Webnovel

60 Posibilidad

Cubrí mi boca con mi mano para después ver a mi amiga, ¿Es posible que mi amiga haya descrito a el hermano del jefe? ¿Ya lo conocía? ¿Si le digo no se querrá casar con Joseph inmediatamente?...

-¿Que pasa? ¿Viste algo? ¿Llamo a Math y a Alex?.- Mi amiga se levantó rápidamente y tomó su teléfono.

-Eh... no es nada, solo recordé que hoy... hoy tenía que... que publicar lo del anuncio del trabajo para la biblioteca.- Yo sabía que sí le decía algo ella iría a buscarlo, lo acosaría por un tiempo y después saldría con él sin darle oportunidad de negarse. Si ambos fueran a salir tendría que averiguar sobre él para ver si es el indicado para Ashley.

-¿Ash me escuchas?.- La voz de mi amiga me despertó de mi trance.

-Si, si, perdón es que estaba pensando en alguien que cumpla los requisitos del trabajo.- Dije pensando en como le haría para que eso sucediera.

- Ah bien... bueno. Vamos a terminar de arreglarnos. Siéntate.- Dijo mientras le daba golpecitos a la silla frente a su tocador.

-¿Vas a hacer magia?.- Dije mientras me sentaba y dejaba que jugara conmigo.

~Una hora después ~

-¿Llevas todo Ash?.-

-Si, vamos, ya le mandé mensaje a Alex de que vamos para allá.-

Cerramos la puerta de la casa y caminamos hacia su auto, ella subió del lado del conductor y me hizo una seña para subir, respiré y abrí la puerta de copiloto para subirme rápidamente, sentía mi corazón latir y el sudor recorrer las palmas de mis manos.

-¿Estás segura de querer ir a mi lado? Ve a la parte de atrás, ahí te sentirás tranquila.- Dijo mientras tomaba mi mano.

- Estoy bien, tengo que superar esto de una vez, no siempre podré hacer lo que me haga sentir cómoda, decidí superar mis traumas.- Dije con voz rasposa, por alguna razón mi garganta estaba seca y me limitaba a mirar al frente.

-Bien, en ese caso conduciré despacio y cuando sientas que ya no soportas más me dices para que cambies de lugar, ¿De acuerdo Sash?.-

-Si, gracias Ash.-

Mi amiga encendió el auto y avanzó lentamente hacia la casa de mi amigo, me platico lo que quería hacer con los materiales y otras cosas, sabía que ella lo hacía para distraerme, no dije ni una palabra pero ella en ningún momento me soltó la mano, sabía que no era difícil para ella conducir con su mano izquierda, pero si ella me soltaba lo más probable era que tuviera un ataque de pánico.

El camino se me hizo eterno, pero una vez que llegamos vimos a Alex esperándonos fuera de la casa con Mateo, ambos se sorprendieron al verme ocupar el lugar que nunca quise, los dos sabían lo que me había pasado y todo lo que me hacia tener miedo, después de todo eran mis amigos, y no les podía ocultar nada.

Ashley estacionó el auto y salió primero para correr a abrirme la puerta, mis amigos se acercaron de prisa, ella me tomó de la mano y me ayudó a salir, sentí mis pies temblar pero me estabilice rápidamente.

-¿Estas bien?.- Dijo mi amiga mientras me miraba tratando de encontrar alguna seña de ansiedad en mi, pero al ver que no era el caso se relajó. -¿No nos van a saludar?.-

-¡Hola!.-Dijeron Alex y Mateo al mismo tiempo.

Mi amiga los observo y comenzó a reirse.

-¿Nos vemos más bonitas de lo habitual? Lo sé, somos hermosas. ¿Qué podemos hacer?.-Dijo mientras modelaba su outfit.

-Tan modesta como siempre Ashley.- Dijo Alex con ironía.

-¿Acaso van a ir a una fiesta?.- Dijo Mateo.

-No, claro que no. Venimos de visita tontitos.- Dijo Ash mientras caminábamos hacía la casa.

-¿Porque usas falda Sash?.- Mire a Math quien me miraba sorprendido. -No me malinterpreten pero tu no sueles vestirte así. No digo que te veas mal. Te ves muy bonita, pero es raro.-

- Ash quería jugar.- Dije para después reírnos los tres.

-¿Porque se ríen? Hice un excelente trabajo.- Dijo mi amiga mientras hacia un mohín.

-Basta de pelear, ¿Donde esta la Sra. Lilly?.- Dije mientras entrabamos a la casa.

-Mi abuela está en el patio. Esta feliz porque vinieron a verla.- Alex estaba feliz, nos guió hasta el patio y la saludamos, ella se veía bien, nos abrazó a todos y platicamos por un rato, después mis amigos entraron a la casa por agua de tal manera que solo quedamos la abuela de Alex y yo.

-Sash cariño, estoy feliz de verte, ya eres toda una jovencita muy bonita, te pareces tanto a tu madre.- Dijo mientras colocaba un mechón de mi cabello detrás de mi oreja.

-Lo sé, mi mamá podría hacerse pasar por mi hermana mayor.- Dije sonriendole.

-Hija, aprovechando que estamos solas tengo que hablar contigo.-

-¿Paso algo?.- Dije algo preocupada al escucharla hablar así.

-Ya estoy vieja, sé qué no me queda mucho tiempo, no puedo cuidarte como yo quisiera, ni mucho menos a mi nieto, sé que él se casará con su novia, ella es una buena jovencita, lo más probable es que él viva aquí, necesito que te cuides, sé lo que pasó hace unos días, fui a verte al doctor, sé que es difícil y peligroso para ti pero escucha bien lo que voy a decirte.- La señora Lilly respiró profundamente por unos segundos y me miró.

Next chapter