Webnovel

25 Reunión Parte I

-Sasha... hija levántate es hora de que desayunen algo, sé que es fin de semana y no tienen clases, pero ya es tarde. - Me decía una voz dulce y llena de cariño, hace mucho tiempo que no la oía.

- ¿Mmm?... Otros 5 minutos. - No quería despertar, no quería que desapareciera, quería volver a escucharla una vez más.

- Les dije que no se quedaran hasta tarde pero nunca me hacen caso… vamos ya es tarde… - La voz estaba cambiando esa no era su voz, cada vez se escuchaba más gruesa. - ¡es tarde!

Me levante rápidamente de la cama y observé a mi alrededor, no había nada, mi corazón latía más rápido que nunca, mis piernas temblaban demasiado hasta que sentí un mareo y me deje caer en la cama de nuevo.

-¡Quítate estas muy pesada… no puedo respirar!.- Me puse de pie y ví a mi amiga tapándose con la cobija hasta los ojos, sonreí y decidí dejarla dormir un poco más, su cara me decía lo mucho que lloro ayer, sus ojos estaban rojos e hinchados, caminé al baño y me lavé los dientes, me metí a bañar y cuando salí vi que el sol entraba por la ventana, era raro, ya que por lo regular el sol solo iluminaba así hasta las 10 o 11 de la mañ….

Corrí a ver mi teléfono y vi lo que temía faltaban 5 minutos para las 11 en punto, solté mi teléfono y corrí a mi closet, traté de ver que me ponía, pero no sabía…

- ¡Ash!... ¡Ashley ayúdame voy tardísimo! ¿Qué me pongo? - Dije mientras trataba de sacar zapatos, sacos, trajes, faldas, era un desastre.

- ¿Qué hora es? - Dijo mi amiga con voz adormilada.

-Faltan 5 para las 11.- Dije mientras sacaba mi maquillaje y cepillaba mi cabello que estaba en pésimas condiciones.

- ¡Rayos! ¿No pusiste alarma? - Me dijo mientras se levantaba de la cama corriendo y escogía un atuendo para mí.

-Si, pero no sonó. - Dije mientras me untaba crema en la cara.

-Ok, déjame esto a mí. Mmm… a ver ponte esto en lo que busco tus zapatillas, hoy debes ir hermosa, aunque se nos haga más tarde. - Dijo mientras me arrojaba las prendas y buscaba entre el desastre de habitación que habíamos ocasionado.

- ¿Un vestido rojo con negro? ¿No llamaré mucho la atención?... se supone que no quiero que...-

-Si, si, sí. Lo sé, sin embargo, me encanta como te ves con vestido, confía en mí, no por nada mi mamá me enseño de moda. - Dijo mientras me llevaba unas zapatillas negras.

Me vestí lo más rápido que pude, cuando estuve lista y pensaba irme corriendo me tomó del brazo, me sentó en la cama y tomó el maquillaje.

- ¡No te dejaré ir así a esa empresa, sé que eres preciosa al natural, pero tienes ojeras debajo de esos hermosos ojos verdes, dame 2 minutos para arreglarte, mientras tanto pide un taxi! -

Hice caso y esperé a que me arreglara, ella siempre me convencía de todo. Una vez que estuve lista mi amiga soltó un grito de felicidad y me empujo en dirección al espejo que tenía en la pared, cuando me vi me quedé impresionada, sabía que era yo, pero esta versión de mí se veía diferente, sonreí y abracé a mi amiga, escuché que el taxi estaba pitando fuera de mi casa, tomé mi bolsa que preparó mi amiga y corrimos hacia afuera.

-Si yo fuera hombre me casaría contigo, te ves espectacular, ¡Atácalos, amiga! - Dijo mi amiga mientras cerraba la puerta del taxi, ella salió a dejarme, pero no se vio al espejo, su cabello era un desastre, además de que tenía pantuflas distintas, sus ojos estaban llenos de lagañas y tenía saliva seca en su mejilla, sonreí al ver que ella siempre estaba conmigo apoyándome.

Me despedí de ella con la mano y la vi entrar a la casa, los vecinos solo la observaban asombrados, era difícil que alguien la vieran así, ella siempre estaba arreglada y presentable, pero en esta ocasión fue diferente, di la dirección de la cafetería y una vez que llegué pague el taxi y salí corriendo.

Next chapter