Webnovel

175 Desconfianza

Al llegar a la primer planta, me detuve en seco y giré intentando soltarme cosa que él me impidió.

- ¿Qué pasa?.- Dijo mirándome con atención.

- No hice la cama en donde dormí.- Respondí avergonzada por mi desfachatez.

- No es necesario, ya la he arreglado... y como corrección es la cama en donde dormimos juntos.- Desvié la mirada tras oírle decir eso, cosa que le volvió a divertir.

Sin embargo, no nos percatamos de que no estábamos solos, fue hasta que una manzana rodó hacia nuestros pies que ambos giramos en dirección a la cocina en donde estaba el amigo de Louis con la boca abierta, mi rostro volvió a arder y por instinto me escondí tras él rezando que solo él hubiese escuchado eso.

-¿Qué haces aquí? .- Dijo Louis con seriedad mientras pasaba un brazo por mi cintura.

- ¿No debería decir eso yo? .- Dijo señalándonos a los dos con una sonrisa picarona.

- Pasaron algunas cosas anoche y ella se quedó a DORMIR aquí.- Respondió mientras caminábamos hacia él.

- Deberías comer una manzana hasta que lleguen los demás con la comida.- Me miró con ternura mientras jugaba con uno de mis rizos.

- Puedo esperar, no tardan en llegar.- Dije con timidez mientras jugaba con mis manos.

- ¿Dónde está Isabella? Supongo que si las encontraron ayer en el bar ¿Cierto?.- La voz de Sebastian sonaba un poco preocupada al no verla en la casa.

- ¿Cómo sabias que ellas estaban juntas en un bar?.- La voz de Louis se volvió mas seca y su amigo inmediatamente irguió su espalda.

- Lamento no haberte saludado antes, es un placer verte nuevamente.- Dijo evitando la pregunta mientras se acercaba a mi para darme la mano.

- No se preocupe, también me alegra verle.- Dije respondiendo su saludo ayudandole a huir de las garras de Louis.

- ¡Ya llegamos!.- Gritó Isabella mientras entraba a la casa.

- No vayas a decir nada, tu y yo tenemos que hablar más tarde.- Dijo Louis saliendo de la cocina para ir a recibir a los demás.

- ¿Realmente paso algo?.- Dijo Sebastian viéndome con una sonrisa.

- No, tuve fiebre en la noche y él se quedo a mi lado a cuidarme.- Respondí de manera sincera cosa que hizo que su cara reflejara algo de decepción.

- Pensé que al fin tendrían un avance de pareja.- Se recargó en la isla de la cocina.

- No estamos saliendo.- Al oírme decir eso su rostro cambio a uno de sorpresa.

- Pe... pero él actúa muy... muy distinto cuando te tiene cerca.- Camino hacia mi intentando buscar una explicación.

- Desde que lo conocí siempre me ha tratado igual.- Dije acomodando mi cabello.

- ¡¿Que rayos ha estado haciendo todo este tiempo?!.- Dijo tomándose por el cabello frustrado.

No sabía a que se refería y solo le vi negar con la cabeza, oí varios pasos y voces que se acercaban a donde nos encontrábamos.

- Hola Sash.- Dijeron a coro Isabella y Ashley que se acercaron a mi para abrazarme.

- Hola.- Respondí acariciando sus cabezas.

- Hola Sash, ¿Estas bien?.- Dijo Alex corriendo hacia mi con varias bolsas para ver si me encontraba bien.

-Estoy bien, anoche me dio fiebre pero Louis me cuido hasta que mejore.- Di varios detalles para evitar que sus ideas locas se descarrilaran.

- Bueno, al menos hizo algo bien.- La voz de Mateo sonaba algo molesta pero no sabía porque, mire a mi amiga quien solo me dijo con los labios "Mas tarde te digo".

-¿Que clase de hombre crees que soy?.- Dijo Louis entrando junto con su hermano a la cocina.

- Uno del que desconfío.- El ambiente cambio dramáticamente cuando Matt hablo así que rápidamente mis amigas intervinieron para comenzar a hacer la comida aunque ninguna de las dos ayudo a hacerla, las personas que me ayudarían a cocinar eran Louis y Matt, mientras el resto se sentaba a vernos.

Next chapter