Webnovel

80 Cabaña Parte V

Pase unos segundos abrazando a mi amigo, esto estaba completamente fuera de mi imaginación ¿qué sé supone que debería hacer?, pasé un tiempo pensando, pero no se me ocurría nada para consolarlo. Intenté pensar en buscar un tema de conversación, pero recordé que me había dicho algo antes de todo esto.

- ¿Dijiste que necesitabas mi ayuda? - Álex se separó lentamente de mí y asintió con la cabeza. - ¿Cómo puedo ayudarte? - Se quedo completamente congelado y después de un rato suspiro mientras me veía a los ojos.

-Cásate conmigo. - Mi respiración se detuvo y mi mente voló hacia el espacio.

-Jajaja ¡Déjate de bromas! -Seguí riéndome e incluso le di un golpe en el brazo, pero ni se inmuto, su mirada estaba decidida y la sonrisa de mi rostro se paralizó. - No estas jugando, ¿verdad? -

-Sé que esto es loco, bueno muy loco, pero te necesito. - Dijo mientras se rascaba la cabeza.

- ¿Para qué? - Pasé la saliva que estaba en mi boca y mis manos comenzaron a sudar sin parar.

-Quiero ir y desmentir su embarazo. - En su rostro podía ver la rabia contenida.

- ¿Para qué desmentirla? - Alex se sentó de nuevo en el escritorio y me mostro su teléfono que tenía en sus bolsillos, tenía miles de llamadas de distintos números en su registro, después abrió la aplicación de sus mensajes y mis ojos casi se quedan ciegos de leer cientos de mensajes donde le insultaban y deseaban cosas completamente locas.

-Les dijo a todos sus amigos y conocidos que le había abandonado, ellos le creen porque siempre es la chica "amable" y "perfecta" que nunca haría nada malo. Incluso yo le creí y caí en sus mentiras, estaba ciego... a mi lado tenia a un lobo disfrazado con piel de oveja. A sus padres no les ha dicho nada, ellos siguen mandándome mensaje diciéndome que debería regresar pronto porque me "extrañan". - Sonrió del lado mientras ponía los ojos en blanco. - Es tan astuta. - Guardó su teléfono y mir�� al techo.

- ¿Y por qué nos estaríamos casando? -

-No nos vamos a casar realmente Sash, solo lo vamos a fingir. - Me miró y soltó una pequeña risa. Al escuchar eso mi cuerpo se relajó.

- ¡Entonces porque...! – Grité recordando el susto que me dio mientras le pegaba.

-Era para agregar algo de dramatismo a la situación. - Dijo mientras se sobaba sus brazos y reía sin parar.

- ¡Eres un tonto! - Dije mientras le miraba con rencor.

-Perdón, eres tan fácil de engañar. Pero en serio quiero regresar y decirle que me he casado, que ella puede hacer lo que quiera con su hijo. - Me miró con seriedad.

-Mmm... no me convence tu plan, es muy simple. Ella merece pagar todo y para eso debemos quitarles la máscara frente a todos sin darle la oportunidad de refutar- Dije mientras ponía mi mano en mi mentón tratando de pensar en un método, y aunque yo no era así esta vez estaba muy enojada.

- ¿Qué sugieres? - Me lanzó una mirada que brillaba con gran interés.

-Tengo una idea... pero necesitamos ayuda de un profesional en este tipo de dramas. - Dije sonriendo al tener en mente a la persona perfecta.

- ¿Ayuda? ¿De quién? - Se levantó del escritorio y se acercó a mí.

- ¡Sasha estas bien! - Mi amiga vino corriendo a la habitación en donde nos encontrábamos sin siquiera haber visto que en su mejilla había un poco de saliva seca.

- ¡Mira la señorita "Quien" ha llegado! - Le guiñé el ojo y caminé hacia mi amiga que estaba confundida para tomarle del brazo y arrastrarla hacia él. -Ella es nuestra actriz principal. - Mis amigos me miraron confundidos y yo solo levanté los hombros ignorando sus dudas.

Next chapter