Webnovel

63 Ascensor

Después de haber soñado con mi madre, me sentí intrigada en saber la razón de lo que me había dicho la Señora Lilly, tenía muchas cosas que descubrir acerca de mi madre y su pasado que involucraba a aquellas personas que amenazaban mi vida y la de las personas que amaba, tenía que buscar una solución a este problema para poder descansar y seguir mi vida con normalidad.

-Sasha ya llegamos a la empresa.- Dijo mi amiga mientras me movía un poco para despertarme.

-¿Tan rápido?.- Dije mientras estiraba los brazos y piernas para despertar completamente.

-¿Acaso eres una niña pequeña que duerme cuando le llevan en coche? Si esperabas que te llevará en brazos te equivocaste, no soy tan fuerte.- Dijo mientras tomaba un portafolio donde tenia sus bocetos.

-Perdón, me sentí somnolienta y sin darme cuenta me quedé dormida. Soy la peor acompañante en un auto, se supone que no debería dormir mientras tú manejas.- Abrí la puerta del auto y caminé para ponerme a su lado.

-Esta bien, veo que vas mejorando mucho en cuanto a tu miedo, así que no importa si te duermes.-Tomó mi mano y ambas nos dirigimos a la entrada de la empresa, nos acercamos con una joven recepcionista que nos dio unos pases e indicaciones para llegar con el encargado del proyecto en el que mi amiga estaría participando. Una vez que nos alejamos caminando mi amiga me miró y sonrió.

-¿Qué tienes?.- Pregunté con un poco de miedo porque esa sonrisa significaba que haría algo no tan bueno.

-Con estos pases podemos andar por ahí en la empresa sin que nos digan algo, ¿no?.- Su sonrisa se hizo mas grande.

-No, en el pase dice a quien vas a ir a ver, además de que viene la ruta que debes seguir para que no te vayas a otra que no es.- Dije mostrándole el pase que colgaba de mi cuello.

-Oh... pensé que podríamos ir por todos lados.- En su cara se reflejaba la decepción de no poder llevar a cabo su cometido.

Cuando llegamos a la zona de los ascensores vimos que el que debíamos tomar estaba casi lleno, pero aún así logramos hacernos un hueco, todas las personas iban hablando de su día y del trabajo que tenían que hacer. Mi amiga se movía mucho mostrando que ella no soportaba más quedarse callada.

-Sash.- Dijo mi amiga casi susurrándome al oído.

-¿Que pasó Ash?.- Dije mostrando una sonrisa porque ella no soportaba dejar de hablar.

-¿Y si este fin hacemos algo divertido?.- Dijo mientras tomaba mi brazo.

-¿Divertido?¿Cómo qué?.- Dentro de mis pensamientos estaba rezando que no se le ocurriera hacer una fiesta o algo loco porque si no seriamos regañadas por sus padres.

-Vamos a algún lugar de viaje a divertirnos. No has tenido vacaciones en años.- En su rostro se mostraba la felicidad e ilusión que le daba.

-Sabes que no podemos ir solas.-Dije para recordarle lo que había acontecido hace unos días.

-Lo sé...-Guardó silencio para después mirarme con una sonrisa. -Vamos con Alex y Matt a donde siempre íbamos de pequeños, si vamos con ellos estaremos seguras.-

-¡¿Qué?!.- Se escuchó de la parte trasera del elevador, todos los que íbamos en el ascensor guardamos silencio y después de unos segundos todos comenzamos a reírnos, como el lugar estaba completamente lleno no pudimos ver de quien había sido tal grito.

Después de esperar un poco llegamos al piso en el que teníamos que bajar para continuar con nuestro recorrido. Una vez que bajamos del ascensor, caminamos hacia la sala en donde mi amiga entregaría sus bocetos, una joven secretaria nos atendió y nos dijo que esperáramos unos minutos porque su jefe tenia un asunto que resolver.

Next chapter