Webnovel

185 Verdad Parte I

Cuando estuve a cierta distancia disminuí la velocidad de mi caminata, ordene mi cabello y seguí adelante.

- Alex... ¿Cómo supiste que estaba aquí? ¿Viniste por nosotros?.- Dijo colocando la mano en su estómago, mi amigo dibujo una sonrisa llena de molestia y frustración al ver su descaro.

- ¿Por qué vendría por alguien con la que ya no tengo nada que ver?.- Dijo rascándose la frente mordiéndose el interior de la mejilla.

- ¿Alex? ¿estas bien cari...-

- Cielo, ¿Por qué tardas tanto?.- Dije antes de que ella se acercara más a él, me coloque al lado de Alex, tomé su brazo y besé su mejilla poniéndome de puntitas.

- ¿Qué significa esto?.- Apretó la mandíbula y el rostro de ella se ponía rojo de la furia.

- ¿Le conoces cielo?.- Dije acercándome más a él viendo que no sabía que hacer.

- ¿Ciel...-. Le pellizque para que se diera cuenta que era parte de el show. -Eh.. es una familiar de mi amigo Isaac.- Respondió una vez que comprendió todo.

- ¿Te dijo cielo?.... ¿Cielo? Jajaja ¿Esto es una broma Alex?.- Su cara se volvió fea, fingí una cara de inocencia y confusión logrando que ella me mirara fijamente al igual que sus amigas que le acompañaban.

- ¿Broma?... No, ella es mi mujer.- Dijo poniendo un brazo en mi cintura mientras me besaba la frente, sonreí y jugué un poco con una cadenita de oro que él llevaba puesta.

- ¿Tu mujer?... ¡¿Y yo que soy entonces?!.- Grito furiosa llamando la atención de las personas.

- ¿Tú? Nada.- La mirada de Alex se volvió fría causando que ella retrocediera un par de paso.

- ¿Y el hijo que llevo en mi vientre qué? ¡Es tu hijo!.- Volvió a gritar con una voz más aguda.

Cubrí mi oído porque realmente gritaba muy fuerte, ella río con molestia al ver mi gesto y avanzó hacia mí mientras levantaba su mano.

- ¡Ni se te ocurra ponerle un dedo a mi prometida!.- Dijo interponiéndose entre los dos sosteniendo su mano para después soltarla suavemente para no hacerle daño. - ¡Estas embarazada! ¡Compórtate!.- Dijo tomando mi mano y colocándome tras él sin soltarme.

- ¡Estas defendiendo a una mujer delante de mí! ¡Yo soy la madre de tu hijo!.- Grito señalándome con enojo.

-¡Basta con ese cuento de una vez!... ¡Tu y yo sabemos que ese hijo no es mío!.- Cuando Alex terminó de decir eso ella palideció y retrocedió hasta chocar con una de sus amigas.

- ¿Que... que dices?...- Tartamudeó mientras agachaba la mirada al ver que las personas estaban viendo el espectáculo que había causado.

- ¡Deberías ir y decirles la verdad a tus padres para que me dejen en paz! ¡Estoy harto de tus mentiras!.- Alex apretó con fuerza mi mano, me moví un poco porque me dolía y él al darse cuenta giro a verme. - Perdón, ¿te hice daño?.- Dijo con ojos de arrepentimiento, negué con la cabeza y le sonreí para que no se preocupara.

- Alex... tenemos que hablar...- Elena se acercó a él para tomarle el brazo pero mi amigo me abrazó y nos apartó de ella.

- Tienes hasta las seis para decirles la verdad a tus padres o iré yo mismo en persona a decirles lo que en verdad pasó... Y nada de mentiras.- Alex tomo mi mano nuevamente, le dio un ultimo vistazo y nos marchamos del lugar dejándole atrás mientras hacia un berrinche frente a todos.

Caminamos en silencio hasta alejarnos de el lugar, la mirada de mi amigo estaba perdida y se veía bastante afectado por haberle visto. Le di un leve apretón a su mano haciendo que se detuviera a verme para después jalarme a sus brazos y abrazarme con fuerza.

- Gracias Sash.- Dijo susurrando suavemente. - No sé que hubiera pasado si no ibas a rescatarme.-

- No es nada Ale, sé que el plan había cambiado pero no se me ocurrió otra cosa más que esta.- Dije dándole palmaditas en la espalda.

- Te debo una.- Dijo acariciándome el cabello.

- ¡Sash! ¡Alex! ¡¿Están bien?!.- Gritó As con desesperación mientras corría hacia nosotros junto con Matt e Isaac.

- Si.- Respondió Alex rompiendo el abrazo y girando hacia ellos.

- ¡Cielos! ¡Esa mujer esta loca!.- Dijo mi amiga que una vez que llegó se agacho para recuperar el aliento.- Vimos todo desde la esquina de la plazoleta.

- Lamento que ella sea tan descarada.- Dijo Isaac agachando la mirada avergonzado.

- No te preocupes, me alegro que por fin se muestre tal cual es.- Alex colocó su mano en su hombro para que levantara el rostro.

- ¿Estas bien?.- Dijo Matt acercándose a mí mientras veía mi muñeca izquierda.

- ¿Qué?... Ah, sí, estoy bien.- Dije sonriendo pero él tomo mi mano para ver bajo la manga una línea un poco roja marcada. - Estoy bien, no digas nada.- Susurré para que no nos oyeran los demás que hablaban entre ellos.

- En cuanto lleguemos a el departamento vendrás a mi habitación para ponerte algo para que no se haga un moretón, ¿De acuerdo?.- Dijo en voz baja mientras bajaba la manga para cubrirla.

- Si Matt.- Sonreí y tomé su brazo para llevarlo con los demás.

- Esto es una locura... creo que debemos regresar a el departamento por las cosas y a prepararnos para lo que vaya a pasar.- Dijo Ash dándonos un vistazo a mi y a Matt.

- Creo que es una buena idea, además si nos quedamos aquí es probable que le encontremos y no queremos que te frustres más Alex.- Dijo Mateo dándole un suave golpe en la espalda.

- Si, necesito un respiro... Lamento que los planes de dar una vuelta se hayan arruinado.- Dijo lamentándose mi amigo.

-¡Hey!, vamos, aun podemos hacer algo en tu casa, ¿cierto?.- Isaac sonrió para vernos rogando que le siguiéramos la corriente y nosotros asentimos sin pensarlo dos veces.

- ¡Vamos a tu casa entonces!.- Dijo Ash tomándole del brazo y llevándole a la parada donde estaban algunos taxis.

Next chapter