28 Capítulo 28 - ¿Lo hiciste?

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

Desde luego, después de haber encontrado un buen marido, esa buscona parecía otra persona.

Además, Su Shanna era la hija legítima de la familia Su, así que era injusto que esa hija bastarda se hubiera casado con él.

Ignorando a Su Qianci, Su Zhengguo se levantó y se dirigió a Li Sicheng con la mejor de las sonrisas.

—Li Sicheng, aquí está. Venga; siéntese. ¿Ha comido?

—Aún no.

—¡Ah, perfecto! Hoy vamos a comer tarde de todas formas. Venga y acompáñenos —expresó Su Zhengguo mientras sonreía, deseoso de complacer a Li Sicheng.

—De acuerdo.

Li Sicheng no hablaba mucho, solo respondía. Pero Su Zhengguo se sintió algo incómodo y sonrió secamente.

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-28---%C2%BFlo-hiciste_36443432440357515 for visiting.

Su Shanna trajo una bandeja con una sonrisa tímida.

—Café, señor Li.

Luego, la señora Su añadió:

—Como sabemos que le gusta el café, Shanna ha aprendido cómo hacerlo. Por favor, dígale si ha hecho un buen trabajo.

Su Shanna estaba esperanzada y lo miraba con expectación. Su Zhengguo y su mujer también observaron a Li Sicheng. Sin embargo, Li Sicheng miró a Su Qianci y preguntó:

—¿Por qué estás ahí de pie? Ven y siéntate.

Solo cuando Li Sicheng dijo eso, la familia Su se dio cuenta de que nadie le había prestado atención a Su Qianci. Incómodo, Su Zhengguo tosió y preguntó:

—Su Qianci, ¿por qué estás actuando como una extraña con tu propia familia?

—Ahora eres la señora Li. Deja de actuar como una niña y siéntate —comentó la señora Su.

Su Qianci estaba esperando que eso ocurriera. Nunca había significado nada para la familia Su. Li Sicheng siempre era el invitado de honor. Sin Li Sicheng, ella no era nadie.

Caminó despacio y se sentó a propósito en una silla alejada de Li Sicheng. Conociendo a Su Shanna, sabía que ella no dejaría escapar esa oportunidad.

De hecho, los ojos de Su Shanna se iluminaron cuando vio el espacio libre entre la pareja. Dejando la taza de café en la mesa, Su Shanna se dirigió a Li Sicheng y expresó:

—Señor Li, por favor, pruebe el café que he hecho. Llevo un tiempo aprendiendo; dígame si lo estoy haciendo bien.

Mientras lo decía, Su Shanna se sentó entre la pareja. Li Sicheng frunció el ceño como si hubiera tocado alguna especie de virus y se levantó de forma abrupta en el momento en el que Su Shanna se sentó.

Su Zhengguo se sobresaltó tras esa abrupta reacción.

—¿El baño?

—Yo le indico —manifestó Su Shanna, poniéndose de pie de inmediato.

Pero Su Zhengguo la detuvo enseguida y señaló:

—Eso es de muy mala educación.

Su Shanna se detuvo. Su Zhengguo observó a Su Qianci y dijo:

—Ve tú.

Su Qianci no se levantó y señaló en una dirección:

—Ve derecho hasta el fondo y gira a la derecha.

Cuando Li Sicheng giró rápido y su figura desapareció, la familia Su no pudo contenerse.

—¿Cómo ha sido estar con la familia Li? Hoy es el cumpleaños de la señora Li. ¿Le diste el regalo que le preparé? —preguntó la señora Su.

Su Qianci asintió.

La señora Su miró en dirección al baño, asegurándose de que Li Sicheng no estuviera alrededor, y se acercó a Su Qianci para preguntarle:

—Aunque he oído que no le gustan mucho las mujeres, ¿lo hicieron?

Next chapter