Webnovel

47 Hablarte

Pasó un rato y no recibía ninguna respuesta de parte de Louis, jugué con los dedos de mis manos mientras esperaba, por alguna razón me encontraba muy nerviosa y mi corazón latía de manera irregular. De pronto se escucho un ruido a través del teléfono, parecía que algo se había caído.

-Lo... Louis ¿Estas ahí?. -Mi voz era muy débil, no quería interrumpirlo en caso de que estuviera trabajando. -Creo que ahora estas ocupado, hablemos despu...-

-¡Espera! ¡Estoy aquí!... Es que mi hermano tuvo un leve accidente.- Dijo Louis con rapidez.

-¿Él está bien? Será mejor que veas si esta herido, podemos hablar después cuando estés libre.- Dije al pensar que su hermano se había hecho daño.

-No... no es necesario, Joseph está bien solo se ... se tropezó con algo de la oficina. -Guardo silencio por un instante para continuar con una voz extremadamente dulce que hizo que me sintiera inquieta.- Y...yo siempre estoy libre para hablar contigo. En realidad no te he visto desde hace unos días, aunque te di mi numero de teléfono no me llamaste, me... me preocupé y... he estado esperando que me mandaras un mensaje pero...-

-Oh, ya veo. Lo que sucedió fue que hubo un incidente y estuve en el hospital unos días así que me fue imposible hablar contigo.- Dije mientras recordaba lo sucedido y un sentimiento de tristeza invadió mi corazón acompañado de un poco de amargura.

-Lo sé, le llamé a tu representante para saber si todo estaba en orden, él solo me contó unos detalles, quise ir a verte pero me fue imposible.- En su voz se escuchaba un rastro de aflicción.

-No te preocupes, casi todo el tiempo me dedique a dormir.- Los sueños que tenia abordaron mi mente, a pesar de que sentía que había algo que no recordaba decidí dejar de darle vueltas al asunto.

-¡Hermano tenemos que ir a junta en 5 minutos!.- La voz de Joseph resonó en mis oídos, al parecer había gritado demasiado fuerte así que no pude evitar soltar una risa al imaginármelo gritándole y siguiendo a Louis por toda la empresa.

-¡Sasha baja a comer! ¡Si no vienes en un minuto subiré por ti!.- La voz de mi amiga no tardo en sonar como si fuera una madre regañando a su hijo quien tardaba demasiado tiempo para bajar de su habitación. Una risa masculina completamente magnifica invadió mi cabeza, era tan agradable que hacia que olvidara lo que pasaba a mi alrededor.

-Creo que ambos debemos irnos si no queremos ser regañados.- La voz de Louis me regreso de nuevo a la realidad.

-Si, creo que debemos darnos prisa.- Me sentí un poco triste porque era la primera vez que hablaba con él por teléfono pero no pudimos conversar mucho.

-Te llamaré después, tengo que cerrar un trato con unos inversionistas.-

-Sí, esta bien.- Dije suavemente mientras jugaba con un mechón de mi cabello.

Ambos nos quedamos en silencio hasta que él cortó la llamada, poco a poco retiré el celular de mi oído y lo deje en la cama, miré el teléfono por un momento para después tomarlo de nuevo, agregue el número de él a mis contactos y después decidí escribirle un mensaje:

"¡Éxito! Sé que lograrás cerrar ese trato"

Una vez que termine de escribirlo lo observe y presione la opción de enviar con mis manos temblorosas llenas de sudor.

-Yo quería hablar contigo desde hace mucho tiempo atrás.- Dije soltando un suspiro.

Dejé el teléfono en la habitación y bajé a comer con mis amigos.

Next chapter