Webnovel

86 Cabaña Parte XI

Mis lagrimas cayeron cada vez más rápido al recordar aquel día, mi corazón dolió con tanta fuerza que sentía como me asfixiaba.

-Está bien Sasha, estamos bien. - Sobó con dulzura mi espalda mientras recargaba su cabeza en la mía.

- ¿Qué pasó cuando saltaste? - Dijo Ash, su voz estaba entrecortada, ella también estaba llorando.

-No mucho, caí sobre el señor, logré derribarlo, pero la navaja quedó atrapada en mi mano, cuando me levante tomé con mi otra mano a Sasha y salimos corriendo hasta llegar a un lugar seguro. Sasha me hizo ir a un hospital, cuando salí de que me curaran la mano vi a su madre correr para abrazarme con lagrimas en los ojos. Ella me dijo que me agradecía el que yo hubiera protegido a su hija. Nunca les dijimos a mis padres lo que realmente pasó, solo les convencí de que me había caído, así justifiqué el que usara vendas por unos meses. -

- ¿Te creyeron? - Levanté la mirada y limpié un poco mi rostro.

-Creo que sí, nunca les mentí, realmente me había caido, solo que omití sobre qué o quien y otras cosas. Si les dijera que luche con un dragón es probable que me creyeran. - Solté una risa y le golpe el hombro.

- ¿Quién era esa persona que les atacó? - Dijo Matt mientras me daba unos pañuelos para limpiarme la nariz.

-No supimos, su madre si investigó, pero al parecer las cámaras del lugar no grabaron nada. Creo que eso fue planeado. - Dijo Alex mientras me acariciaba la mejilla.

- ¿Vieron a ese señor y como iba vestido? - Mateo seguía intentando obtener mas información para encontrar más cosas, parecía un detective.

-Alex no lo vio, yo sí… no es ninguno de los que han estado rondándonos… Recuerdo que usaba un traje con gabardina, llevaba un reloj plateado y una cadena que se atoraba en su pecho con un pequeño dije rojo con un dibujo negro en él. Creo que él sabía quien era yo y me decía que mi familia quería conocerme. - Me quedé pensando si había olvidado algo, pero creo que era todo lo que recordaba.

- ¿Familia? - Ashley me miró y se quedó pensando un rato. -Por lo que veo hay tres opciones que encuentro, la primera es que solo quería robarte y uso eso como pretexto. La segunda es que la familia de tu madre te quisiera llevar… y la tercera es que la familia de tu padre quisiera alejarte de tu madre. -

-Es verdad, eso es muy probable. - Dijo Mateo mientras asentía con la cabeza y cruzaba la pierna. – No descartaremos nada de lo que se ha dicho aquí hasta que encontremos algo que explique esto.

Moví la cabeza y mire por un tiempo la mano de mi amigo, la cicatriz era algo grande... aún se notaba mucho, tome su mano y dibuje con un dedo el contorno de ella.

-No duele. - Dijo en voz baja mientras sonreía. - ¿No nos ibas a contar algo de tu madre? ¿Por qué hablaste de lo que hizo cada uno por ti? -

-Deben ser personas confiables que me demuestren ser fieles y leales a mi amistad. - Mire a mis amigos que estaban completamente confundidos. -Eso fue lo que me dijo mi madre en caso de que yo les fuera a contar nuestros secretos a otras personas. -

-Oh. ¿Así que cumplimos con los requisitos? - Dijo Ashley mientras me sonreía, sus ojos se veían un poco llorosos e hinchados, ella se veía bonita aunque llorara, realmente no quería saber cómo había quedado yo.

-Si, en mi sueño recuerdo que mi madre me dijo eso, además me dijo porque la buscaban esas personas. -

- ¿Por qué la buscan? - Dijo Alex mientras volvía a soltar mi cabello para peinarme de nuevo.

-Me dijo que ella sabía dónde estaba la llave del Gran Jardín pero que no la tenía. Supongo que esa cosa lleva a algo que ellos quieren. -

- ¿Gran Jardín? - Dijo Mateo mientras miraba fijamente a Alex que seguía jugando con mi cabello.

-Si, pero no sé cómo es, ni donde se encuentra. - Suspiré y Ashley me sonrió mientras tomaba mi mano.

-Es hora de irnos. - Me levantó lentamente y subimos a preparar las cosas para irnos, después de todo lo único que habíamos encontrado era el libro.

Next chapter