Webnovel

78 Cabaña Parte III

Cuando terminé de ordenar las cosas que había llevado en la maleta salí de la habitación dejando a mi amiga dormida en la cama para ir a hacer algo de comer, el primer piso estaba casi a oscuras así que bajé con cuidado las escaleras para evitar repetir el accidente de hace unas horas. Encendí las luces y caminé a la cocina, me hice una coleta, me puse un delantal y me lavé las manos, comencé a picar un poco de verdura y carne para hacer un estofado, la casa estaba en completo silencio, al parecer todos estaban tratando de recuperar las horas de sueño que habíamos perdido. Al finalizar mis platillos puse la mesa para comer en cuanto despertaran, como no tenía que hacer decidí recorrer el resto de la cabaña.

Me quité mi delantal y lo dejé sobre la barra de la cocina, caminé a la pequeña sala de estar que había y comencé a ver los libros que estaban en una pequeña estantería, todos me recordaban las veces en que mi madre nos leía cuentos en las noches a mis amigos y a mí, sonreí con nostalgia. Recorrí un pasillo que estaba al fondo de la primera planta hasta que llegué a un cuarto en donde mi madre solía sentarse a escribir, en este sólo se encontraba un viejo escritorio, una lámpara, un libro sobre unas hojas y una silla que daban hacia una ventana con un paisaje hermoso, se podía ver como el atardecer estaba por sucumbir ante la noche. Tomé asiento y miré por ella esperando que el tiempo pasara, me levanté para abrir la ventana pero estaba trabada, no me di por vencida y seguí intentando hasta que se abrió de manera estrepitosa, lo cual hizo que cayera sentada en el piso regando por el suelo las hojas y el libro, me sobé un poco y me levanté con cuidado, sentí como la fría brisa impactaba contra mi cara a pesar de que era verano, parecía que el clima estaba un poco fuera de sí. Cerré la ventana para comenzar a ordenar el desastre que había causado, me puse de cuclillas y levanté las hojas que estaban en blanco, me hinqué para alcanzar el libro y tomarlo, me levanté y lo puse sobre la mesa, miré el título que decía "Mil primaveras sin ti" la letra P era distinta a las otras, lo cual me extrañó, así que lo levanté para verlo más de cerca, con mi dedo trace la letra, busqué el autor y vi que era mi madre, yo tenía todos los libros de ella en una biblioteca en mi casa pero no recordaba haber visto ese en particular, algo en mi interior me decía que tenía que llevarlo así que lo abrace, levanté la vista y vi algo a través de la ventana que detuvo mi respiración. No muy lejos de la cabaña había una colina, en ella vi como una persona con una capa larga me miraba, al parecer se dio cuenta de que le descubrí así que se fue corriendo, dándome un último vistazo antes de desaparecer entre los árboles del bosque.

-Creo que no debemos estar aquí. - Dijo una voz tras de mí.

Next chapter