Webnovel

59 Solas Parte VI

Miré mi teléfono por unos segundos, sonreí y me dirigí a la sala en donde se encontraba mi amiga tratando de suprimir la vergüenza de su rostro.

- ¿En verdad me atreví a hablarle así a el jefe? ¿Y si se entera de que fui yo quien dijo eso? ¿Y si ya no quiere trabajar conmigo? ¿Y si afecte tu relación con él?.- Dijo con tanta rapidez que si quisiera ser rapera tendría el lugar número uno asegurado.

-No te preocupes, él se lo tomó de buena manera, no es necesario que hables y parezca un trabalenguas lo que dices. ¿Tienes algo que hacer hoy?.- Me senté a su lado mientras la veía responder mensajes en su teléfono.

-Mmm... creo que sí, voy a ir a entregar algunos bocetos a la empresa y a comprar materiales.- Guardó silencio por un momento y me pareció escuchar un suspiro. -Después de todo tengo que ponerme al corriente después de que Chri... ese tipo arruinará mi trabajo. ¿Vas a salir?.-

-Pfff... como si me fueras a dejar salir sola.- Dije mientras le sonreía y me acurrucaba en su hombro. - Pero ahora que lo dices, le dije a Alex que iría a ver a la Señora Lilly.- Levante la cabeza para verla a los ojos e intenté poner mirada de cachorro.

-¡Ohh basta Sasha! ¡Rayos!... Sabes que esa mirada hace caer a cualquier persona. ¡Esta bien! Pero vamos a estar juntas, no vas a salir sola, iremos con la Señora Lilly, después vendrás conmigo a la empresa y por último iremos de compras. ¡A donde vayas yo iré y a donde yo vaya tú irás!.- Me miró fijamente esperando la confirmación del trato por mi parte así que poco a poco le sonreí.

-¡Si capitana! Entonces vamos a vestirnos, porque se va a hacer tarde... ¡Corre!.- Tomé su brazo y la llevé a la habitación.

- ¡Yo te voy a elegir la ropa Sash!.- Dijo mi amiga en cuanto entramos a su habitación, solté su mano y giré rápidamente a verla.

-¿Qué? ¿Porqué? ¿Tan mal me visto?.- Al ver mi expresión de tristeza con sorpresa ella comenzó a carcajearse hasta que perdió el aliento.

-¿Cómo puedes hacer expresiones tan exageradas? ¿Fuiste un payaso en tu otra vida?... Pero no, no te vistes mal ni nada de eso, solo es que siempre usas lo mismo.-

-¿Qué es lo mismo?.- Dije tocando mi pecho fingiendo que me había herido su comentario.

-Ya sabes... pantalón, tenis, camisa y sudadera.- Dijo mientras caminaba a su closet y rebuscaba en el.

-¡Eso no es verdad! Yo... yo... eh. ¡Ah si!..-

-El usar pantalón de vestir y camisa de vestir con zapatillas con 5 centímetros de tacón no cuentan como otra forma de vestir, eso lo usas para trabajar.- Me miro mientras en su rostro se dibujaba una sonrisa, ella sabia que iba a usar mi vestimenta "especial" para justificarme.

-Sash, eres una mujer hermosa, tienes una piel perfecta, tu cuerpo esta muuuy bien...-Dijo Ash mientras me comía con los ojos.

-¡No hagas eso!.- Ella solo se burlo de mí e ignoró mi comentario para seguir hablando.

-También tienes esos rizos rojizos tan preciosos... incluso con esos ojazos verdes... ¡Podrias haber tenido miles de novios u hombres a tus pies! Pero se que eso no te importa, bueno no es como si te faltaran pretendientes, tienes a Mateo, también están esos tipos de la universidad que siempre te escriben pidiendo una cita, tus clientes de la biblioteca van a verte, ¡incluso tienes al jefe comiendo de tu mano!...¿Puedes dejarnos algo a las demás?.- Dijo mientras caminaba hacia mi y me pasaba un conjunto de ropa para vestirme.

-Jajaja ¿Puedes tranquilizarte? Si tu tampoco estas sufriendo por "hombres".- Dije mientras comenzaba a cambiarme.

-Ahhh.... lo sé. Es solo que aún no encuentro a el indicado, tú sabes que quiero a alguien que sea atento, lindo, divertido, que le guste salir a bailar o a viajar...

-Si sabes que no puedes salir contigo misma, ¿no?.- Dije mientras me acercaba a ayudarle a subir el cierre de su vestido.

-Gracias Sash... Lo sé pero dejame describirtelo a detalle... De acuerdo a su personalidad quiero a alguien como yo pero que sea maduro y me proteja, que me haga sentir segura y... físicamente sería como ¿yo?.-

-¡No puedes salir contigo misma! ¡¿Acaso hay alguien en este mundo que tenga tu personalidad, que sea maduro, que sea rubio, alto de tez blanca y ojos color azul?!.-

-Cafés...-

-¿Qué? ¿Quieres un café?.-

-No... que me gustan las personas con ojos color café, ya sabes que es mi color favorito.- Dijo mientras jugaba con el dobladillo de su vestido.

-¿Es posible que encontremos a alguien que cumpla con esos requisi....- Guardé silencio por un momento y recordé que si había alguien que hasta el momento cumplía con los requisitos, esa persona estuvo al lado de Louis siempre que lo veía.

Next chapter