Webnovel

153 Acompañar Parte II

Fui por una mochila que tenía en una maleta a la habitación de mi amiga y en ella coloque algunos refrigerios y bebidas por si nos daba hambre mientras estábamos en el bosque, estaba por salir de la recámara cuando recordé que solo iríamos ella y yo a un lugar en dónde no había ni una sola persona que nos ayudará si nos metiamos en problemas, retrocedi y busqué en el fondo de mi maleta un par de gas pimienta y una máquina inofensiva que daba pequeñas descargas eléctricas, recé para que no las utilizaramos porque no quería herir a nadie, escuché que fuera de la casa estaba un auto pitando y bajé corriendo con todas las cosas para salir a ver a la hermana de Louis.

- Hola.- Dije extendiéndole una mano para saludarla pero ella la tomo y me jalo hacía ella para abrazarme con mucha alegría.

- Hola, estoy muy feliz de salir contigo. - Una sonrisa se dibujo en mi rostro al sentir la ternura que emanaba ella.

- Yo también estoy muy feliz. - Dije cuando por fin me solto, Isabella entrecerró los ojos e hizo un puchero.

- Estarías más feliz si mi hermano hubiera estado aquí en vez de mi. - Sonrió con picardía y mi rostro enrojeció hasta más no poder, ella al ver mi reacción soltó una carcajada y me dió unos suaves golpecitos en mi brazo. - ¿A dónde vamos?- Me miró con atención mientras abría la puerta de su auto para mí.

- A una cabaña que está en las afueras de la ciudad, tengo que ir a buscar algunas cosas. - Subí al auto, coloque la mochila en la parte trasera y asegure el cinturón de seguridad esperando que el recorrido que nos esperaba fuera tranquilo y que no me hiciera entrar en un estado de ansiedad.

- Louis debió haber venido y tomar está oportunidad.- Dijo al subirse y colocarse el cinturón sin dejar de mirarme con una sonrisa traviesa, pase algo de saliva e intente calmarme. - Pero... el que no esté no significa que no aprovecharé la oportunidad para que nos conozcamos mejor y nos hagamos amigas. -

- Yo creo que nos llevaremos bien.- Sonreí y ella encendió el auto mientras asentía con su cabeza.

Por fortuna ella manejaba mejor que mi amiga, íbamos a una velocidad regular y ella respetaba las señales de tránsito cosa que a Ash no hacía con frecuencia. Durante el camino ambas hablamos de cosas relacionadas con mi trabajo en ZYC y de su sueño por ser parte del consejo directivo de la empresa que manejaba su familia, también hizo uno que otro chiste sobre sus hermanos que me demostraban que su relación era más sólida y estable que las de las demás familias que yo conocía.

Al llegar a la entrada principal de las cabañas observé con cuidado el alrededor buscando algo que pareciera sospechoso pero al parecer todo estaba en orden, lo que me hizo sentir aliviada al saber que no estábamos en peligro.

- ¡Es un lugar hermoso! - Dijo Isabella mientras veía el exterior con atención.

- Lo es.- No pude evitar reír al ver su felicidad, parecía que era una mujer tierna, extremadamente linda pero segura de sí, era franca y directa lo cuál me gustaba porque no andaba con rodeos al momento de expresarse.

- ¿Y que vamos a buscar aquí?- Giró su rostro y me miró con unos hermosos ojos brillantes.

- Recuerdos... Recuerdos de mi madre. - Susurré al ver frente a mi la casa en dónde había pasado muchos momentos felices con mi madre y mis amigos.

Next chapter