Webnovel

24 Hablando

Nos quedamos unos segundos en silencio, hasta que Ash decidió hablar.

-Bueno, Sasha tu sabes que desde que él y yo nos hicimos novios discutíamos casi siempre, y que nos dejábamos de hablar hasta que uno de los dos decidía arreglar las cosas...- Ashley tomó aire y pude ver que estaba reteniendo las lágrimas, así que tomé su mano para que se detuviera en caso de que no estuviera lista para hablar.- Él ya me hab.. había empujado e insultado... tenía pequeños moretones y yo... yo trataba de ocultarlos de ustedes porque no quería que me dijeran que era tonta...

-Yo nunca te diría eso Ash.- Dije mientras le veía, ya sabía que él la agredía pero siempre que le preguntaba o decía algo ella se negaba a responder, intenté reportar lo ocurrido con la policía pero siempre me detenía diciendo que ella se los hacía mientras trabajaba.

-Lo sé... ustedes nunca me hubieran hecho eso pero... me aferraba a la idea de que él cambiaría... si tal vez yo me convertía o hacia lo que él quería pero... después de estos años no vi resultados así que decidí afrontarlo y terminar con todo... esta vez es definitivo, ya no volveré a cegarme, ya no quiero continuar así.- Dijo mientras apretaba mis manos y veía mis ojos, sabía que ella no mentía.- Yo en la mañana le mande un mensaje diciéndole que ya no quería verlo nunca más, que era la peor persona que había conocido, supongo que cuando el vio eso se enojo y fue al estudio a pelear, cuando llegó me dijo que él solo estaba conmigo porq.. porque sentía lástima de mí, que él solo me usaba ya que yo siempre le prestaba dinero y le daba regalos costosos.-

-Ese cretino realmente... apesta.- Dije evitando maldecirle.

-Lo sé, estaba tan cegada, no era amor lo que sentía por él, solo era un capricho mío el querer lograr tener su cariño, me tardé mucho en reaccionar... Bueno, estaba en que él fue y me dijo eso, y yo le di una cachetada, eso lo hizo enojar aún más y me arrojó al suelo mientras decía que el se encargaría de quitarme algo que yo quería.- Mientras decía eso me miró y tomó mi mano, ese "algo" era yo, un escalofrío recorrió mi cuerpo. Respire y decidí calmarla.

-Ash, amiga, tu sabes que no dejaré que me haga daño, no soy alguien fácil de controlar, además si se acerca te aseguro que lo castigaré por todo.- Dije mostrando una sonrisa llena de confianza.

-Lo sé, pero aún así llámame si pasa algo, por favor.- Veía como la preocupación desbordaba de su ojos.- Bueno, regresando a lo sucedido, tú llegaste justo cuando el iba a... gracias por protegerme.

La abracé fuertemente por un rato y le di un beso en la frente. Al fin ella había terminado con él, pero eso no significaba que todo se solucionaría.

-Ven, veamos películas para olvidar el desagradable día que tuvimos.- Prendí el televisor y puse la película que ella amaba, la vi sonreír y me sentí más tranquila, todo saldría bien, yo me encargaría de alejar a Chris de nosotros, mientras ideaba un plan mi celular vibró, lo tomé y revisé el mensaje:

"Hola querida, te informó que mañana tendremos una reunión con los directivos, obviamente debes ir presentable y linda, como siempre... te veo en la cafetería de siempre a las 11. Besos.

Con cariño tu representante Mateo."

Después de leer dejé mi teléfono en la mesita de la cocina y volteé a ver a mi amiga, ella me sonrió y tomó de la mano.

-Ve, sé qué tienes cosas que hacer, además yo tengo que comenzar de nuevo mi trabajo, cuando regreses estaré aquí esperando que me des buenas noticias.-

-Gracias Ash.- La abracé por unos segundos, todo estaba bien, yo la protegería... yo me encargaría de él, después de todo ella siempre estuvo a mi lado.

Pasamos el resto del día riendo, llorando y gritando al ver las películas, cuando ya no podíamos más ambas fuimos a dormir a mi habitación, hace tanto tiempo que ella no se quedaba conmigo, por mi mente pasaron recuerdos de mi madre contándonos historias para dormir, apagué la luz, fui a mi cama y la abracé.

-Sash.- Dijo tratando de averiguar si ya estaba dormida.

-¿Que sucede Ash?.- Dije mientras evitaba caer dormida.

-Gracias.- Dijo en un susurro.

-¿Porqué?.- Dije mientras me perdía en mi sueño.

-Por no caer en su trampa esa noche.- Dijo con un susurro casi imperceptible mientras me abrazaba con fuerza.

-¿Mmm?...Buenas noches.- Dije tratando de analizar lo que ella quiso decir pero el cansancio me venció.

-Buenas noches Sash.-

Next chapter