Webnovel

134 Despertar

--- Sasha ---

Cuando me le di un beso en la mejilla y me despedí de él para retirarme a dormir a mi habitación escuché su voz respondiendome, entre rápidamente a mi dormitorio y me arrojé a mi cama para enterrar mi cabeza en la almohada intentando descubrir si era un sueño o no. Escuché que mi teléfono vibró varias veces así que lo tomé para ver de qué o quién se trataba.

"Viendo que no has llegado a casa me tomé la libertad de decirles lo que te dije en la tarde a los demás, fue difícil convencer a Matt y a Alex pero al final me creyeron porque le llamé a mi prima y ella les confirmo eso. Mi papá se la creyó a la primera pero creo que mi madre sospecha un poco. Descansa"

Me sentí agradecida con ella al hacer eso pero también me estaba incómoda por haber hecho que mintiera por mi aunque no estuviera haciendo nada malo en estos momentos.

Pude ver por la ranura de mi puerta que Louis había apagado las luces, y eso era lo mismo que debería hacer yo en estos momentos si quería ir a trabajar y disculparme con Tom por no haber ido a ayudarle a cerrar. Me levanté y apagué las luces, caminé a mi cama y me metí a las sábanas, la luz de la luna brillaba a través de mi ventana, me moví en varias ocasiones intentando consiliar el sueño pero no lo logré así que me puse a pensar acerca de los temas que abordaría mi nueva colección de libros.

- Sasha ¿Cuál es tu flor favorita?- Dijo mi madre mientras caminábamos de la mano por un invernadero lleno de plantas y flores de todos los colores y tamaños.

- Las rosas.- Señalé una blanca que estaba frente a mi.

- Ya veo, entonces llevemos una de esas a casa.- Me sonrió y acaricio el cabello.

-¿Cuál es tu favorita mami?-

- Las mías son las gardenias blancas.- Miro mi rostro de confusión y me llevo hasta el lugar en dónde había unas para que conociera la flor.

- Es muy bonita mami.- Dije acariciando con delicadeza el pétalo de la flor.

- Lo es.- Su voz y su rostro reflejaban tristeza y melancólia.

- A las dos nos gustan las flores blancas.- Dije y mi madre me miró para después darme un beso en la frente. - Es hora de que despiertes.- Susurró en mi oido con suavidad.

Abrí los ojos lentamente y me di cuenta de que estaba en mi cama, había soñado nuevamente con ella, estire la mano y cogí el celular para ver la hora, casi eran las siete de la mañana, me senté en el borde del colchón y mire la fecha por unos segundos.

- La semana que viene es tu cumpleaños mami, te llevaré tus flores faboritas.- Sonreí y me puse de pie para irme a vestir para ir a la tienda a comprar algo para que desayunaramos Louis y yo.

Next chapter