.

—¿Cómo que no lo sabe? Señora, tiene problemas de estómago. Si no come bien, le duele el estómago. Señora, por favor, hágale algo de comer. No le hace bien quedarse con hambre. ¿Señora?

Su Qianci hizo una mueca y replicó:

—Está bien.

Colgó, se secó el pelo lentamente y fue a la cocina. Abrió la nevera, sacó algunas verduras crudas y le preparó un bol de sopa de fideos. Un rato después, Su Qianci fue a la habitación principal y llamó a la puerta.

—¿Señor Li?

Nadie contestó. Cuando entró, la habitación estaba vacía. Él no estaba allí. Su Qianci pensó de repente en un sitio, su estudio. Li Sicheng solía llevarse trabajo sin terminar a casa. Sin embargo, eso solo ocurría cuando tenía familiares alrededor. Si no era así, Li Sicheng prefería trabajar en su oficina que volver a casa.

Recordando lo ocupado que había estado en su vida anterior, Su Qianci pensó que era probable que Li Sicheng estuviera en su estudio en ese momento. Probando suerte, Su Qianci llevó la bandeja al estudio y llamó a la puerta.

—¿Señor Li?

Su Qianci podía escucharlo a través de la puerta. Puede que estuviera al teléfono. Cuando estaba a punto de llamar de nuevo, la puerta se abrió. Sin embargo, la puerta se abrió a hacia afuera y golpeó la bandeja de Su Qianci, tirando la sopa hirviente sobre ella.

Next chapter