5 Capítulo 5

Después de que Miguel Ángel ayudó a Emily a pararse tomaron asiento en un banco que había a su izquierda.

-Estoy bien.- Dijo Emily mientras se limpiaba las rodillas.

-¿Por qué me estás ayudando? no somos amigos.-

-¿Por qué me ayudaste en la escuela? No somos amigos.- Dijo Miguel Angel antes de sonreír.

-Solo quería invitarte a mi casa esta noche a ver series o películas, lo que tú quieras. No sé, es una forma de agradecerte por lo que hiciste en la escuela y por hacer el proyecto de química tú sola.-

-Quién debería agradecerte soy yo.-

-Acepto tus agradecimientos si aceptas venir a mi casa.- Se limitó a decir Miguel Angel.

-¿Vendrás?-

-Sí.- Se limitó a decir mientras rodaba los ojos.

-Entonces nos vemos más tarde.-

Todavía Miguel Ángel no le había dicho a James que llevaría a Emily a casa pero no era de gran relevancia avisarle, suponía él.

Miguel Ángel se despidió de Emily. Entró a la casa y notó que el refrigerador estaba abierto. Él pensó que Jennifer estaba en la casa. Ella era la única que lo dejaba así.

-¡Llegué!- Gritó Miguel Ángel.

Nadie le respondió, al parecer James había salido.

Dejó las bebidas en el refrigerador, se quitó los zapatos y se sentó en el sofá.

Estaba cambiando los canales de la televisión, cuando de un momento a otro escuchó un ruido arriba, o más bien un golpe.

Casi de inmediato se levantó del sofá, tomó unas tijeras que habían al lado de la televisión y subió las escaleras.

Tenía tanto miedo que la piel se le erizaba.

Con las manos temblorosas abrió un poco la puerta de la habitación de donde venía el ruido y encendió el bombillo.

-¡Miguel Ángeeeel! Apaga la luz.- Exclamó Jennifer mientras se cubría con la sabana.

-¡Perdón! ¡perdón!- Respondió seguido de cerrar la puerta.

Tremendo susto le dieron esos 2 sólo por tener sexo.

-El idiota de James al menos debió avisarme.- Susurró Miguel Ángel. Él ni siquiera sabía que Jennifer había llegado, aunque el auto que casi atropella a Emily era muy parecido al de ella.

Se fue a su habitación muy apenado por haberlos visto pero también le daba gracia recordar la sonrisa estúpida que puso James cuando encendió la luz.

Sacó su celular de los bolsillos, lo puso en su mesa de noche y entró al baño.

Se quitó la ropa con rapidez, entró a la ducha y se tomó unos minutos para relajarse.

Después de casi 15 minutos en la ducha, Miguel Ángel tomó la toalla y salió del baño.

-Miguel Ángel ¿Estás ahí?-

-No.- Respondió mientras se subía los pantalones.

-Date prisa idiota. Ya va a empezar la serie.- Escuchó a James decir.

-¡Un momento! -Dijo mientras se ponía una camiseta.

Después que terminó de vestirse, bajó las escaleras y casi inmediato tocaron la puerta.

James y Jennifer pusieron unas caras como si los estuvieran haciendo reir.

-¡Al fin! Voy a conocer a mi cuñada!- Dijo James mientras reía.

-Ja, ja, ja, chistoso, comediante.- Dijo Miguel Ángel mientras reía sarcásticamente.

Seguían haciendo caras y balbuceando cosas en voz baja.

Miguel Ángel les hizo una seña con su dedo indicando que se callaran y abrió la puerta.

-Hola. ¿Te gustan las palomitas?- Dijo Emily con una sonrisa mientras le mostraba una bolsa de palomitas.

...

Después de casi 20 minutos viendo los episodios estreno de Game of thrones, Miguel Ángel y Emily cruzaron miradas.

Estaban cada uno a los extremos de James y Jennifer, quienes estaban acurrucados viendo la televisión.

Cuando terminaron de ver los episodios Miguel Ángel subió al baño. Dijo que se estaba orinando desde que empezó la serie.

Regresó casi de inmediato y acompañó a Emily hasta su casa. Eran casi las 1 de la madrugada. Emily intentó despedirse con un abrazo pero Miguel Ángel sólo estrechó su mano. Se puso nervioso por alguna razón.

Miguel Ángel regresó a su casa. Fue casi de inmediato a su habitación y se lanzó a la cama. No paraba de lamentarse el no haber abrazado a Emily cuando pudo.

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click www.webnovel.com/book/ac%C3%B3nito-azul_19276271606018405/cap%C3%ADtulo-5_51744508462814765 for visiting.

-Soy un estúpido.- Susurró mientras se quedaba dormido.

-¿Te gustan las palomitas mi amor?- Dijo Emily mientras se lanzaba hacia él.

-¡Sí! También me gustas tú.- Le susurró Miguel Ángel mientras se acercaba a su boca.

-¡Baja a desayunar baby!- Dijo Emily antes de estar apunto de besarlo.

-¡Espera!-

La echa atrás.

-¿A desayunar?-

-¡Miguel Ángel! Baja a desayunar!-

Una vez más la voz de James sacó del sueño a Miguel Ángel.

...

Miguel Ángel estaba pensativo revolviendo su puré de papas.

-¡Día Libre! Amo los días libre.- Dijo el padre de Miguel Ángel muy alegre mientras entraba a la casa con ropa deportiva y tomaba una manzana de la mesa.

-Buenos días papá.- Dijo Miguel Ángel.

-Buenos días hijo.-

El padre de Miguel Ángel era un señor alto, cuerpo atlético, tez morena, pelo negro crespo y con los mismos ojos de James.

-¿Quieres ir a nadar conmigo hoy?-

-No todos tenemos el día libre papá.- Dijo Miguel Ángel mientras colocaba su plato en el fregadero y se iba a su habitación.

Miguel Ángel se duchó y se vistió con rapidez. Sacó el auto de la cochera y cuando estaba apunto de irse vio a su padre hablando con la señora Marshall. La madre de Emily. Eran vecinos así que él pensó que tal vez sólo hablaban del césped o algo así.

...

Emily era la organizadora del baile de graduación. Así que llegó a su casa bastante cansada de la escuela.

-¿Llegaste Hija?- Dice la madre de Emily viéndola cruzar la puerta.

-¡No! Sigo en la escuela mamá.- Dijo Emily en tono de broma con un poco de sarcasmo.

-ja, ja, ja. Señorita sarcástica.- Dijo mientras reía.

-Toma una ducha y ponte algo lindo. Iremos a cenar en la casa de los Cumberbatch.- Dijo Melissa mientras ponía rubor en sus mejillas.

-¡¿Qué?! ¡¿Por qué?!- Dijo Emily sobresaltada.

-El señor Cumberbatch y yo creímos que era buena manera de darle la bienvenida a su hijo.

-No voy a ir mamá. Lo siento.- Dijo Emily mientras mordía un trozo de pan.

-Vas a ir. Harás esto por mí.- Dijo Melissa cariñosamente.

Emily asintió sin tener ninguna otra opción.

-Además antes te gustaba ir mucho.- Dijo la madre.

-Al menos antes me recordaba.- Musitó Emily.

...

Melissa y Emily Marshall estaban en la puerta de los Cumberbatch esperando que les abrieran y Emily sólo pensaba en volver a casa, pero claro, ella no podía hacerle eso a su madre.

Cenaron y tomaron algunas copas de vino.

-Necesito ir al baño.- Dijo Emily mientras se paraba de la mesa.

En realidad ella sólo quería escapar un rato de esas conversaciones.

-Yo te llevo.- Dijo Miguel Ángel cautelosamente mientras se levantaba.

-¡No! Descuida.- Dijo Emily con voz temblorosa.

-No voy a secuestrarte o algo así, tranquila.- Le susurró en tono de broma.

Casi de inmediato Emily miró a su madre para ver si los habían visto susurrando, pero al parecer estaban muy ocupados hablando de negocios y James conversando con Jennifer.

Luego de que Emily se tomó casi 2 minutos mirándose en el espejo del baño notó por el espejo que Miguel Ángel estaba entrando al lugar.

Ella quiso disimular lo nerviosa que estaba por estar con él a solas.

Él se le acercó al oído mientras ella aún seguía de espaldas y le dijo:

-¿Recuerdas lo de no secuestrarte? Cambié de opinión.-

Miguel Ángel estaba tan cerca de ella que podía sentir su caliente respiración. Emily se puso de frente con rapidez para evitar que él hiciera alguna estupidez.

Sus bocas estaban tan cerca, que Emily sólo podía pensar en entrelazar sus labios color salmón con los de Miguel Ángel.

Esta chica me gusta demasiado pero no puedo dejar que se entere. Pensó Miguel Ángel mirándola directo a los ojos.

Miguel Ángel no paraba de mirarle los labios y los ojos, como si estuviera muriendo por besarla y algo lo estaba deteniendo.

Se acercó un poco más. Emily ya no podía echar más para atrás. Tenía una mano sujetándose del lavabo mientras la otra apartaba a Miguel Ángel de ella.

Emily se dejó guiar de sus instintos y quitó la mano que los separaba. Colocó la mano en la parte trasera del cuello de Miguel Ángel y estando apunto de entrelazar sus labios el señor Cumberbatch llamó a la puerta.

-¿Emily? Está todo bien ahí.-

-Sí señor.- Bajo enseguida. Respondió Emily sintiendo alivio al saber que el señor cumberbatch no sabía que Miguel Ángel estaba en el baño con ella.

Estaban apunto de salir del baño cuando de repente Miguel Ángel se detuvo y dijo con la respiración acelerada.

-¿Al menos me das tu número?- Emily saca un bolígrafo de su cartera y le escribe el número en la mano.

Ellos bajaron y sólo James prestaba atención. Miraba a Miguel Ángel acomodándose la chaqueta y ya se imaginaba que había pasado algo entre ellos.

Las familias se despidieron y los cumberbatch subieron cada uno a su habitación.

Miguel Ángel estaba un poco cansado así que se durmió casi de inmediato.

Se despertó sin aire y tenía el corazón acelerado. Claramente había tenido una pesadilla.

Eran las 3:17 de la madrugada y Miguel Ángel ya no podía dormir más.

Encendió su celular y se puso a revisar sus redes sociales. Estaba viendo publicaciones en Facebook cuando le apareció el perfil de una chica llamada "Emily María García" en personas que quizás conozca. Casi de inmediato se acordó de que tenía el número de Emily Marshall y le envió un mensaje.

Hola

Leído a las 3:27 AM

¡Hey!

Leído a las 3:27 AM

¿Qué haces despierta?

Entregado a las 3:31 AM

●●●●●

Hoy

Buenos días. Me quedé

dormida, lo siento.

Enviado a las 7:02 AM

Next chapter