Webnovel

179 Aterrizaje

El tiempo se me pasó volando mientras escuchaba música clásica y daba algunos toques finales a mi obra, siento como la cabeza de mi amiga choca en mi hombro, me quito los auriculares y veo si Ash esta bien, pero lo que veo es que ella esta completamente dormida, su cabeza casi toca sus rodillas y Alex esta tomándole fotos mientras evita reírse para despertarla, le hago un gesto para que deje de hacerlo y acomodo lentamente a la bella durmiente en mi hombro para evitar que se lastime.

-Sash... dame de comer....- Susurra entre sueños y no puedo evitar reír un poco.

Guardo los avances que hice en el documento que estaba en mi portátil y acomodo mis cosas en el maletín meticulosamente para no olvidar nada, una vez que me cercioro que todo esta en su lugar respiro y veo como las nubes pasan a mi lado.

- ¡Queridos pasajeros en unos minutos aterrizaremos así que les pedimos que se pongan sus cinturones de seguridad!.- Dice una linda azafata que sonríe amablemente.

Hago lo que dice pero tengo problemas al ajustar el cinturón de Ash que esta completamente perdida en sus sueños.

-¿Necesita ayuda?.- Dice una joven mientras me ayuda casi de inmediato a sujetar el cinturón.

- Muchas gracias.- Dije relajándome en el siento.

-Es un placer, si necesita algo más puede decirme.- Asiento con la cabeza y le sonrió.

-Quizás si necesites que te ayude a despertar a aquel oso que esta invernando.- Dice Alex señalando a mi amiga que seguía soñando.

La azafata ríe tímidamente y se marcha, yo veo a mi amigo quien solo levanta los hombros como si no tuviera nada que ver, le doy una ultima mirada de advertencia, el avión empieza a descender y yo dejo de ver la ventana para después cerrar mis ojos con fuerza hasta que aterrizamos.

Una vez que bajamos del avión mi amiga se cuelga de mi brazo mientras bosteza y camina con pereza.

-¿Cómo puedes tener tanto sueño después de haber tomado dos siestas casi seguidas?.- Alex le mira, se lo que piensa y casi inmediatamente asiente con la cabeza como si confirmara que ella es una clase de oso.

- Espero que tu departamento no este tan lejos porque en cuanto llegue y coma algo volveré a retomar mi sueño.- Dice Ash intentando mantener los ojos abiertos.

Matt y yo reímos de lo que dice hasta que llegamos a la salida de el aeropuerto en donde un hombre parado fuera de un taxi nos saluda en cuanto nos ve.

-Buenas tardes, dejen que les ayude con sus maletas.- Dice el hombre mientras se acerca a mi para cargar mi equipaje, le agradezco y en cuanto todo esta listo nos subimos al auto y nos marchamos.

No pasan más de quince minutos de viaje y llegamos a un edificio enorme, los cuatro nos bajamos y tomamos el equipaje, Mateo le paga al taxista que se va casi inmediatamente no sin antes despedirse.

- Bien, hemos llegado.- Dice Alex que toma la maleta de Ash y la carga, mientras ella le sigue colgándose de la manga de su chamarra.

- Vamos.- Mateo coloca su mano sobre mi espalda y me lleva hacia el interior del edificio.

-Tomamos el ascensor y al llegar al piso 18 llegamos a un pequeño cuadrado en donde esperamos a que Alex coloque la contraseña, una vez que la puerta hace un sonido todos entramos a oscuras y es hasta que él enciende las luces que nos impactamos al ver su "departamento".

- Este lugar es más grande que mi estudio y que mi casa.- Dice Ash caminando hasta los sillones en los que se deja caer.

- Este edificio lo diseñe yo, y como trato le pedí al dueño que me diera un departamento una vez que estuviese listo.- Dice restándole importancia a el lugar que era de dos plantas.

- ¿Tan rico te volviste?.- Dice mi amiga levantando la cara de un almohadón, Alex se ríe y se marcha.

En la parte de arriba hay cuatro habitaciones, la mía es la principal, pueden tomar una cada quien. Hay dos baños completos arriba y uno abajo, si necesitan algo de comer solo llamen al teléfono marcando la tecla 1 y se las traerá, no es necesario salir.

Los tres le miramos asombrados y él se sonroja, se da media vuelta y nos da un breve tour por el lugar.

-¡Rayos Sash, si te hubieses casado con él como querían sus padres todo esto sería tuyo!.- Grita Ash haciendo que Alex y yo nos riamos a carcajadas, Matt me mira de reojo serio.

-Es una vieja broma que siempre hace ella.- Dijo explicándole las cosas y él asiente pero sigue sin sonreír.

Después de haberle echado un vistazo a el lugar los cuatro regresamos a la sala en donde nos sentamos a esperar que la comida llegue, afortunadamente para mi amiga que estaba apunto de comernos la comida llegó, nos sentamos a comer tranquilamente mientras veíamos una película.

Cuando esta termino todos nos sentíamos cansados y con sueño, así que cada quien se dirigió a su habitación a descansar no sin antes desearnos buena noche.

Cuando estuve sola desempaqué mis cosas y me fui a duchar para así poder descansar mejor, me puse mi pijama y me senté en un pequeño escritorio a avanzarle otro poco a mi trabajo, mis ojos comenzaron a arder así que camine a mi bolso y me puse un par de gotas, estaba apunto de guardarlas cuando vi que mi celular se encendía. Lo tomé y vi que tenia varios mensajes de Isabella preguntándome si ya había llegado a casa, le respondí disculpándome por no contestarle inmediatamente, también revise el resto de notificaciones que eran de Louis en donde varios mensajes me preguntaba si estaba bien y que quería hablar conmigo. Caminé hacia la cama y me metí entre las sabanas para después buscar su nombre en mis contactos y llamarle.

Next chapter