19 Capítulo 19 - ¿Quieres Decir Que No Puedo Comprarlo?

Translator: Nyoi-Bo Studio Editor: Nyoi-Bo Studio

—¿Quieres decir que no puedo permitírmelo?

Su Qianci sonrió y estaba a punto de decir algo cuando, de repente, vio a dos personas entrando juntas en la tienda.

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click <a href>www.webnovel.com/book/el-divorcio-n%C3%BAmero-99_13172773605952905/cap%C3%ADtulo-19---%C2%BFquieres-decir-que-no-puedo-comprarlo_35941494393198747 for visiting.

—¿Qué está pasando aquí? ¿Alguien que no puede comprar aquí está causando problemas?

La voz femenina sonaba malvada. Eran un hombre y una mujer que acababan de entrar. El hombre era alto y atractivo y la mujer era elegante y bella.

Cuando entraron, la expresión de la dependienta cambió súbitamente. Forzó una sonrisa rápidamente y dijo:

—Señorita Liu, ha venido.

Su Qianci siguió la trayectoria de su mirada y se sorprendió. Si no recordaba mal, Liu Anan era la hija del hermano de la señora Tang, convirtiéndolo en el primo de Tang Mengying. Liu Anan, además, era la peor enemiga de Su Qianci en el instituto.

Aunque Liu Anan venía de una familia pobre, su familia se había hecho rica después de que la señora Tang se casara. Eran nuevos ricos.

Por otro lado, el hombre que venía con Liu Anan era el primer amor de Su Qianci de cuando era más joven. Se llamaba Fu Lengbing, un chico realmente guapo. No solo era guapo, sino que venía de una familia rica. Al verlo, Su Qianci estaba algo aturdida. Había pasado una vida literalmente, así que no podía haber imaginado volver a encontrarse al amor de su juventud de nuevo. Sin embargo, en este momento no sentía nada por él.

Sí que recordaba de su anterior vida, que Liu Anan después se casaría con un empresario de mediana edad, tendría un hijo y decenas de millones de dólares. Su Qianci nunca supo que ellos dos habían estado juntos alguna vez.

Después de oír las palabras de la dependienta, Liu Anan asintió con arrogancia, orgullosa de ver que la habían reconocido. Después, miró a Su Qianci y pareció sorprenderse.

—¿No es esta nuestra belleza del campus? ¿También estás comprando aquí?

La dependienta empezó rápidamente a alabarla y dijo:

—Señorita Liu, ¿conoce a esta persona?

Liu Anan interrumpió:

—¿Cómo no iba a conocerla? Fue admitida repentinamente en una universidad de renombre a pesar de haber sido una mala estudiante en el instituto. Por eso es conocida en nuestra universidad, ¿no es así, Lengbing?

Fu Lengbing frunció el ceño y miró a Su Qianci, quien parecía totalmente indiferente. Su Qianci tenía una cara preciosa. Su nariz era recta, sus ojos amplios y su pelo era oscuro y brillante. Llevaba un peinado muy simple, el pelo liso con una raya en medio, destacando aún más su rostro.

Cuando estaba en el instituto, Su Qianci había sido la más bella del campus. En esa época, era una rebelde y no tenía mucho estilo. Llevaba ropa y estilismo gótico. Ahora, al cambiar de estilo, estaba tan bella que Fu Lengbing difícilmente podía apartar la mirada.

Al oír las palabras de Liu Anan, la dependienta comprendió y se puso aún más impaciente con el asunto de Su Qianci. Moviendo las manos, dijo:

—Vete o llamaré a seguridad.

Su Qianci sonrió burlonamente y sacó la cartera de su bolso. Una tarjeta negra apareció rápidamente en su mano mientras preguntaba:

—¿Es suficiente con esta tarjeta?

Al ver la tarjeta negra, la dependienta, que continuaba hablando, calló inmediatamente. Tomó la tarjeta de Su Qianci, la examinó y dijo:

—Es real.

Las tarjetas de ese tipo tenían un crédito de al menos cinco millones de dólares. Viendo su sorpresa, Su Qianci miró el vestido que había llamado su atención y dijo:

—Deja que me pruebe este vestido.

Con reticencia, la dependienta tuvo que entregarle el vestido a Su Qianci con ambas manos. Su Qianci lo tomó y se lo llevó a los probadores.

Cuando Liu Anan vio la tarjeta, se puso celosa y apretó los dientes. Rio entre dientes:

—Me preguntaba por qué se sentía tan segura. Resulta que es la amante de alguien. No está mal. Ser amante puede darte mucho dinero.

Next chapter