14 Capítulo 14

La fiesta de Emily estaba saliendo de lo mejor, todo salió como lo preparó Melissa.

Aún divirtiéndose, Emily y Miguel Ángel no podían dejar de pensar que todo estaba muy tranquilo y eso les preocupaba. Era muy bueno para ser cierto.

-¿Sabías que hoy era mi cumpleaños?- Preguntó Emily a Miguel Ángel mientras él se acercaba con un vaso plastico de color rojo en la mano.

-Sí, tu madre me lo dijo hace unos días.- Respondió Miguel Ángel mientras se quedaba mirando fijamente a Emily.

-¿Por qué me miras así?- Preguntó Emily cautelosamente.

-Te ves feliz, me gusta eso.- Se limitó a decir Miguel Ángel.

La electricidad se cortó mientras Miguel Ángel y Emily hablaban. Ella lo sujeta con fuerza y empezó a mirar a todos los lados. Después de varios minutos volvió la electricidad, encienden las bocinas nuevamente y la fiesta sigue. Habían muchas personas, Jennifer había invitado a un grupo más grande luego de qué llegué.

media hora despúes de bailar algunas canciones, beber y divertirse en la fiesta, Emily decidió salir a tomar un poco de aire.

Salió al jardín y ahí estaba Nate, Emily no sabía que él hacía ahí pero pudo notar en su rostro que no venía por una cerveza. Estaba molesto y al parecer borracho.

-¿Por qué no me invitaste a la fiesta?- Balbucea Nate.

-Era una fiesta sorpresa, no sabía nada.-

-Aún te extraño Emily.- Dijo Nate.

-Lo siento Nate, me tengo que ir.-

-No te vayas, quédate conmigo.- Dijo Nate mientras la sujetaba por un brazo e intentaba besarla.

Find authorized novels in Webnovel, faster updates, better experience, Please click www.webnovel.com/book/ac%C3%B3nito-azul_19276271606018405/cap%C3%ADtulo-14_51744651807350701 for visiting.

-Suéltame, me tengo que ir.- Dijo Emily mientras se liberaba de Nate.

A Emily le daba tristeza ver a Nate así, pero ella sentía que él se lo merecía por ser un idiota así que sólo se volteó y entró a la casa.

...

Aún entre el ruido Emily escuchó algo extraño en el piso de arriba, subió con cautela y quedó paralizada al ver que salía sangre por debajo de su puerta. Se acercó a ella y vió una pequeña nota que estaba pegada ahí. -Feliz cumpleaños, espero que te guste.- Leyó.

Emily abrió la puerta con brusquedad y vió el cuerpo inmovil de su madre sobre la cama. Soltó un grito casi de inmediato, empezó a sollozar con vehemencia, como si se estuvieran quebrando sus huesos.

Los organos de su madre yacían fuera del cuerpo, la sangre rodeaba toda la habitación. Emily miró la pared y leyó un texto que al parecer había sido escrito con sangre que decía: -Ahora le toca a él.- De un momento a otro la puerta se cerró con rapidez, Emily se voltea casi de inmediato y ve a la persona con vestimenta negra posada frente a ella. -MALDITO.- Exclama Emily antes de atacarlo y empezar a golpearlo desenfrenadamente. Él la empuja con brusquedad, ella cae al piso y se golpea con un banco de madera que había en su habitación. La persona con vestimenta negra saca un encendedor de su abrigo, lo enciende y lo lanza sobre el cuerpo de la señora Marshall, este se prende en fuego casi de inmediato, el fuego se propaga con rapidez por toda la habitación y los dibujos de Emily empiezan a quemarse. Ella intenta pasarse trastabillando del piso cuando la persona con vestimenta negra sale y cierra la puerta de la habitación antes de que Emily pueda pararse. Ella logra ponerse sobre sus pies e intenta salir. Al parecer la puerta había sido cerrada desde afuera. Emily empieza a pedir ayuda, pero sus gritos de auxilios son inutiles con la música tan alta.

...

Miguel Ángel salió a buscar a Emily, no la vió afuera así que decidió buscarla adentro de la casa, cuando se volteó para entrar, vió un resplandeciente fuego que salía por la ventana de la habitación de Emily, salió corriendo hacía la habitaciñon, cochó con algunas personas de la fiesta, estas se estremecieron, la musica se detuvo y empezaron a escucharse los gritos de Emily a distancia.

-AYUDA.- Gritaba Emily mientras golpeaba la puerta.

-YA ESTOY AQUÍ EMILY.- Miguel Ángel empieza a golpear la puerta con su hombro con el proposito de romperarla. Alguna personas están estas desesperadas al lado de Miguel Ángel, otras están abajo murmurando sin entender que pasa y otras se habían ido.

-Miguel Ángel toma, son las llaves que estaban en la sala, intenta abrir la puerta.- Dijo James después de subir con rapidez las escaleras.

Miguel Ángel empezó a probar las llaves y la tercera en probar abrió la puerta. Emily cayó en su brazos de inmediato y el la sacó de ahí mientras la habitación aldía en llamas.

Emily aún con la mirada borrosa y llorosa miró desde lejos todos los dibujos que estaban pegados a la pared quemados. Ella comenzó a recordar cuando los dibujaba con su padre. Brotaban lágrimas de sus ojos sin voluntad propia.

Miguel Ángel quién estaba detrás de ella vió las cosas quemadas y su cara se entristeció de inmediato.

-Fue Nate.- Susurró Emily.

-¿Qué?-

-Fue Nate, él hizo esto. Siempre odió a mi madre porque no me permitía estar con él y también el sabía lo que significaban estos dibujos para mí.-

-¿Nate Brown estaba aquí?- Preguntó Miguel Ángel.

-Sí, estaba borracho y quiso besarme pero se fue. Tenemos que hacer algo rápido.- Dijo Emily molesta mientras apretaba su puño.

-Actuaremos en el baile de graduación por nosotros mismo, no hay pruebas, es posible que la policia no resuelva nada.- Dijo Miguel Ángel.

-James, por favor dile a todos que se vayan.- Dijo Miguel Ángel. James asintió con la mirada humedecida. Le entristecía ver a Emily sufriendo.

Los policias llegaron y de inmediato rodearon la casa. Emily no paraba de mirar a su habitación, ver los dibujos de su padre quemados en serio la tenía destruída. Ella se pegó a la pared para ver un trozo de un dibujo que había quedado, se podía ver un poco lo que estaba dibujado. Era un padre León protegiendo a su cachorro.

Cada vez que veas este dibujo recuerda que te estoy protegiendo.

-Papá, pero ese es un león. ¿Tú eres un león?- Preguntó Emily curiosamente.

-Sí, y tú eres mi pequeño cachorro. -Dijo el padre de Emily mientras le hacía cosquillas y la abrazaba.

Emily tuvo un recuerdo de su padre y sin más no poder rompió en llanto. Lloraba como si hubiera estado aguantando las lágrimas por mucho tiempo.

Emily miró sobre su hombro y vio unos lentes de Natación. Ella no tenía más dudas, esa era la confirmación de que Nate había estado en su habitación.

Next chapter