44 Capítulo 44 –Primera cena juntos

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Sintiendo la mirada de hielo, Su Qianci miró hacia arriba y sintió lo frío que él era. Lo vio bajar y sintió que el corazón se estremecía. Cuando seguía la dirección de su mirada, Su Qianci miró el vestido verde azulado que llevaba puesto. Ella había puesto una pierna en la parte trasera del sofá y otra en uno de los brazos, por lo que él podía ver sus muslos y parte de su ropa interior...

Se sonrojó de inmediato y se sentó de forma correcta.

—Yo nunca haría eso.

Lu Yihan no detectó el extraño comportamiento de Su Qianci; abrió la nevera y sacó un refresco de cola.

—¿Qué te parece el sábado por la noche? Te invitaré a una buena cena.

Observada por los ojos invasivos de Li Sicheng, a Su Qianci se le erizó el vello de la nuca. Le contestó a Lu Yihan sin prestar atención a su pregunta y colgó rápido. El corazón le latía con fuerza. Por alguna razón, se sintió un poco culpable, como si la hubieran pillado siendo infiel a su marido.

—¿Ya has terminado?

Li Sicheng entrecerró los ojos y su voz sonaba suave. El mismo tono de siempre, no muy diferente de lo usual.

Sin embargo, Su Qianci se sintió aún más culpable y cambió de tema.

—Así que ya has vuelto. Pensé que trabajarías hasta tarde.

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-44-%E2%80%93primera-cena-juntos_36649360552937696 for visiting.

Li Sicheng levantó una ceja, se paró derecho y se metió una mano en el bolsillo, preguntando:

—¿Esperabas que trabajara hasta tarde?

Su Qianci se quedó callada, sin saber qué decir. En su vida anterior, Li Sicheng siempre había trabajado hasta tarde. Algunas veces, había estado tres días fuera de casa. Cada vez que ella había llamado para preguntar cuándo volvería a casa, siempre contestaba que estaba ocupado. Entonces, ¿por qué en esta vida ya no estaba ocupado? Su Qianci se tranquilizó y susurró:

—No...

De repente, la situación se volvió muy incómoda.

La sirvienta Nanny Rong se apresuró a decir:

—Señor, señora, la cena está lista.

—Bien.

Su Qianci miró a Nanny Rong agradecida y se sentó en la mesa. Li Sicheng bajó despacio las escaleras. Al oír sus pasos, Su Qianci sintió la presión de su presencia, ya que se seguía sintiendo algo culpable. Pero, ¿por qué se sentía así? Ella no había hecho nada. Al pensarlo, se sintió mucho mejor.

Empezó a comer lentamente. Sus movimientos eran tan elegantes que era un placer observarla. Había cambiado mucho en dos días. Ahora actuaba de forma tan natural que era fácil ver que no fingía en absoluto.

¿Cómo podía haber cambiado tanto en solo unos días? ¿Quizás estaba fingiendo ser otra persona diferente a la que había sido hacía dos días? ¿En qué la beneficiaba hacer eso?

Li Sicheng pensó que cada vez le resultaba más difícil entender a esa mujer. Con elegancia, se estiró para tomar una gamba con sus palillos. En ese preciso momento, sus palillos chocaron con los de Su Qianci.

Next chapter