Webnovel

84 Cabaña Parte IX

Desperté y me estiré con pereza, hasta que me quedé congelada, esta vez mi amiga no estaba a mi lado colgada en mí, me senté rápidamente y la busque con la mirada, pero no había nadie así que me puse mis pantuflas y salí de la habitación, toque la puerta de mis amigos pero no me contestaban así que la abrí, la cama de ellos estaba hecha, era extraño que ellos se despertaran antes que yo... ¿Había dormido mucho? Bajé a el primer piso y hallé a Ashley limpiando, Alex estaba poniendo la mesa y Matt estaba cocinando.

- ¿Qué hacen tan temprano? - Dije mientras caminaba hacia ellos para tomar una escoba y ayudarles.

- Nos despertamos antes para darte una sorpresa, pero nos descubriste. - Dijo Ashley mientras hacia un mohín.

- ¿Por qué? No es mi cumpleaños. - Les sonreí y comencé a limpiar.

-Porque siempre eres tú la que hace todo, queremos regresarte un poco de lo que nos das. - Alex se acercó a mi para intentar quitarme la escoba.

-Sasha... dámelo por las buenas o....-Dijo mientras me daba una mirada de advertencia.

- ¿O qué? - Le saqué la lengua y puse mi mano en mi cadera.

Mi amigo suspiro y se acercó rápidamente para hacerme cosquillas, solté la escoba que cayó al suelo, él lo aprovechó para cargarme en su hombro y me sentó con delicadeza en un sillón de la sala.

-Quédate ahí hasta que terminemos, hoy no harás nada. - Quitó la liga de mi cabello y lo tomó para hacerme un moño, o eso intentó.

- ¿Están practicando su papel de esposos? - Ashley nos miró con una sonrisa.

- ¿Eh? Solo le estoy ayudando a que se vea más bonita. - Dijo tras terminar de peinarme.

-Ahí es cuando le dices "Gracias mi amor" y le das un beso... y no en la mejilla. - Cuando Alex terminó de escuchar eso su rostro comenzó a tornarse de un color rojo intenso.

-Ashley deja de molestarlo. - Dije mientras le daba palmaditas en su mano para que no le hiciera caso.

-Deja de molestar a mi bebé Alex. - Ashley intento remedar lo que había dicho mientras terminaba de sacar la basura. -Siempre lo proteges, por eso sus padres siempre los quisieron casar. -

-Ya está el desayuno servido, siéntense a comer mientras esta caliente. - Matt nos miró mientras nos hacía señas para darnos prisa.

-Vamos. - Alex me ayudo a ponerme de pie y caminamos hacia la mesa para sentarnos.

-Deberían pensar en casarse, hacen una buena pareja, además se llevan muuuy bien. -Ashley continúo comiendo mientras sonreía.

-Somos amigos. - Dijo Alex mientras colocaba un pedazo de pan en mi plato, yo le sonreí para agradecerle.

-Pues no lo parecen... ¿Verdad Matt? - Su sonrisa se hizo más amplia y me miro de reojo.

-Solo son amigos. - Dijo mientras desviaba la mirada y continuaba comiendo.

Yo asentí confirmando lo que había dicho. El resto del desayuno continuo en silencio, era el último día que estaríamos en la cabaña, los padres de Ashley llegarían al día siguiente y queríamos ordenar un poco la casa para que no nos regañaran por ser desordenadas. Cuando terminamos de comer, todos nos levantamos a recoger los platos, pero me mandaron a sentarme, los observé limpiar y sonreí tras ver el esfuerzo que hacían para darme un "descanso".

-Hoy pude recordar por completo el primer sueño donde mi madre me dice algo en mi cumpleaños número ocho. - Dije con tranquilidad y ellos me miraron sorprendidos, se dieron prisa para terminar lo que estaban haciendo y sentarse a mi lado, querían saber que otra pista tendríamos sobre el pasado de mi madre.

Next chapter