Webnovel

135 Despedir

--- Louis---

Escuché que llamaron a la puerta un par de veces, me moví en la cama para intentar volver a conciliar el sueño.

-Louis, ya está el desayuno, debes bajar para ir a trabajar. - Dijo una dulce voz que me hizo salir de mi sueño por completo.

Abrí los ojos y los tallé un poco para que se acostumbraran a la luz que había en la habitación, Sasha estaba frente a mi vistiendo un pantalón y una blusa blanca acompañado de un delantal con un gato, en su rostro estaba dibujada una hermosa sonrisa que me hacia recordar lo que había pasado el día anterior.

-Buenos días dormilón, el desayuno esta listo… Te veo abajo. - Dijo mientras cerraba la puerta y salía.

Me senté lentamente en la cama y tomé mi celular para ver la hora, casi eran las ocho de la mañana y yo debía ir a mi casa para cambiarme, pero al parecer no me daría tiempo así que le envíe un mensaje mi hermana para que me llevara mi ropa a la oficina. Me levanté y fui al baño para lavarme la cara y arreglarme un poco, cuando estuve listo ordené el lugar en donde había dormido y bajé al primer piso en donde un delicioso aroma invadió mi cabeza, me acerqué a la barra de la cocina y pude ver a Sasha que estaba concentrada cocinando un par de panqueques mientras cantaba una canción que yo jamás había escuchado pero parecía ser un poco triste, ella giró para servirlos en un plato y cuando me vio dio un pequeño salto.

-Lo siento. - Dije mientras caminaba hacia la mesa. - ¿Te ayudo en algo? - Dije viendo el festín que ella me había cocinado.

-No, gracias. Siéntate antes de que se enfríe. - Ella me indicó con su mano una silla y tome asiento. - ¿Café? - Dijo mientras tomaba una taza y esperaba mi respuesta.

-Por favor. – Ella sirvió un poco de la bebida y me la dio junto con un pequeño recipiente en donde había un poco de azúcar guardada.

- ¿Diario cocinas así? - Revolví un poco mi bebida y le di un pequeño trago.

-Por lo regular cocino para mí solo un par de huevos con tocino y mi café, pero como ahora vivo con más personas suelo cocinar un par de cosas más de cosas, y como no sabía que te gustaba hice un poco de todo - Dijo mientras se sentaba en la silla de al lado y bebía un poco de leche, sonreí al escuchar lo ultimo pero evite que se notara mucho mi felicidad, así que cambie el tema.

-Creo que me dijiste que ahora vives con los padres de tu amiga, ¿No? - Después de decir eso le di un mordisco a el panqué que había hecho y me asombró lo bien que cocinaba, sabia mejor que todas las cosas que había comido en toda mi vida.

-Si, estos días también estuvieron Matt y Alex en la casa. - Asentí con la cabeza, les envidiaba por estar viviendo con ella, pero estaba más tranquilo al saber que ellos le estaban cuidando.

- ¿Las cosas que están en la puerta las llevarás a la casa de tu amiga? - Dije recordando que había visto un par de cosas apiladas en la entrada.

-Si, pero creo que le diré a Alex que me acompañe por ellas en la tarde. - Sasha continúo comiendo y yo le imite porque ambos llegaríamos tarde a nuestros trabajos si continuábamos hablando.

Cuando terminamos le ayude a recoger y a lavar los platos de la mesa mientras platicábamos sobre el don de cocina que poseía, poco después ambos tomamos nuestras cosas y caminamos hacia la calle en donde estaba mi carro estacionado.

-Sube, te llevo. - Dije abriéndole la puerta para evitar que se negara.

-Sabes que esta muy cerca la biblioteca, ¿verdad? - Dijo mientras me sonreía y yo solo levante los hombros quitándole importancia a ese hecho, dio un suave golpe en mi brazo, miró el asiento y dudo por unos instantes, pero se subió lentamente, me agache y tomé el cinturón de seguridad para colocárselo, cuando estaba por salir le vi conteniendo la respiración cosa que me causo mucha ternura, mire su rostro y le sonreí para que se relajara, cerré la puerta del auto y fui a el otro lado para irnos.

Durante el transcurso del camino noté que ella no hablaba y se limitaba a ver el camino fijamente, fue ahí que recordé lo que me había contado sobre el accidente en donde había perdido a su madre, mi pecho dolió un poco así que tomé su mano con fuerza y continúe manejando con precaución para evitar que ella se asustara. Al llegar a la biblioteca me estacione y me baje rápidamente para abrirle la puerta, pero cuando me acerque a su lado ella ya se había bajado.

-Gracias. - Dijo mientras me sonreía.

-No es nada… Gracias a ti…- Dije mientras acariciaba su cabello.

- ¿Por qué? - Dijo con confusión.

-Por escucharme ayer, por no correrme de tu casa, aunque me porte como un patán el día anterior... por darme un techo para dormir y alimentarme hoy.... por todo. -

-No fue nada… Cuando necesites algo dime, te ayudaré. – Ambos nos quedamos en silencio y seguimos mirándonos fijamente, ninguno de los dos quería despedirse, pero era necesario porque debía ir a la empresa para trabajar.

-Adiós. - Dije acariciándole nuevamente el cabello.

-Adiós. - Susurro sin quitarme la vista de encima.

Seguí parado a pesar de que ya me había despedido, pero al notar que habían llegado un par de personas a la biblioteca caminé a el lado del conductor y me subí, arranque el motor y escuche que alguien golpeaba el vidrio de mi ventana, lo bajé y era Sasha quien me hizo una seña para que me acercara, lo cual hice y sin esperar nada recibí un beso en la mejilla.

-Avísame cuando llegues. - Dijo rápidamente para después correr a la biblioteca a abrir la puerta y atender a las demás personas que estaban llegando, sonreí y al notar que me veía le dije adiós con la mano y me marché.

Next chapter