Webnovel

114 Denuncia Parte I

¿Por qué me pasaban esas cosas a mí? Definitivamente hoy había tenido mala suerte... primero lo de Louis, luego lo de la casa y por último mi celular, suspiré varias veces y sentí como mi amiga me daba palmaditas en la pierna para consolarme.

- ¿Quieres un amuleto? - Dijo Ashley mientras reía suavemente por su broma, levanté la cabeza y le vi.

- ¿Tienes uno? Dámelo. - Dije levantándome rápidamente mirándole a los ojos con entusiasmo cosa que ella no esperaba y le tomó por sorpresa. – Es broma, vayamos a recoger lo que queda de mi celular, mañana tendré que ir a arreglarle o en el peor de los casos a comprar uno nuevo. - Me levanté de la cama y tomé la mano de mi amiga para dirigirnos a la sala que era el lugar en el que se encontraban todos reunidos.

- ¡Hola! - Grito Ash y corrió a abrazar a sus padres quienes le recibieron con una gran sonrisa.

-Ven aquí cariño, les hemos echado de menos. - Dijo la Señora Alice mientras me veía y abría su brazo para que me uniera a ellos, les sonreí y me acerque a ellos.

-Me sentí triste dejando aquí a mis niñas. - Dijo el Señor Smith mientras nos abrazaba a las tres con fuerza.

- ¡La próxima vez vayamos todos de vacaciones! - Al escuchar esto de la boca de su madre Ash grito de felicidad al imaginarselo.

-Y bien ¿Cómo se portaron estas dos mujeres? - El señor Peter miró a Alex y a Mateo mientras nos dejaba de abrazar para ir a buscar algo en unas bolsas.

-Bien, sorprendentemente no hicieron nada malo. - Alex sonrió y se sentó en uno de los sillones.

-Qué bueno, me tranquilizo un poco el que ustedes estuvieran aquí con ellas, tus padres nos han contado todo lo que pasó mientras nosotros no estábamos. - La señora Alice nos acaricio el cabello a mi amiga y a mí mientras nos veía con preocupación.

-Es extraño que la policía no llegara aun cuando ustedes hicieron tantas llamadas. - El señor Peter sacó cuatro pequeños muñecos y nos dio uno a cada uno.

-Gracias. - Dije viendo el obsequio que resultaba ser muy lindo y pequeño.

-Usémoslos como llaveros de amistad. - Ashley nos vio a mis amigos y a mi mientras sacaba las llaves de su mochila que estaba en la entrada.

- ¿Es broma? - Susurró Mateo mientras veía a mi amiga haciendo un desorden por todos lados.

-No, nosotros tres tenemos una pulsera de amistad, como ya eres un miembro oficial usaremos estos muñecos y te conseguiré una pulsera para que tengas lo mismo que nosotros. - Alex ni siquiera bajo la voz cosa que hizo a mi amiga regresar rápidamente.

-Ninguno de nosotros ha usado la pulsera, ¿Verdad? - Ashley nos miró a Alex y a mi cosa que nos hizo negar rápidamente antes de que armara un escándalo.

-Cuando Mateo tenga la suya tendremos que usarla pase lo que pase. - Mi amiga nos miró fijamente a todos.

-Parece que estas muy emocionada. - El padre de Ash acaricio su cabello y miró a Alex e hizo la seña para que viera hacia afuera, todos miramos hacia el lugar en donde él ve��a y observamos las luces de una patrulla acercarse a la casa, esta vez la policía si había llegado.

- ¿Por qué están aquí? - La señora Alice nos miro a los cuatro esperando una respuesta, teníamos que decirle lo que había ocurrido.

Next chapter