Webnovel

22 Verlo de nuevo II

Cuando llego a el establecimiento mi celular suena y veo que es otro mensaje de mi amiga que me dice que no tarde, sonrió y decido abrir la puerta mientras que le respondo su mensaje, sin embargo, choqué con alguien y casi caigo al suelo, y digo casi, si no fueran por unos brazos que rodean mi cintura fuertemente.

-Perdón, señorita no la vi.- Dice un chico mientras guarda su teléfono y es intimidado por otro que solo mueve su cabeza decepcionado y lo arrastra afuera de la tienda.

-Disculpe a mi hermano, no fue su intención, es solo que el es...-. Dice una voz, al levantar la cara lo veo... es él, lo tenia frente a mi, estaba tan cerca de mi que podía ver sus hermosos ojos cafés, su piel perfecta era blanca que parecía de porcelana, su nariz era recta y afilada, su cabello era tan negro que lo hacia lucir tan.. tan... mis ojos automáticamente bajan a su labios que tienen un toque rosado, no son ni delgados ni gruesos, están perfectamente delineados, jamás había visto a un ser tan perfecto como él, volví a mirar sus ojos que me observaban atentamente y me hacían perderme olvidando todo lo que me rodeaba.

-¿Están bien?.- Dijo una voz de una mujer que me hizo regresar a la realidad, era un empleada del lugar.

-¿Q...qq..ue?.- Dije mientras trataba de recuperar mi voz.- Ahh... s..si, si estamos bien, gracias.- Intente pararme derecha y volví a mirarlo.

-¡Te digo que siempre causas problemas, te estoy diciendo que tengas cuidado pero nunca me haces caso!.- Dice el hombre de hace unos momentos mientras volvía a entrar a el establecimiento arrastrando a el chico del brazo con el que había chocado hace unos momentos, pero al vernos se quedaron parados viéndonos con ojos brillantes y sonrisas enormes en sus rostros.

-¡Ay perdón por molestarlos!... ehhh... sigan con lo suyo... te esperamos en el auto hermano.- Dijo el chico mientras codeaba al otro.

-Tardate lo que quieras Louis. Es mas, ni nos vieron.- Dijo el otro que no nos quitaba la mirada y caminaba hacia atrás mientras cerraba la puerta con cuidado.

No comprendí nada de lo que dijeron o porque se comportaron así, o por lo menos no hasta que vi que mis brazos tocaban su pecho firme y él me abrazaba con fuerza, una vez que ambos reaccionamos nos alejamos y evitábamos mirarnos.

-Disculpa por lo sucedido mi hermano choco y yo.. te sostuve... porque... disculpa.- Dijo el joven con voz nerviosa , mientras veía el suelo y limpiaba sus manos en su pantalón, lucia tan adorable que quería volver a abraza...

-Ah, no te preocupes... yo estaba... distraída... y... no... no pasa nada.- Dije mientras regresaba a mis sentidos, ¿en que estaba pensando?¿que me pasaba?¿me lanzaría a los brazos de un desconocido?, definitivamente yo no era esa clase de chicas, así que para tratar de parecer normal y tranquila busque su mirada.

-Seremos mas cuidadosos, disculpa.....- Dijo mientras me miraba intensamente.

-S..Si... Soy Sasha.- Una vez dicho esto extendí mi mano, ¿porque me estaba presentando?¿que va a pensar de mi?, al parecer mi boca hablaba primero.

-Ahh, si claro, mucho gusto, soy Louis.- Dijo el, al fin sabia como se llamaba, me sentí feliz de verlo y hablar con el de una forma "normal", cuando estaba festejando internamente y bailando por lo sucedido vi aparecer una hermosa sonrisa, el era tan... tan...

-Señor Truswell, esto es de parte de el establecimiento, por favor siga visitándonos.- Dice otra joven empleada mientras que le extiende una caja con bocadillos, al parecer ella le estaba coqueteando, su mirada y su sonrisa la delataba, ¿pero que pasa con las jóvenes de hoy en día? pensé internamente.

-No es necesario.- Dijo con voz seca pero amable tratando de rechazar los dulces pero ella los colocó en sus manos y se aleja mirándolo de reojo.

Ambos la miramos alejarse, o bueno solo era yo, hasta que veo que él vuelve a sonreír y mueve la cabeza, ¿acaso le gusto la joven?¿le gusta que le coqueteen las mujeres?, por alguna razón me siento nerviosa al pensar eso, hasta que sigo su mirada y veo que los dos chicos con los que estaba nos veían desde una ventana, "ahhh... así que era eso" suspire y deje salir una risa al ver sus rostros tras ser descubiertos.

-Es mejor que me vaya.- Dijo con voz grave, mi corazón se apretujo al escuchar esto.- Fue un placer volver a verte.-

-Si, fue un placer verte otra vez.- Espero que no se note la decepción en mi voz, le sigo con la mirada y veo como sale del establecimiento, cuando iba a girarme veo como el voltea y me sonríe, mi corazón se para por unos momentos y lo veo alejarse con sus amigos.

Cuando logró salir de mi trance, voy a pedir mi orden y escuchó que las empleadas están hablando de él, todas parecen emocionadas y no paran de decir que es muy guapo. Salgo del lugar y voy a alimentar a la pobre de mi amiga antes de que comience a comerse sus materiales de trabajo.

Next chapter