Webnovel

87 Oscuridad Parte I

Bajé las escaleras y mis amigos ya me estaban esperando en la puerta para irnos de regreso a la ciudad, caminé rápidamente hacia ellos y cerré la puerta. Aunque el viaje fue un poco corto logramos encontrar algunas cosas que nos ayudarían a solucionar las cosas. El transcurso del recorrido estuvo muy tranquilo, mis amigos estaban callados y en el auto solo se escuchaba la música de fondo, Ashley aprovecho el tiempo y se acurruco en mis brazos para dormir un poco.

-Sasha, ya llegamos a la casa. -Dijo Mateo mientras me movía un poco del hombro.

Abrí lentamente los ojos y asentí, me bajé del vehículo y tomé mis cosas para entrar a la casa, subí a dejarlas a la habitación de mi amiga y regresé a la planta de abajo para despedirme de mis amigos.

-Si se presenta alguna cosa nos llaman, estaremos a su lado a cualquier momento. - Dijo Mateo mientras nos miraba fijamente a mi amiga y a mí.

-Si, lo sabemos, nosotros les avisaremos si pasa algo. - movió su cabeza varias veces tratando de hacer que mis amigos se calmaran un poco.

-Vendré en la noche a darme una vuelta, después de todo vivimos muy cerca. - Alex nos sonrió.

- ¿Entonces debería mudarme yo también a la zona? – Después de decir eso Mateo lo miro y comenzaron a reírse juntos.

Se despidieron de nosotras y ambos se fueron juntos, una vez que perdimos el auto de vista entre a la casa con mi amiga y comenzamos a limpiar para estar preparadas cuando llegaran sus padres.Eran cerca de las siete de la noche cuando terminamos la limpieza, como ambas estábamos cansadas y sudorosas decidimos darnos una ducha antes de prepararnos algo para comer, mi amiga me dejo el baño de su habitación y ella se fue a el de la habitación de al lado.

Cepillé mi cabello antes de bañarme, cuando estuvo completamente desenredado entre al agua, sentí como mi cuerpo se relajaba al contacto del agua caliente, recordé lo que había pasado en el viaje improvisado que habíamos tenido, mi piel se erizo al recordar a aquella persona que vi en la oscuridad del bosque, moví la cabeza para intentar olvidarlo, pero me daba una sensación extraña, me sentía un poco nerviosa. Me di prisa para terminar de bañarme, me puse la bata y me dispuse a salir para cambiarme. Mi corazón seguía sintiéndose extraño, era como si pudiera predecir que algo malo iba a suceder, me vestí rápidamente para ir a buscar a mi amiga y no estar sola.

Salí de la habitación y toque su puerta, como no me respondió entre y escuche que el agua seguía cayendo, además de que se oí que ella estaba cantando al ritmo de una canción, sonreí y me senté un rato en la cama. Minutos después sentí un poco de sed y bajé a oscuras a la cocina para tomar un vaso de agua. Mi mente no dejaba de dar vueltas a mis pensamientos, ¿podría ser que algo pasaría? ¿Pero que sería?...

Escuché que alguien estaba en el patio, caminé lentamente hacia ella sin hacer ruido, como estaba completamente en penumbras aproveché para ver a través de una ventana pero no se veía nada, fui a la puerta y miré por la mirilla, había alguien afuera de la casa, estaba completamente de negro y usaba un gorro que le tapaba el rostro, mi espalda se tensó y un sudor frio comenzó a recorrer mi cuerpo al ver que esa persona se acercaba a la puerta, en su pecho tenía una cadena con un dije... era igual al de la persona que le había causado esa cicatriz a mi amigo hace varios años. Retrocedí lentamente mientras guardaba mi respiración, una vez que estuve lo suficientemente cerca de las escaleras subí corriendo hacia la habitación de mi amiga, tomé mi celular y fui a donde se encontraba Ashley, nos habían encontrado... otra vez.

Next chapter