Webnovel

101 Culpa

Sasha me ayudo a abrochar los botones de las mangas, su cercanía me hizo pensar que si así fueran todos los días de mi vida yo sería la persona más feliz del mundo. Mi mirada se fijó en su bello rostro, sus ojos, su nariz y ...sus labios. Mi mano estaba en su mejilla, estaba perdiendo el control de mí mismo así que le dije que tenía una mancha, quería detenerme, pero no podía, mi mente no podía controlar a mi cuerpo, le habría besado si un grito no hubiera roto la atmosfera. Detrás de ella estaba un hombre, no era tan alto como yo, tenía el cabello castaño y por alguna razón él me hacía sentir enojado, ella intentó ir con él, pero le detuve, quito mi mano, me pareció que estaba incomoda. Me presento a su "amigo", aunque ella solo sentía una amistad por él la manera en que ese tal Alex la veía era distinta. Me sentí abrumado cuando llegó Mateo, era como si una competencia entre los tres fuera a surgir, estaba confundido así que me despedí de ellos y salí tras de Sasha quien me acompaño.

Realmente no estaba prestando atención a la forma en que me comportaba ni a la manera en que le contestaba porque estaba pensando en si ella había estado con ellos el fin de semana, porque la manera en que su amigo había reaccionado al conocerme era extraña, al igual, cuando dijo que se iría a vivir con ella o algo así.

Sasha se despidió de mí, la forma en que se estaba marchando me decía que yo había hecho algo mal, la detuve y me paré frente a ella quien veía hacia abajo ocultando su rostro. En mi mano cayó una gota, la había hecho llorar, mi corazón se estremeció al saber que yo era el culpable y que todo se debía a mis tonterías. No sabía qué hacer para calmarla, recordé lo que hacía para tranquilizar a mi hermano cuando se sentía mal, la abracé con fuerza, la suficiente como para evitar hacerle daño, quería protegerla y hacerle feliz, quería que ella me sonriera como lo hacía todas esas veces que me veía.

Comprendí lo mal que me había portado con ella que siempre me ayudo, me cuido y se preocupó por mí, me disculpe, pero lo único que obtuve fue que ella llorará como si no hubiera un mañana, así que decidí no hablar más para que se tranquilizara.

-Mira mamá, ese señor hizo llorar a su novia. - Dijo un niño mientras me señalaba.

-Seguramente hizo algo muy malo como para que ella este así. Por eso tu nunca debes tratar mal a una mujer. - Dijo su madre mientras tomaba la mano de su hijo quien solo asentía con la cabeza.

-Sasha…-Dije mientras le acariciaba su hermoso cabello rojo.

Ella ni siquiera se inmuto, pero su llanto estaba cesando lo cual me relajó.

-Sash, te estamos esperando. - Dijo su amiga quien al verla en mis brazos llorando se acercó preocupada.

- ¿Qué paso? ¿Estás bien? - Dijo mientras me la quitaba y la abrazaba, me dirigió una mirada llena de desconfianza y hasta podría jurar que estaba enojada conmigo.

-Déjame ver tu carita. - Su amiga levantó el rostro de Sasha y limpio con las mangas de su blusa sus lágrimas. -No te ves tan mal. Entra antes de que los dos salgan y armen un escándalo aquí. - Acomodo el cabello de ella y la hizo entrar a la biblioteca.

Next chapter